Secciones
Escenario

"Vil Metal, cuando nada más importa", un drama de pareja con marcados tintes rockeros

El sábado, a las 21.30, en el Centro Cultural La Hendijahabrá una única función de la obra escrita y dirigida por Maxi Rondano

Miércoles 03 de Abril de 2019

Llega a Paraná la obra Vil Metal, cuando nada más importa, del director y dramaturgo Maxi Rofrano. Un drama de pareja que explora las frustraciones y los sueños, cuando los integrantes se encuentran en un estado de insatisfacción constante. La función será el sábado 6, a las 21.30, en la Sala 1 del Centro Cultural La Hendija, de Paraná (Gualeguaychú 171).
"Es una calurosa noche navideña en el conurbano bonaerense. Rama planea irse a escondidas a Perú junto a su mejor amigo Mono y abandonar a Sil, su mujer, y a Santi, su hijo, en busca de cumplir su sueño: vivir del heavy metal. Sin embargo, el viaje se ve truncado cuando Sil decide marcharse del hogar antes que Rama, dejándolo al cuidado del niño e imposibilitando la travesía. Junto con el Mono, Rama intentará convencer a Sil para que no abandone a su hijo y así poder abandonarlo él, pero entenderá qué es lo que mueve a una persona cuando nada más importa", adelanta la sinopsis.
La obra es un drama de pareja que explora las frustraciones, los sueños y cómo estos afectan a la realización personal. Propone el estado de insatisfacción constante de las personas como un estándar casi infranqueable en el cual, los sacrificios políticamente incorrectos, aparecen como los únicos medios viables para alcanzar ese futuro ilusorio de satisfacción.
De esta manera, Rama y Sil, la pareja en conflicto, buscan apaciguar sus dolores en una falsa esperanza de un mañana mejor, aunque su propio presente no de ningún tipo de señal sobre eso. Revelación a la que llega Sil al estar expuesta directa y consistentemente a situaciones que logran abrir sus ojos y la ayudan a actuar en consecuencia.
El conflicto central, anclado en el abandono, propone en Vil Metal, cuando nada más importa un género dramático que, sin embargo, encuentra en el patetismo de sus personajes contrapuestos con su entorno tintes de comedia, que no solo oxigenan al texto, sino que profundizan la desolación y el fracaso en el ambiente. Con este desencuentro egoísta se logra un tono desolador, en conjunto con la presencia tácita de un pequeño hijo que disfruta de su Navidad jugando con sus juguetes nuevos en su habitación.
El papel del Mono tiene un carácter detonante: su despreocupación y el divertimento le dan aire a ese ambiente tan espeso, funcionando también, como un elemento de contraste entre la alegría que se vive puertas afuera.
La puesta muestra como el desenfreno de deseos egoístas logra hundir un hogar hasta que parezca que ya nada tiene arreglo. El énfasis en la noche de Navidad explora la sensación de la "felicidad obligada" que finalmente nutre a los personajes de frustraciones que no pueden expresar. El ambiente contradictorio entre una gran alegría cruzando la puerta y una fuerte dejadez dentro de ella transmite al espectador la crisis que atraviesan estos personajes.
Vil Metal, cuando nada más importa muestra cómo aún en el peor momento de la vida de una persona, esta es capaz de lograr un segundo de lucidez que resignifique su futuro. Este momento de iluminación, teniendo como referencia a Nora en el final de Casa de Muñecas de Henrik Ibsen, lo transita en escena Sil y logrando escapar de un mundo planteado como impuesto.
Las entradas anticipadas pueden conseguirse por Whatsapp al 3434593773.
Ficha Técnica
Elenco:
Federico Minervini, Ana Clara Schauffele y Marcelo Saltal
Escenografía y vestuario: Carolina Beltrán
Diseño de Luces:
Gonzalo Calcagno
Diseño gráfico:
Facundo Maioli
Fotografías:
Carlos Brigantes
Arte de tapa:
Sabrina Janczewski
Productor:
Pablo López
Asistente de Dirección:
Noelia Galera
Dramaturgia y Dirección: Maxi Rofrano



¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario