Música
Jueves 03 de Enero de 2019

Big Nacho, uno de los referentes del arte urbano en la provincia

Con 19 años fue ganador del Premio Escenario 2018 en el rubro Arte Joven. Ahora está preparando un nuevo mixtape

El arte urbano está creciendo a un ritmo frenético en la provincia: cada vez hay más chicos y chicas que sorprenden con sus rimas en zapadas y "batallas de gallos" improvisadas en plazas y otros espacios públicos. Todos ellos buscan llevar el rap, beatbox, breakdance, graffiti y la música electrónica a otro nivel, para luego desplegar su arte en fiestas y escenarios. A nivel nacional, suenan nombres como Duki, Paulo Londra, Khea y Cazzu, entre otros.
Uno de los referentes en Paraná es Ignacio Romero, conocido artísticamente como Big Nacho. Él tiene 19 años y se dedica al rap, una de las ramas del hip hop, desde los 13. Hoy está totalmente abocado a la música de este género para poder expresar lo que siente y reflejar las situaciones que se viven cotidianamente en la sociedad. Ha participado en los festivales Perro come perro, Litoral Freestyle, Sangre Fría Freestyle, y Santa Fest Tattoo, entre otros.
Su esfuerzo y dedicación lo llevaron a ganar el Premio Escenario 2018 de Diario UNO de Entre Ríos, inaugurando el rubro Arte Joven, que convocó a jóvenes de entre 13 y 25 años que se dedican al arte urbano en sus diferentes expresiones.
Desde muy chico Nacho empezó a tomarle el gusto a la adrenalina de improvisar rimas y noquear a sus oponentes con palabras. Sus rimas y producciones musicales pueden escucharse en Youtube. "El rap es una manera que tengo para desahogar cualquier cosa que siento en el momento y poder decirle a la otra persona que me escucha que no está sola en un momento complicado o que yo también pasé por algo similar, la música es mi vida y es lo que me ayuda a seguir día a día", dice Nacho. Escenario dialogó con él.

Embed

—¿Qué te quedó de la experiencia del Premio Escenario?
—Fue una experiencia muy buena, en especial por estar en la camada que inauguró la sección Arte Joven dentro del premio. Me gusta mucho la idea de pensar que este año voy a poder tocar en el Teatro 3 de Febrero en la próxima entrega de premios; es una oportunidad única para que el género musical al que nos dedicamos tenga más visibilidad, ya que nunca se le había dado tanta importancia al punto de darle un premio en un teatro. Tuve mucha repercusión a partir de esto, muchos me contactaron para felicitarme.
—Contanos sobre el último show que estuviste dando en diciembre.
—Estuve presentándome en Limbo Pub y fue muchísima gente a ver. Fue la apertura de una nueva sección de música urbana, hip hop y trap, que de ahora en más va a tener lugar en este bar, donde tocamos con otros dos artistas de Paraná: Chinwarlin y Ballesta, además de Jay Scarred como host. Fue mucha gente a pesar de que el flyer del evento salió una semana antes. Además, se vio a muchas personas que no eran del palo y sin embargo les gustó, se sumó a pagar una entrada y ayudarnos. Fui el primero en tocar y la gente respondió muy bien.
—¿Cómo ves el panorama de la música urbana en Paraná?
—En Paraná hay mucho talento, ya sea en lo que es el rap, o también en el trap que se ve un poco más. Hay pibes y pibas súper talentosos que merecen más reconocimiento. Toda la movida se maneja de forma independiente, todo sale de nuestros bolsillos y no tenemos ayuda. Pero hay mucho talento que merece ser visto y que se ponga el ojo ahí.
—¿En qué proyectos artísticos estás trabajando ahora?
—Ahora, junto a un productor que se llama Matías Moreyra estamos empezando a hacer un mixtape de seis temas. Recién estamos trabajando las instrumentales pero tenemos pensado largarlo en marzo. Realmente espero que este 2019 sea un año con mucha actividad cultural, con mucho arte y poder seguir expandiéndome musicalmente, y que el género también se siga difundiendo. Espero poder seguir viajando y tocar en distintas ciudades, seguir creciendo y aprendiendo, llegar a otros oídos.

Embed

—¿Ya has tenido la oportunidad de presentarte en otras ciudades?
—Sí, más que nada he tocado en Santa Fe, también en Esperanza y Rafaela. Tuve la oportunidad también de viajar a Buenos Aires, al Senado de la Nación, para improvisar junto a Wos, que es el actual campeón internacional de freestyle. Fue una experiencia muy buena, donde hice un montón de contactos con otros raperos de la provincia. Realmente fue una oportunidad enorme.
—¿Con qué artistas te gustaría colaborar o compartir escenario?
—Hay un rapero que escucho, Aldo el Aldeano, al que pude ir a ver a Rosario el año pasado y me gustaría demasiado colaborar con él. Él es de Cuba y toca muchos temas sociales en su música, habla de la realidad de su país y otros lugares. Habla de la homofobia, de la desigualdad, del amor. Tuve el placer de conocerlo en persona, de hablar con él y realmente me gustaría hacer una colaboración musical con él.
—Vos también abordás temáticas sociales en tus canciones.
—Sí, porque siento que tengo una herramienta para comunicarle al otro las cosas que están pasando, cosas con las que se puede identificar porque el otro también las está viviendo: los trabajadores a los que cada vez les alcanza menos el sueldo, la gente que desaparece, las pibas que mueren en la clandestinidad por el aborto. Estos temas los estoy trabajando para mi próximo proyecto, que se llama Pueblo Unido.
—¿Cómo es tu proceso creativo a la hora de componer?
—Siempre depende, por ahí escucho un instrumental y en base a eso me pongo a escribir, o por ahí voy caminando en la calle y se me ocurre algo que veo y trato de escribirlo. Y a veces es ejercicio de improvisación: poner una base y hacer freestyle.
—¿Cómo te metiste en el mundo del freestyle?
—Desde los 13 empecé a escuchar música de rap. Con un compañero de la escuela empezamos a tirar freestyle en mi casa o en la escuela, como en broma. Después nos enteramos de que había batallas de gallos (competencias de improvisación) en Paraná y empecé a competir y profundizar más en el tema. Todos los días hago freestyle, siento que es una herramienta muy buena que te ayuda a desahogarte. Me ha salvado de demasiadas situaciones emocionales; es algo muy importante para mí, me define, es mi vida. Creo que una vez que una persona se mete en el freestyle después no lo puede dejar de hacer.

Comentarios