Secciones
Educación

Aunque arrecien las heladas, en escuelas rurales no se falta

Las escuelas rurales que están trabajando de modo presencial se adaptan para que el frío no afecte el aprendizaje. Aun con las heladas, los chicos van a clases

Martes 29 de Junio de 2021

La ola polar se siente con fuerza en la provincia. Con una temperatura mínima anunciada por el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) de -1° y una sensación térmica de casi -3°, ayer las heladas cubrieron de blanco los espacios al aire libre en la región.

Según el organismo, fue “el día más frío del año”, y en los ámbitos rurales caló hondo, sin la protección ante el viento que muchas veces brindan las edificaciones de las zonas urbanas. Pero así y todo, con el pasto escarchado, muchos alumnos de las escuelas de campo asistieron a clases presenciales.

Dorys Moretti es la directora de la escuela Primaria N° 17 Gregoria Pérez, situada en el Distrito Chañar, a 25 kilómetros de San José de Feliciano, y contó a UNO cómo es la dinámica escolar en esta gélida etapa del año: “En esta época de invierno, en las escuelas rurales generalmente cambiamos de horario de clases y vamos más tarde. Cuando había comedor, que ahora en tiempos de pandemia se reemplazó por los módulos, se daba clases acá de 10 a 14. Pero ahora la mayoría estamos de 12 a 16”.

Escuela de Campo N° 63.jpg
Aunque arrecien las heladas, en escuelas rurales no se falta

Aunque arrecien las heladas, en escuelas rurales no se falta

Postergar el horario de ingreso les evita toparse con el manto blanco de la helada, mojarse los pies y andar con el cuerpo entumecido por el frío, que logra colarse entre los abrigos. Con una marcada vocación y en un contexto en que la conectividad no siempre llega a todos los hogares, las puertas de muchas escuelas de campo siguen abiertas. “Nosotros estamos dando clases. Muchas escuelas en otros lados lo están haciendo en forma virtual, pero nuestra zona no tiene buena conexión y esto nos dificulta dar clases virtuales”, manifestó Moretti, y agregó: “Estamos yendo a las escuela, damos clases presenciales y explicamos. A la vez, tenemos mucho respeto por los papás que nos dicen que hoy su hijo no va porque hace mucho frío, y se le manda actividades impresas. Por ahí los padres vienen a caballo a buscar las tareas que les mandamos y los alumnos vuelven a la escuela el día que están mejor, que no hace tanto frío”.

Algunos estudiantes recorren cierta distancia para llegar, y al respecto, comentó: “Por las distancias que tenemos, algunos alumnos vienen a la escuela en moto, otros a caballo, otros caminando. A algunos los traen los papás en camioneta. Por ahí cuando hace frío avisan que van a llegar más tarde, nos quedamos atentos y los esperamos”.

Con voz pausada y mucha ternura, Moretti señaló que la escuela está muy arreglada y cuidada, y cumplen con todos los protocolos, en los que se incluye dejar correr el aire en los espacios cerrados para que se mantengan ventilados, y destacó: “Los chicos son muy responsables. Los miro y los admiro, porque están con su tapaboca, se lavan las manos, se ponen alcohol en gel, sanitizan su banco. En mi escuela tenemos una cocinera, pero no contamos con personal de limpieza, así que los docentes, que somos dos nada más, y en nivel Inicial es itinerante y va algunas jornadas a la semana, nos cuidamos mucho del Covid y del frío”.

A la escuela N° 65 San Lorenzo, ubicada en Distrito Quebracho, en la zona de Viale, concurren 11 niños entre el nivel inicial y el Primario, y en estos días hubo asistencia perfecta, a pesar de la escarcha y la sensación térmica bajo cero. Stella Yedro, su directora, mencionó a UNO que en estos días de invierno se prenden las estufas en el aula, y tratan de no andar afuera.

“Son grados reducidos y con pocos chicos, así que hacemos los momentos de recreación en ugares cerrados, que pueden ser una sala de juego que hay o algo parecido, y cuando el sol calienta un poco, salimos afuera”, refirió, y sostuvo: “El frío se siente un poco más en el campo”.

Como los alumnos son todos de la zona, los llevan los papás en vehículos, excepto los días de lluvia, en los que no se puede entrar por el estado en el que queda el camino, y la virtualidad es la alternativa para no perder clases, aunque no a todas las zonas llega bien Internet, según indicó.

Marcia Fabricius es la directora de la escuela Primaria N° 63 Yapeyú, que está entre Tabossi y Paso de la Arena, en cercanías a Viale. Actualmente son 33 los estudiantes que componen la matrícula. Algunos toman clases de manera virtual por cuestiones de salud o familiares, y el resto se reparte en dos burbujas, que se alternan por semana para ir de manera presencial.

Un transporte los lleva y los trae, así que la asistencia generalmente está completa, cumpliendo en los protocolos tanto en el traslado como en la institución. En estos días de temperaturas más bajas se abrigan el doble, ya que respetan mantener el aula, que es bastante amplia, ventilada todo el tiempo. Al respecto, subrayó: “El horario que hacemos es de 12 a 16. Nosotros tenemos estufa, lo que pasa es que sí o sí debemos tener las ventanas abiertas y los chicos van bien abrigados”.

En algunos lugares ayer hubo sol y esto aminoró un poco el impacto del frío, o por lo menos generó la ilusión de calidez en la jornada. Fabricius destacó que eso ayudó a sentirse más confortable: “Estos días se sufre mucho el frío en el campo. La helada es tremenda”, manifestó.

Acto seguido, hizo alusión a la sacrificada labor de la gente de campo, y expresó: “La mayoría de los chicos de nuestra escuela son hijos de tamberos, que a las 3 de la mañana ya están trabajando”.

Por último, al igual que Yedro, señaló que a pesar de las condiciones climáticas que se sienten con más fuerza en el campo, prefiere trabajar en una escuela rural: “Me gusta la forma de vida de las familias en el campo, los valores que tienen los chicos, el acompañamiento de los padres para ayudar a sus hijos y a la escuela. A veces esto se pierde en la ciudad, por el trajín de todos los días, porque la vida es diferente”, concluyó.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario