Secciones
Presupuesto 2020

Por la crisis del sector, el transporte pide cambios en el Presupuesto

La Fatap se queja por la discriminación al interior y demanda que se restituya la equidad distributiva del impuesto sobre los combustibles

Lunes 16 de Septiembre de 2019

Frente a la asignación discrecional de fondos por parte del gobierno nacional para el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), previo al pasado fin de semana para evitar el corte de servicios en horario nocturno, la Federación Argentina de Transportadores Por Automotor de Pasajeros (Fatap) salió a criticar el sistema de reparto de subsidios, que discrimina al interior del país.

Transportistas de Capital Federal y del conurbano bonaerense habían amenazado con interrumpir los servicios nocturnos, durante el fin de semana, debido al aumento de los costos operativos por la devaluación e inflación. Ante esa situación y para evitar esa medida, Nación dispuso un refuerzo de subsidio de 325 millones de pesos, que se suman a los 4.500 millones de pesos mensuales que otorga a ese sistema.

“Están quienes viven y trabajan dentro del AMBA, que ante cualquier reclamo o llamado de atención gozan de atención inmediata y privilegiada por parte del gobierno nacional, y por otro lado están quienes han sido librados a alguna suerte que lamentablemente no llega. El llamado transporte público del interior del país, invisibilizado por todos, se despliega en el 99% de suelo patrio y soporta sin asistencias suficientes, las impericias económicas de una economía dolarizada, los aumentos desproporcionados de insumos vitales como son los combustibles, y recientemente hubo que soportar la imposición por vía resolutiva de un aumento salarial compulsivo de carácter forzoso, siendo todas funestas medidas del Estado Nacional”, asevera la nota que lleva la firma del presidente de Fatap Daniel Orell, y del secretario José Cano.

La misiva se da a conocer en momentos que se presentó el proyecto de Presupuesto 2020 del Poder Ejecutivo Nacional, en el que no hay transferencias para el interior, y que se mantienen los fondos para ambos estados, tanto de la Ciudad Autónoma, como de provincia de Buenos Aires.

“Resulta imposible seguir así ante tanto desorden. Los gobiernos provinciales a los que se les trasladó la responsabilidad de la asistencia económica no alcanzan a responder en tiempo, y sentimos que el gobierno nacional discrimina al transporte público del interior y en consecuencia a sus usuarios y trabajadores. En recientes meses, importantes ciudades del país tuvieron paralizados los servicios hasta 15 días ininterrumpidos, sin que nadie intermediase para su resolución, y sorpresivamente en el AMBA, que entendemos atraviesan la misma crisis estructural que el resto del país, ante la sola mención de supresión de servicios nocturnos provocó la erogación de 325 millones de pesos de un erario que se nos dice está colapsado, pero a la luz de los resultados tales gestiones demuestran el grado de injusticia y discriminación al que estamos sometidos”, planteó la Fatap.

Con la asignación de nuevos recursos, el objetivo del gobierno nacional fue evitar que aumente el boleto en Buenos Aires, actualmente de 18 pesos. Así, mientras para esas jurisdicciones se mantiene el congelamiento de tarifas, en el interior siguen los aumentos: en Córdoba, desde el 1 de septiembre el pasaje cuesta 31,90 pesos; en la misma fecha subió a 30 pesos en Rosario y a fin de mes irá a 32,50 pesos. En Chaco, hace cuatro días que el transporte urbano está de paro, en escenario similar al que vivió semanas atrás Paraná.

En ese sentido, en relación al debate que se dará en el Congreso Nacional, la entidad que agrupa a los empresarios del transporte de todo el país piden la derogación de lo establecido en el artículo 57 de la Ley 27.431 que modifica al artículo 4° del Decreto 652 del 19 de abril de 2002, ratificado por la Ley 26.028, y se decrete con carácter de urgencia que parte de lo recaudado por el Impuesto sobre los combustibles líquidos V al dióxido de carbono “vuelva a tener justicia y equidad distributiva, así como también se incorporen otras partidas supletorias que satisfagan las necesidades ante la emergencia que atraviesa el sector, promoviéndose así el necesario aumento de compensaciones tarifarias que requiere el transporte público del interior para su sostenibilidad en esta penosa realidad”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario