violencia de género #25N

Cómo abordar posibles casos de violencia de género

En el transcurso del año se abrieron más de cinco mil expedientes por violencia de género en la provincia. Cómo intervenir y denunciar estos casos.

Jueves 24 de Noviembre de 2022

De acuerdo al Registro Judicial de Causas y Antecedentes de Violencia (REJUCAV), en lo que va del 2022 se abrieron un total de 5.348 expedientes por violencia contra la mujer en Entre Ríos. Dentro del Poder Judicial de la provincia, existe un protocolo para denunciar e intervenir en estas situaciones.

Según la Ley 26.485 de Protección Integral de las Mujeres, existen seis tipos de violencia: física, psicológica, sexual, económica y patrimonial, simbólica y política. Éstas se pueden ejercer en el contexto doméstico, institucional, laboral, obstétrica, mediática, pública, política y contra la libertad reproductiva. Por cualquiera de estas situaciones pueden denunciarse a través de la Oficina de Violencia de Género, donde existe un protocolo de actuación judicial, abarcadas por las Leyes provinciales 9.198 y 10.058 (que adhiere a la Ley Nacional).

Florencia Rojo es abogada feminista (Matrícula N° 10.260), divulgadora especializada en derechos humanos y trabaja en el departamento Colón hace más de seis años con víctimas de violencia de género. A pesar del gran avance en materia legal, el sistema contiene muchas falencias que afectan a las mujeres. "Cada vez estoy más convencida que la vida de las mujeres no interesa, no es cierto que esta problemática esté en agenda porque el sistema podría funcionar muy bien, pero nos encontramos con lo judicial y policial, que son de los espacios más patriarcales", indicó la letrada.

Para asistir y acompañar a una persona que se presume es víctima de violencia de género o se confirma que lo es, el primer paso es la escucha activa. "Hay que preguntar qué quiere hacer, cómo podemos ayudar o qué podemos hacer por ella. Poner a la mujer en el lugar de toma de decisión es un primer paso para que esa persona vuelva a rehacerse y tomar decisiones ya que la violencia de género despersonaliza".

LEER MÁS: 25N: En octubre un femicidio cada 24 horas

Qué hacer ante una situación de violencia

El siguiente paso consiste en proponer realizar la denuncia para activar mecanismos al margen de lo judicial: "Se activa el municipio y las ayudas económicas para una asistencia real. Sin esa activación de la denuncia, las herramientas son menos, pero que la persona decida es fundamental", acotó Rojo. No obstante, la abogada aclaró que, en caso de riesgo de vida, la denuncia puede ser realizada por cualquier persona y, en el transcurso, la víctima puede decidir como proseguir.

Florencia acotó que no es raro que, tras una denuncia, las víctimas retornen con su agresor. "Es un círculo vicioso donde muchas veces la mujer depende económicamente de ese violento y es difícil reinsertarse", explicó.

MARCHA 25N 3.jpg

Además, para acompañar a una mujer que atraviesa una situación de violencia, es fundamental no actuar en solitario sino apoyarse en una institución, que se respeten los tiempos y decisiones de la persona que atraviesa la situación de violencia, dar a conocer los recursos existentes y mantener el espacio de escucha respetuosa e informada, pero que no reemplaza a los centros de especialización.

Para recibir asesoramiento legal o acompañamiento psicológico se puede llamar a la línea del Centro Nacional de Asistencia a las Víctimas de Delitos del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos (149) las 24 horas del día, los 365 días del año y para recibir información, orientación, asesoramiento y contención para mujeres en situación de violencia de género, se puede llamar al 144.

Cómo denunciar

Para realizar una denuncia (propia o en nombre de una víctima de violencia de género) se debe ingresar a jusentrerios.gov.ar/ovg/ y en la pestaña destacada “ Denuncias ” se accede a un formulario donde se completan los datos. Rojo calificó a esta alternativa como una instancia donde "la mujer puede escribir los hechos desde su propia experiencia y, cuando llega a la Fiscalía o juzgado, se lee su vivencia y no hay filtro de la policía".

La letrada indicó que existen deficiencias desde las fuerzas policiales: "muchas veces no quieren dar una copia de la radicación de denuncia, se les ríen o las hacen esperar horas". Por este motivo, el formulario es una alternativa segura porque no existen intermediarios y, además, el formulario emite una copia automática, algo necesario al momento de iniciar un procedimiento legal por violencia.

En caso que la mujer no desee o no considere que es momento de denunciar, se deben poner a disposición los diferentes derechos y las leyes que la protegen, así como los recursos públicos y comunitarios que pueden asistirle cuando decida dar este paso. Cuando se inicie esta etapa, se debe informar el recorrido que realizan las denuncias que pueden ser en el marco civil o penal, dependiendo de los hechos.

Finalizado este procedimiento, la OVG debe proceder a intervenir y determinar la situación de riesgo de las víctimas de violencia de riesgo a partir de entrevistas y del trabajo interdisciplinario de varios profesionales. Según los resultados, se puede determinar la remoción del agresor de la vivienda, imponer medidas restrictivas y disponer un seguimiento.

Por otro lado, para frenar situaciones de acoso y violencia en distintos ámbitos, es fundamental reclamar por capacitaciones constantes en materia de género, pero Rojas destacó que hace falta la Educación Sexual Integral (ESI) en la vida diaria y todos los espacios. "Los derechos son de todas las personas, no de los abogados, legisladores y jeces. Deberíamos conocerlos y saber cómo ejercerlos. Es el ABC para cambiar la realidad y empezaríamos a ver la luz en lo que hoy es un panorama bastante oscuro".

LEER MÁS: Conmemoran el 25N con radio abierta y más actividades

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario