Música
Lunes 02 de Julio de 2018

Una deliciosa confluencia entre el chamamé y las cadencias orquestales

El músico y compositor misionero se presentará el domingo junto a la Sinfónica de Entre Ríos y el violinista Rafael Gíntoli, con entrada gratuita

Chango Spasiuk y Rafael Gintoli vuelven a la región, y esta vez lo hacen juntos para presentar Suite del Nordeste junto a la Orquesta Sinfónica de Entre Ríos –bajo la dirección del maestro Luis Gorelik–, una de las obras más ambiciosas del misionero en la cual confluyen de forma natural el chamamé con la música clásica y que se presentó por primera vez en el mítico Teatro Colón en el año 2013.
La cita será el domingo, a partir de las 20.30, en el Centro Provincial de Convenciones, ubicado en las barrancas del Parque Urquiza. La entrada será libre y gratuita, por orden de llegada.
La primera parte del programa estará conformada por el Himno Nacional Argentino y el Concierto para Violín y Orquesta Op. 35 de Piotr Illich Tchaikovsky, con Leandro Hawxwell como solista.
En tanto, la segunda parte incluirá dos temas de Isaco Abitbol Alvear orilla y Estancia Santa María; y la Suite del Nordeste, una serie de canciones entre las que se destacan Chamamé Crudo, Mejillas coloradas, Pynandi, El prostíbulo, Mi pueblo, mi casa, la soledad, Suite del nordeste, Gratitud y Tierra colorada, piezas compuestas por Spasiuk, que serán interpretadas por él y Gíntoli como solistas, y Marcos Villalba como percusionista invitado.
La Suite del Nordeste es una obra de tinte obviamente folclórico y bien litoraleña. Creada por el propio Spasiuk y arreglada por el maestro Popi Spatocco, la música de Suite del Nordeste es una delicada y deliciosa confluencia entre los sonidos populares del chamamé y del folclore misionero y el violín clásico de Gintoli.
"El chamamé no solamente es una música folclórica que se toca en el nordeste de la Argentina y que se baila y se toca, es un lenguaje sonoro donde convergen 300 años de historia, entonces no es una música simplemente alegre o triste en 6x8 o 3x4, sino es un mundo sonoro sumamente completo, misterioso, espiritual y terrenal", señala Spasiuk.
Después de trabajar con formaciones eléctricas, hace casi una década y media, el músico misionero hizo un viraje estético hacia formaciones acústicas y hacia otro tipo de composición musical, sin desechar los colores de Litoral: Suite del Nordeste es también la suma orquestal.
Como ocurrió en Neuquén con la Camerata de Cuerdas de Fundación Cultural Patagonia y en Bariloche con el Cuarteto de Cuerdas de Fundación Cultural Patagonia, y ahora con el organismo orquestal entrerriano.

Sobre los artistas
Popi Spatocco es un prestigioso compositor, y pianista argentino nacido en 1965. Fue director musical, arreglador y pianista de Mercedes Sosa desde 1987, en numerosos y prestigiosos escenarios en todo el mundo, y también en las producciones discográficas. Ganador del premio Grammy 2009 y los Premios Gardel 2010, por su labor en la producción de Cantora, el último trabajo discográfico de la Negra.
Por su parte, Spasiuk no necesita presentación. Nacido en Apóstoles, Misiones, cerca de la frontera con Brasil y Paraguay, Spasiuk es un exponente contemporáneo, destacado e innovador, que aprendió de su padre, y de su tío, cantante, y sigue los pasos de Abitbol, Cocomarola, Martínez Riera, Montiel, y otros grandes compositores clásicos de chamamé.
En 2009, tras su esperado regreso al escenario de Cosquín, una posterior gira por Europa y EE.UU., y una actuación en el Carnegie Hall de la ciudad de Nueva York con las más elogiosas críticas, Chango presentó Pynandí – Los Descalzos, producido por el prestigioso compositor norteamericano Bob Telson y editado a través de Sony Music en Argentina y por el sello World Village en Europa y EE.UU.
A fines de 2010, junto al maestro Rafael Gintoli, estrenó el bello encuentro entre el chamamé y la música de cámara, bajo el proyecto Suite del Nordeste. Y en 2013 la llevó al Teatro Colón de Buenos Aires.
Vale recordar que Chango Spasiuk editó ocho discos, los cuales han estado permanentemente acompañados por el reconocimiento de la crítica a nivel nacional e internacional y del público a través de giras por Argentina, Alemania, Polonia, Holanda, Inglaterra, Francia, EE.UU., Austria, Eslovenia, Ucrania, Noruega, Canadá, Brasil y muchos lugares más.
En tanto, Rafael Gíntoli es uno de los grandes referentes del violín en la Argentina, con una trayectoria profesional que se remonta a 1968, año en que ganó el Premio Municipal (Buenos Aires) y recibió una beca del Mozarteum Argentino y del Ministerio de Ciencias y Educación de La Haya para perfeccionarse en Holanda (1972).
Desde entonces desarrolló una carrera incesante y exitosa que lo llevó a desempeñarse como solista con las más importantes orquestas de Argentina, Sud América y Europa, tales como la Orquesta Sinfónica de San Pablo (Brasil), Ensemble das Neue Werk de Hamburgo (Alemania), Radio y Televisión de Cracovia, Camerata Bariloche, Orquesta de Cámara de Ferrara, Teatro Massimo de Palermo, Teatro La Fenice de Venecia, Orquesta Haydn de Bolzano y Trento, I Giovani Cameristi de Roma (Italia), Teatro Colón de Buenos Aires, Orquesta Sinfónica Nacional de Reykjavik (Islandia), Orquesta Filarmónica de Bremen (Alemania), Orquesta Sinfónica Nacional de Irlanda, Orquesta Sinfónica de Zürich.
Se ha presentado en renombrados festivales italianos, tales como los de Fermo, Pisa, Lecce, Udine y Salerno, entre otros. Ha realizado varias giras como solista, o bien integrando el Trío Buenos Aires, en los Estados Unidos: New Orleans, Washington (Kennedy Center), Los Ángeles, Nueva York y en Europa: Amberes, Sofía, Kiev, París, Milán, Roma.
En 2003 actuó con la orquesta del Estado de México y recibió el premio, junto con Paula Peluso como Mejor Grupo de Cámara Argentino. En 2004 abrió la temporada del Teatro Colón, dio conciertos y cursos en Eslovenia y participó en el Mozart Festowochen de Lucerna. La pianista Marta Argerich lo ha invitado varias veces para actuar en su Festival Argerich en el Teatro Colón.
Integra un dúo con Aldo Antognazzi, con quien ha grabado un CD para la firma Cascade de Alemania con obras para violín y piano de Muzio Clementi.

Comentarios