Secciones
tests

Tests rápidos de China: afirman que son defectuosos

Tras ser sometidos a pruebas serológicas, se observó que los tests presentan problemas de lectura y no se recomienda su uso para uno de los dos anticuerpos que detecta.

Domingo 10 de Mayo de 2020

Los tests rápidos que el gobierno chino donó a las autoridades locales son defectuosos ya que solo logran captar uno de los anticuerpos generados por el coronavirus, señaló hoy el diario La Nación.

Estos instrumentos se están utilizando en las estaciones de tren para medir la circulación local del virus pero, debido a esta falla, las estimaciones podrían ser muy por debajo de la realidad.

De hecho, se utilizaron 1.200 test de los 170.000 donados y hubo solo 8 casos positivos. En los primeros días de la puesta en marcha de este protocolo, los primeros en señalar esta situación y marcarla como sospechosa fue el Sindicato Argentino de Farmacéuticos y Bioquímicos.

"La Unidad Covid-19 realizó un ensayo sobre los tests, con las siguientes conclusiones: débil detección de IgM. NO SE RECOMIENDA SU USO" dice en el informe que realizó el Ministerio de Ciencia sobre estos elementos. La falla principal es que la banda que aparece en cuanto el test reacciona es muy tenue y difícil de verificar.

A pesar de que estos reactivos están aprobados por el ANMAT, organismo que “garantiza que los productos para la salud sean eficaces, seguros y de calidad” según se especifica en su sitio web, se determinó que los test rápidos comprados a China por la compañía Petroquímica Cuyo y donados a Salud son defectuosos, indicó en tanto el sitio Infobae.

Los anticuerpos que analiza son de tipo IgM (inmunoglobulina M), IgA (inmunoglobina A) e IgG (inmunoglobulina G). Los primeros dos aparecen con mayor rapidez y responden a una etapa aguda de la enfermedad. Mientras, los IgG aparecen en la convalecencia, relacionados a la inmunidad desarrollada por la persona. En 20 minutos y con una gota de sangre determinan si el voluntario tiene estos anticuerpos y en el momento del testeo se pedía que se trate de personas que no presentaran síntomas como fiebre en los últimos 21 días.

La Unidad COVID-19 determinó en sus conclusiones que para IgG se detectó con las tiras el 80% de las muestras positivas por Elisa (examen de laboratorio), donde el 50% de esas detecciones dieron bandas muy tenues, se deben esperar diez minutos adicionales para realizar la lectura, que ésta se realice con buena luz y considere al tenue como positivo, mientras que para IgM no se recomienda su uso, debido a la débil detección demostrada en estos compuestos”.

Desde el Ministerio de Salud de la Nación aclararon: “Hay diferentes tests, está el que busca el virus, que puede ser un antígeno o el genoma y que tiene validez diagnóstica y epidemiológica, de seguimiento para las personas, para el alta (por ejemplo la PCR) y están los test serológicos que buscan anticuerpos, que pueden ser los más precoces que son la IgM y la IgG. La IgG aparece en promedio a partir de los 15 días del contacto con el virus. Aparte de eso están los tests rápidos que pueden ser genómicos o de anticuerpos, que tienen por objetivo tener su resultado de una forma veloz, justamente pero no tienen tanta especificidad o sensibilidad”.

"Los test rápidos serológicos que se hicieron en el Ministerio fueron donados. Cuando llegaron, se le pidió la validación al CONICET y al MINCYT, lo pedimos antes de planificar el estudio. Allí en la devolución nos dijeron que en la IgM la sensibilidad es baja y recomendaban no usarla y en la IgG tiene un promedio de 80% de sensibilidad y que recomendaban observar bien específicamente al ser tenue para evaluar el positivo. Con esa información diseñamos el estudio que hicimos. No se usó la IgM, y se entrenó al personal para que observen la tira respecto a lo tenue y los 20 minutos, por eso pedimos que las personas no hayan tenido fiebre en los últimos 21 días", agregaron desde el ministerio, señala Infobae.

Debido a esta situación, la diputada nacional Graciela Ocaña (Juntos por el Cambio) adelantó: “Estaremos presentando mañana con los diputados José Cano, Claudia Najul, Gisela Scaglia, Dina Rezinovsky, Soher El Sukaria y Waldo Wolff, un pedido de informe desde el Congreso al Ministerio de Salud porque los test no tienen el mismo grado de fiabilidad en todo el mundo, pero deben al menos superar el 80% de confianza. No es el caso de estos test rápidos”.

"Creemos que la entidad regulatoria y el Estado deben explicar bien que marcan los tests y responder respecto a su fiabilidad, ya que si tienen tan baja efectividad, se puede tener una falsa idea de la circulación del virus en Argentina”, agregó.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario