Secciones
Contaminación

Crece el temor de los vecinos expuestos al humo constante en el Volcadero

Muchos de los habitantes del lugar padecen afecciones crónicas por los efectos de la contaminación generada por la quema de basura.

Lunes 20 de Abril de 2020

Vecinos de la zona del Volcadero de Paraná volvieron a manifestar su preocupación por la contaminación que provoca la quema de basura en el lugar, sobre todo considerando que muchos de los habitantes de los barrios San Martín, Antártida Argentina, Balbi, Barranquitas, La Floresta y otros que se ubican en las inmediaciones, sufren problemas respiratorios crónicos por estar constantemente expuestos al humo. Las afecciones se agudizan con la llegada de los días más fríos, y a esta inquietud se suma el riesgo que significa para estas personas un posible contagio del coronavirus, y piden que se tomen medidas urgentes para paliar la situación.

Ante la falta de acciones de saneamiento, el aire se torna irrespirable en estos días, en los que la escasez de lluvias agudizan el problema. El padre Ricardo López, a cargo de la parroquia Guadalupe, recordó que hace ya casi dos años hicieron una presentación a la Justicia exigiendo que el Estado municipal cumpliera con un fallo que tiene sentencia firme y que dictamina el tratamiento de residuos. Sobre este punto, lamentó: “Estamos igual que antes con el tema del Volcadero. Hace un mes atrás nos volvimos a juntar todos los vecinos para reclamar nuevamente a la Municipalidad que haga algo”.

“Ahora hay una nueva gestión y quienes están en la Secretaría de Medio Ambiente han trabajado acá previamente con las comisiones vecinales, y conocen bien cómo es la situación. Los invitamos y vinieron, pero hasta ahora no hay mayores respuestas”, indicó.

Se estima que más del 25% de las consultas en el centro de salud del barrio son por enfermedades respiratorias. Sobre este punto, el sacerdote sostuvo: “El humo es terrible. Ya hay muchísimas personas con problemas respiratorios crónicos, porque desde que eran niños están expuestas al humo, con cuadros de asma, alergias y otras afecciones recurrentes vinculadas a esta contaminación que genera la quema de basura. Incluso hay mucha gente que ha muerto por eso”.

A su vez, refirió que el problema del humo “no es solo de quienes viven ahí, sino de toda la sociedad, ya que aunque no llegue al centro la contaminación queda en la atmósfera”.

López manifestó que en la zona las quemas se efectúan para poder reducir todo lo que sea plástico y sacar el metal, que tiene valor de comercialización. Pero además, el humo se produce por la autocombustión que se genera en el lugar. “Se acumulan alrededor de 300 toneladas de basura por día. Entonces eso provoca una combustión natural y se quema. El jueves, que sopló mucho viento, fue tremendo. Estuve en el Volcadero y solo se veía como un muro de humo, alimentado por el viento. Son muchas capas de basura y eso va corriendo por abajo, las capas inferiores van emanando gases y hace que sea imparable el fuego”, afirmó.

También mencionó que en el barrio Mosconi Viejo hay otro pequeño basural a cielo abierto que provoca el mismo tipo de inconvenientes.

Acciones

El padre Ricardo López sostuvo que en este tiempo de aislamiento social preventivo obligatorio, desde la parroquia Guadalupe y la fundación Puentes, que realiza diversas acciones para mejorar la calidad de vida de los vecinos del barrios San Martín y las zonas aledañas, implementaron una serie de medidas para que el trabajo del cirujeo en el Volcadero sea más limitado, considerando el riesgo al que están expuestos quienes viven en el lugar si entran en contacto con el virus Covid-19. “Ahora hay menos gente en el Volcadero, ya que con esto del coronavirus hemos logrado que tengan un poco más de conciencia sobre el tema, y a la par hemos abierto otros comedores más para que puedan tener otros recursos y no necesariamente tengan que ganarse el pan buscando entre la basura”, explicó (Ver recuadro), y mencionó que pidieron al municipio y a la provincia kits de limpieza para distribuir entre los vecinos.

Respecto de la posibilidad de que en algún momento se realice finalmente una obra de infraestructura para la disposición final de los residuos, el sacerdote evaluó: “Lo que notamos es que falta la decisión política de ver qué van a hacer con la situación social, porque no es solo el tema de la basura. Tiene que haber también una decisión política de abrir más plantas de reciclado, y conseguir primero que funcione bien la que tenemos”.

“Nosotros hemos presentado varias propuestas: primero explicamos que tiene que haber un control de los camiones y del ingreso al Volcadero; y que así como está, el Volcadero sea perimetrado. De ese modo se puede controlar que no haya niños en el lugar; ver quiénes ingresan y quiénes salen; y también que no entren los residuos patológicos, porque para eso los camiones tienen que estar identificados; además de exigir la separación en origen”, concluyó.

volcadero4.jpg
Vecinos de la zona del Volcadero de Paraná volvieron a manifestar su preocupación por la contaminación que provoca la quema de basura en el lugar

Vecinos de la zona del Volcadero de Paraná volvieron a manifestar su preocupación por la contaminación que provoca la quema de basura en el lugar

Gente con asma y EPOC es más vulnerable ante el coronavirus

La Organización Mundial de la Salud (OMS) advierte que en algunos pacientes el Covid-19 puede tener mayores consecuencias que en otros. Entre la población de mayor riesgo, los ancianos y quienes padecen ciertas enfermedades, entre las que se incluyen las afecciones pulmonares como el asma o la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), integran la población más vulnerable.

En este marco, preocupa notablemente que muchos de los vecinos que viven en la zona del Volcadero padezcan problemas respiratorios crónicos por la quema de distintos materiales que producen gases tóxicos.

Al respecto, en una oportunidad el médico neumonólogo Luis Larrateguy señaló: “Cuando se habla de los humos que se producen en los volcaderos a cielo abierto, debemos advertir que la mayoría de esas emanaciones tienen miles de sustancias tóxicas que tarde o temprano producen enfermedades respiratorias”.

Entregan más viandas y necesitan donaciones

En la parroquia Nuestra Señora de Guadalupe -que funciona en República de Siria 494, en Paraná- desde hace casi 17 años preparan un plato de comida para que los más necesitados no pasen hambre, y lo entregan a diario, de lunes a viernes.

Hasta hace un tiempo se hacían unas 180 porciones. Según contó a UNO el padre Ricardo López, en estas últimas semanas aumentaron el número de viandas para afrontar la crisis que genera la cuarentena en muchos de los vecinos que no pueden salir a proveerse su sustento: “Ahora son más de 250 viandas por día las que entregamos, y sumamos 150 más en el barrio San Martín, porque hay muchas ONG que no están yendo al barrio por el tema del coronavirus. Entonces, junto a la comisión vecinal del barrio San Martín acordamos que ellos buscan los voluntarios para cocinar y nosotros les entregamos los alimentos que se necesitan para elaborar un menú”.

No obstante, aclaró que necesitan donaciones para poder garantizar el alimento a cada persona, y en este tiempo abrieron una cuenta en el Banco Entre Ríos para recibir ayuda sin que la gente tenga que trasladarse de su casa. El CBU es 3860014005000046005914 (o alias TANGO.CIPRES.RAMO). Al realizar una transferencia, hay que avisar al número de celular 0343-154193076. “Hemos lanzado esta campaña la semana pasada pidiendo colaboración, porque había personas que acercaban a lo mejor 10 paquetes de fideos, o tomate, arroz o lo que sea, y ya no lo hace por la cuarentena. Disponemos de este CBU y de Mercadopago para que la gente pueda hacer alguna donación sin moverse de su casa, de 200, 300 pesos, o lo que sea viene bien”, subrayó.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario