Tránsito en Paraná
Sábado 08 de Diciembre de 2018

Proponen edificios con más cocheras, balcones y construcciones sustentables

El Concejo debe tratar el proyecto del nuevo Código de Edificación que la comisión asesora elevó al Ejecutivo municipal hace una semana

Las expansión de las ciudades, con dinámicas y paradigmas que van cambiando y adaptándose a las necesidades y las demandas de sus habitantes, obliga a pensar en nuevas normas de construcción que promuevan urbanizaciones más sustentables. En este marco, trabaja desde hace tiempo en Paraná la Comisión Asesora de Código Urbano, integrada por áreas técnicas de la Municipalidad de Paraná, concejales y miembros externos de colegios profesionales, ingenieros especialistas, ingenieros civiles, maestros mayores de obra, arquitectos y representantes de la Cámara Argentina de la Construcción, entre otros. Después de meses de estudios, debates y consensos, el 30 de noviembre entregaron al Ejecutivo municipal el proyecto culminado para que se trate en el Concejo Deliberante. El texto propone diferentes modificaciones al Código de Edificación vigente, que rige desde 1962.

Marcelo Dellepiane, subsecretario de Planeamiento y presidente de la Comisión de Código Urbano, explicó a UNO que las zonas habilitadas para la construcción de nuevos edificios en la capital entrerriana ya están contemplados en el Código Urbano, al igual que la altura de los edificios, que se habilita en base al ancho de la calle en la que se iniciará la construcción, y señaló: "Los cambios que se impulsan en el Código de Edificación refieren a la accesibilidad de las personas con discapacidad, el tamaño de baños, pasillos y demás; también se introdujeron modificaciones en cuanto a las dimensiones de los locales y a las medidas mínimas que deben tener los departamentos de uno, dos y más ambientes; la cantidad de cocheras con las que debe contar un edifico para uso propio, aumentando el porcentaje establecido en la ordenanza anterior; incorpora un sistema de retardadores pluviales en la edificación y el uso de nuevos sistemas constructivos y materiales".
Augusto París es uno de los integrantes de la Comisión Asesora, representando al Colegio de Arquitectos de Entre Ríos, y comentó a UNO que uno de los puntos que generó mayor discusión fue el de incrementar el porcentaje de la superficie destinada a cocheras, que en la zona del Centro y el Parque Urquiza se elevó de un 12% de superficie a un 20%; en tanto, en la zona que excede este sector pero se ubica dentro de bulevares, pasó de un 9% y un 12% –según la ubicación– a un 15%; y fuera de bulevares, de un 5% se llevó a un 9%. Además, se agregaron varios corredores que no estaban contemplados en la ordenanza anterior, en avenidas o calles de mucho tránsito.
"La modificación del Código de Edificación es una adecuación a los nuevos tiempos. El tema de las cocheras fue el más discutido y llevó varias reuniones ponerse de acuerdo, porque hacer más cocheras significa edificar menos metros de los que se hacen hoy, limita la cantidad de departamentos y por ende también la altura que se edifique. Pero hay que considerar que hay un problema grave respecto de la cantidad de vehículos dentro de la ciudad y hay que resolverlo. La discusión era encontrar el equilibrio", dijo a UNO.
En este marco, reflexionó: "Paraná no tiene un trasporte público de buena calidad, entonces la gente no lo usa de la manera en que sí lo hacen en otras ciudades, y un poco la idiosincrasia del paranaense es que quiere llegar lo más cerca posible con el auto al lugar donde va. Son varias cuestiones que hacen al problema del tránsito, y esta es solo una parte en la que se podía abordar, las más importantes exceden a este reglamento y tienen que ver con el Código Urbano y cómo se maneja el transporte público y demás". El experto analizó que "si bien la altura de los edificios está contemplada en el Código Urbano de 2006 y se mantiene, al modificar los porcentajes de cocheras necesarios indefectiblemente va a haber una disminución real de las alturas de las edificaciones, porque se va a necesitar hacer más cantidad de cocheras para poder construir la misma cantidad de metros que se construyen hasta hoy".
Otra modificación importante que se contempla es el concepto de manejo energético, y al respecto el arquitecto explicó: "Es un cambio radical y sostiene que en determinada superficie tiene que estar considerado determinado coeficiente de transmitancia térmica de materiales y demás. En mi opinión personal, que se pueda implementar depende mucho del profesional y del cliente, porque tener determinados requerimientos técnicos para garantizar ciertas cuestiones de ahorro energético la mayoría de las veces conlleva un costo mayor".
En este sentido, aclaró: "Quizás se pone en funcionamiento dentro de tres o cuatro años, pero por lo menos ya queda establecido. Los cambios llevan una adaptación, sobre todo estos que son más importantes y que tienen que ver también con la mentalidad de la gente y la disponibilidad de dinero". La integración de los denominados techos verdes es otro aspecto que se promueve en las futuras edificaciones, y sobre este punto París refirió: "El proyecto de ordenanza habla de terrazas, las cuales tengan previstas superficies con un mínimo con césped. También involucra una cuestión de mayores costos, pero este sistema garantiza que haya una mejor calidad térmica en el ambiente que está abajo, que absorbe parte del agua de lluvia y que el agua que pasa obviamente sea menor y demore más tiempo en circular hacia la vía pública".
También mencionó que el proyecto del nuevo Código de Edificación incluye el uso de retardadores pluviales, que son tanques que al llover se van llenando y una vez que están repletos ahí empiezan a verter el agua a la vía pública. Se trata de un dispositivo que ayudará a paliar los problemas que surgen en la ciudad cada vez que llueve mucho y las calles se colapsan de agua, provocando anegamientos que causan numerosos inconvenientes a los vecinos. "Lo otro que se agregó es la utilización de nuevos materiales. Al respecto, ha habido cambios en el Código Civil y la construcción en seco es desde el año pasado un sistema tradicional; antes no estaba previsto", indicó París, y destacó: "Una vez reglamentado, uno no tendrá que estar presentando certificados de aptitud técnica y demás cosas, como debe hacerse hasta ahora, que se evalúa el sistema antes de aprobarlo".
Balcones París destacó que otro cambio que contempla el proyecto que deberá debatir el Concejo Deliberante de Paraná una vez que el Ejecutivo municipal lo disponga, es la consideración de que se construyan edificios cuyos departamentos tengan balcones. "Hasta ahora se tomaba la superficie de los balcones como superficie propia para los cálculos de cochera. Eso hacía que por ahí si se construía con balcones se tuviera menos posibilidad de hacer metros cuadrados después de unidades funcionales", explicó el especialista.
"En lo que quedamos es que en pos de que se hagan más balcones y mejores superficies, es que estos no van a sumar metros ahora para la superficie de los departamentos", sostuvo, y subrayó: "Con este cambio, debería ser que los proyectistas, los constructores, empiecen a diseñar unidades con balcones y de mejores dimensiones de los que se están haciendo ahora en un departamento de un dormitorio o de un monoambiente, que son más chicos. Hay un montón de monoambientes que no tienen balcones y podrían tenerlo por esta cuestión de que no van a sumar a la superficie". En referencia a las superficies mínimas que quedarán establecidas para cada tipo de departamento de aprobarse esta iniciativa, indicó que para un monoambiente será de 24 metros cuadrados, para los de un dormitorio de 36 metros cuadrados, y a partir de los dos dormitorios de 52 metros cuadrados. Buenos vecinos Un tema que preocupa cuando inicia una obra son los daños que eventualmente el movimiento de las maquinarias y del suelo provocan en las viviendas contiguas, ocasionando rajaduras y otras consecuencias. "En relación a ello, el Código de Edificación indica normas de construcción en relación a la colocación de bandejas, al cuidado de la caída de materiales, a la ocupación de la vía pública", mencionó el subsecretario de Planeamiento. Sin embargo, aclaró: "Sobre los daños que se generan en el inmueble lindero, se debe hacer el reclamo entre propietarios".

Comentarios