Santa Fe

Cómo las investigaciones de UNO Santa Fe destaparon el caso Mingarini hasta su destitución como juez

Con una extensa cobertura de un año de marchas, audiencias, cientos de entrevistas y análisis de resoluciones judiciales, este medio puso en agenda y desenmascaró cómo opera el machismo en el Poder Judicial de Santa Fe. Crónica de una destitución justa.

Lunes 23 de Mayo de 2022

La audiencia pública del 30 de mayo de 2021, conocida como "Spies", en la que Rodolfo Mingarini liberó al imputado por abuso sexual porque tenía un preservativo duró casi dos horas. Todas sus intervenciones llaman la atención por su manera de expresarse en contra de la víctima, y de las mujeres de la sala, con acusaciones, interrupciones constantes, gritos y un despliegue insólito de hipótesis verbales sesgadas. El recorte que decidió publicar UNO Santa Feel 3 de junio del año pasado de todo el registro audiovisual al que accedió es contundente en sus propias palabras: “Podemos pensar que habría habido relaciones forzadas, pero no puedo entender cómo si va a tener relaciones forzadas, empujándola, sometiéndola, se tomó el tiempo, no puedo reconstruir cómo hace para colocarse el profiláctico y luego avanzar sobre el cuerpo de la víctima que según lo que está acá, se negaba. La verdad es que ahí es donde me genera la mayor duda”, había dicho Mingarini. El resto de la hora y 40 minutos es más de lo mismo.

El video no fue difundido descontextualizado ni aislado. Se detalló la historia del antes, durante y después de la agresión sexual y se destacó que la víctima manifestó a través de la fiscalía que temía por su integridad física con la libertad del imputado. Dato ignorado intencionalmente por hombres que intentan hacer periodismo ocasional desde el inframundo de medios reaccionarios donde resisten los avances de las luchas por los derechos de mujeres y disidencias con insistencia pero sin éxito. Como niegan también que las audiencias son públicas y que parecen no querer aceptar que ya no existe el sistema inquisitivo penal (para personas adultas) en la provincia.

Los once casos por los que el ex juez Rodolfo Mingarini fue destituido

En la audiencia del 30 de mayo el abogado del agresor nunca realizó el planteo del "preservativo". Es una teoría que, tal vez al extrañar su antiguo trabajo como defensor penal, Mingarini hizo solo. Pero como juez. Ignoró la declaración textual "me violaron" de la víctima con todo el relato detallado, la evaluación psicológica que dio cuenta de la angustia sobre la situación traumática que relató, y el examen médico legal que le realizaron a la mujer que constató lesiones compatibles con un abuso sexual, además de otros golpes en su cuerpo relatados en la denuncia. Y también descartó que se haya encontrado material biológico del hombre en la escena de la violación (que meses después un laboratorio confirmó su ADN).

Mingarini ya estaba en el radar del movimiento feminista desde su postura en el fallo condenatorio a Baldomir. El ex juez votó en disidencia para solicitar que la pena sea menor a los 18 años que se habían impuesto: de 12 años. Bastante menos. Entre los argumentos que utilizó destacó que la víctima no fue golpeada por el boxeador, y que luego tuvo novio, símbolo para él de superar "hechos traumáticos".

En tres años el juez hizo todo tipo de resoluciones con fundamentaciones sexistas, y su postura era conocida en los pasillos de Tribunales. Actuó como juez desde de primera instancia desde su designación en lo penal el 8 de junio de 2018 hasta que lo suspendieron el 7 de septiembre de 2021. No fue una sorpresa para el círculo judicial el contenido del video, donde se expresa por si mismo. Ya lo conocían. Así llegó a ser vicepresidente del Colegio Pleno de Jueces Penales de Santa Fe en su corto lapso como magistrado.

UNO Santa Fe también dio a conocer su resolución en el caso Gómez, a partir del alerta que puso la Mesa Ni Una Menos. Mingarini le había dado la libertad con restricciones a Mauricio Sebastián Gómez quien le tiró una olla de agua hirviendo a su pareja a fines de marzo del 2020. Fue de manera intencional en la casa que compartían en Santo Tomé en el marco de más de 20 años de violencia de género. La mujer resultó herida gravemente con quemaduras del tipo A y B en sus piernas, brazos, abdomen y tórax. De manera tal que terminó internada dos semanas en el Hospital Cullen y requirió curaciones por casi dos meses. Este año Gómez fue condenado a cinco años de prisión y llegó preso al final al juicio porque incumplió las medidas alternativas de distancia que le había puesto Mingarini.

rodolfo mingarini destitución.jpg

Y este medio publicó además el caso Nadalich. Un caso de violación en el que Mingarini intentó actuar como juez, cuando no estaba en turno, en una audiencia que tenía de imputado a un hombre al que había representado como defensor público previo a su designación como magistrado. Además llamó antes de la audiencia dos veces a la abogada defensora para adelantarle su opinión sobre el caso (no hizo lo mismo con la otra parte) y la presionó para que no defienda la libertad del hombre imputado.

Este conjunto de información publicada en varias notas de UNO Santa Fe derivó en que por un lado la Mesa Ni Una Menos y la Multisectorial de Mujeres a través de sus abogadas patrocinantes Paula Condrac y Claudia Catalin realicen una denuncia en la Procuración General de la Corte. Lo mismo hicieron 20 legisladoras de diferentes bloques de la Cámara de Diputados. Quien acercó la denuncia fue la diputada Gisel Mahmud en representación de todas las legisladoras. Firmaron también Lionella Cattalini, Lucila De Ponti, Erica Hynes, Silvana Di Stefano, Claudia Balagué, Clara García Alonso, Damaris Pacchiotti, Matilde Bruera, Paola Bravo, María Laura Corgniali, Georgina Orciani, Silvia Ciancio, Lorena Ulieldin, María Ximena Sola, Mónica Peralta, Betina Florito, Rosana Bellatti, Cesira Arcando, y Agustina Donnet. "Venimos en nuestro carácter de legisladoras y representantes del pueblo", decía el documento al que accedió UNO.

Además la concejala Laura Mondino presentó un proyecto para que el Concejo Municipal exprese su rechazo a la resolución de Mingarini en Spies. La noticia del fallo machista recorrió el mundo entero. La investigación de UNO Santa Fe fue replicada en todos los medios nacionales y federales de prensa gráfica, radio y televisión. Este medio fue citado también por empresas periodísticas de España, Chile, Uruguay, México, Colombia, Perú, Francia, entre otros países, y hasta en Rusia. Hubo protestas feministas en toda la provincia que reclamaron una "Justicia con perspectiva de género", que cumpla con las leyes que protegen a las mujeres y a las infancias.

A partir de todos estos sucesos pasaron dos eventos institucionales importantes. El procurador Jorge Barraguirre tomó el caso, lo investigó e hizo la denuncia con los cuatros casos que publicó previamente UNO Santa Fe para que se conforme un tribunal de enjuiciamiento con el pedido concreto que Rodolfo Mingarini vaya a juicio político. Días después del inicio de su investigación habló con este medio en una entrevista exclusiva a la que se puede acceder haciendo click aquí.

Paralelamente, la Corte Suprema de Justicia de Santa Fe anunció que iniciaron actuaciones administrativas y designó a Alejandro Tizón como magistrado instructor que llevará adelante esa investigación. Posteriormente solicitó que se le impongan sanciones. UNO Santa Fe publicó que fue justamente Tizón quien le ratificó a Mingarini la libertad con restricciones impuestas a Gómez en junio del 2020 después de la apelación que hizo la Fiscalía. A partir de esta nota la Mesa Ni Una Menos emitió un comunicado donde manifestó "preocupación por la designación del juez Alejandro Tizón, pues existe el antecedente que ya ha respaldado a Mingarini en un fallo de tenor machista, carente de enfoque de género" y que "dicha preocupación se funda en la estrecha relación que ambos mantienen como presidente y vice del Colegio Pleno de Jueces Penales".

MINGARINI.jpg

Cuando terminó la investigación a Mingarini, UNO Santa Fe entrevistó a Tizón en las instalaciones de este medio. Al ser consultado por su decisión en Gómez dijo: "Con respecto a la resolución en sí, confieso, en su momento me sorprendió el cuestionamiento, lo fui a ver (al fallo), lo reví, fue una audiencia muy corta. Allí se trató sólo los aspectos que tenían que ver con cuestiones procesales, sobre la libertad o no. El fiscal dio su opinión, la defensa dio la suya y yo siempre trato de resolver en lo que considero más justo. Lo que a mí me parecía más justo. Incluso mirando un poco más allá. En el sentido de que estábamos hablando una pena muy corta. En principio allí, después se verá en el juicio. En la medida que se estaban cumpliendo con las alternativas yo vi la posibilidad de evitar un conflicto mayor. Lo que hice fue, desde el punto de vista judicial, lo que creí más conveniente". Hizo una explicación más amplia donde además habló de la necesidad que los jueces se formen en perspectiva de género en la entrevista a la que se puede leer haciendo click aquí.

En el medio, la Fiscalía apeló la escandalosa resolución del juez Mingarini en Spies donde pidieron la nulidad de la misma. En esa presentación reclamaron al Colegio de Jueces de Primera Instancia en lo Penal "la necesidad de evaluar los casos con perspectiva de género y desterrar los prejuicios de todos los operadores que participan en la construcción del razonamiento judicial y los fundamentos de las decisiones".

Para el Ministerio Público de la Acusación (MPA) Mingarini fue "parcial, arbitrario, irrazonable, prejuicioso y discriminatorio". Finalmente la resolución de segunda instancia estuvo a cargo del juez penal Fernando Gentile Bersano que revocó la resolución, no la anuló. De todas maneras ordenó la prisión preventiva de Spies, quien sigue detenido a la espera de juicio que podría ser este año.

Que Mingarini sea expuesto y atraviese este proceso de enjuiciamiento tuvo sus oposiciones. Fundamentalmente está representada en un grupo reducido de abogados que suelen defender a abusadores sexuales y a violentos de género de clases sociales acomodadas. Que casualmente son de la misma edad que Mingarini y que también jugaron al rugby en exclusivos clubes de la ciudad en la misma época. Uno incluso está emparentado con un ex militar de la dictadura que lideró importantes quemas de libros en Córdoba en 1976. Decidieron que el campo de batalla de la resistencia a la perspectiva de género en los procesos judiciales ronde justamente sobre las audiencias donde hay víctimas menores de edad que requieren de cámaras Gesell para avanzar en investigaciones por delitos sexuales.

Estos personajes se cruzaron con familiares de imputados y de condenados por abusos sexuales que se conocieron en la zona de vistitas de la cárcel de Las Flores. Allí hay un pabellón particular donde se alojan quienes son "profesionales": médicos, maestros, etc. Conformaron grupos bajo los nombres "Ni Uno Menos" y "Familiares de víctimas de denuncias falsas". Se oponen fervientemente desde hace años a las investigaciones que realiza la Unidad fiscal de Género Familiar y Sexual del MPA. Al punto tal que en diciembre del 2020 intentaron pegarle a una fiscal por la condena que recibió y fue confirmada en segunda instancia el ex kinesiólogo Mariano Scali.

Rodolfo Mingarini.jpg

Tienen grupos de Whatsapp donde organizan marchas y preparan mensajes para copiar y pegar en las redes sociales. Se suelen ver sus mensajes en los comentarios de las redes sociales de UNO Santa Fe con injurias y difamaciones irracionales. El nivel de acoso y agresiones a fiscales, psicólogas, terapistas ocupacionales, trabajadoras de la Secretaría de la Niñez y periodistas feministas llegó a tal nivel que un abogado penalista fue imputado el año pasado por intimidación pública e incitación a la violencia colectiva. En diciembre del 2021 el juez Pablo Busaniche le impuso medidas cautelares alternativas a la prisión preventiva. Es decir, medidas de distancia y prohibición de portar armas de fuego. Hicieron una marcha a favor de Mingarini una semana antes de la destitución.

Mientras tanto, UNO Santa Fe continuó con la cobertura del caso Mingarini. El tribunal de enjuiciamiento se conformó el 11 de agosto de 2021 con diez autoridades previstas en la ley 7050. Estuvo conformado por los seis ministros de la Corte Suprema de Santa Fe Rafael Francisco Gutiérrez (presidente), Roberto Héctor Falistocco, Eduardo Guillermo Spuler, Mario Luis Netri, María Angélica Gastaldi, Daniel Aníbal Erbetta; por los legisladores Armando Traferri (en representación del Senado Provincial) y Maximiliano Pullaro (en representación de la Cámara de Diputados); y por los abogados de la matrícula Dres. Julio Pagano (Colegio de Abogados de Reconquista) y Héctor Ferrero (Colegio de Abogados de Rafaela). Los movimientos feministas de toda la provincia reclamaron la no existencia de paridad en la conformación del tribunal.

Se reunieron dos veces. La primera vez fue en agosto, pero la suspendieron porque Pullaro intentó acceder por Zoom pero no tenía la firma legal que necesitaba dentro de los protocolos existentes. Ese mismo día se pronunció por primera y única vez sobre el tema el Ministerio de Igualdad Género y Diversidad de Santa Fe a través de una presentación ante la Corte Suprema con el pedido de jury.

El tribunal decidió que llamarían a declarar a Mingarini el 7 de septiembre de 2021. Desde la publicación en UNO hasta esa fecha siguió siendo juez y hasta actuó en audiencias por abusos sexuales. Llegó a la reunión acompañado de su abogada defensora María Georgina Stratta, una reconocida letrada local, e Ignacio Martín Cecchini. Hasta ese momento, las fuentes consultadas por este medio no veían un panorama positivo para los feminismos. Les parecía imposible que Mingarini vaya a juicio político, a lo sumo le correspondería una sanción. Hasta que lo escucharon. No cayó nada bien su autodefensa al tribunal. No se corrió de su accionar, no se disculpó, lo ratificó y tuvo la audacia de explicarle a la Corte Suprema como era la verdadera manera de aplicar la perspectiva de género en la justicia. Aceptaron la denuncia de la Procuración que contaba en esa oportunidad con varios casos y era contundente. Votaron de manera unánime que se debía ir a jury, y lo suspendieron de sus funciones. Pasó a cobrar la mitad del sueldo mientras esperó el juicio político.

Barraguirre siguió con sus investigaciones e hizo dos ampliaciones de la denuncia. En total, para diciembre del 2021, el procurador aportó al tribunal las pruebas de la actuación de Mingarini en once casos. La solicitud del juzgamiento del magistrado según la Procuración fue por "su forma de razonar, expresarse y decidir" por incumplir normas que regulan la función judicial y porque sus decisiones judiciales "forman parte de la cultura de la violación". Pero llegó la feria judicial de enero, el proceso se desaceleró bastante.

UNO Santa Fe siguió el caso de Gómez, que fue condenado a cinco años de prisión el 21 de Marzo de 2022. Al otro día movimientos feministas locales convocaron a manifestarse ese mismo día por "la pronta resolución del jury de Rodolfo Mingarini". “Llamamos a revisar el excesivo plazo asignado a este procedimiento que permite que durante 240 días hábiles (un año calendario) debamos esperar una resolución, y confiamos en que el Tribunal de Enjuiciamiento hará el esfuerzo necesario para dar un pronto tratamiento y cierre a este jury“, dijeron en la concentración a este medio.

Veinte días después, el 6 de abril, la Corte Suprema de Justicia de Santa Fe dio por finalizada la investigación al juez Mingarini. Desde la Corte confirmaron a UNO Santa Fe que la audiencia de vista de causa pública sería el 3 de mayo en Tribunales.

Este medio publicó esa misma semana que suspendieron el juicio contra Jorge "Lito" Oviedo, acusado de abusar sexualmente a una nena de 11 años, que era amiguita de su hija, entre 2015 y 2016. Enfrenta a un pedido de 16 años de prisión como condena. El hombre fue imputado en 2019 por los delitos, pero en una audiencia del 21 de octubre de ese año el juez Mingarini lo dejó en libertad. Pero Oviedo se fugó y fue intensamente por las autoridades. Estaba previsto que sea juzgado el 28 de marzo de este año. Finalmente a los días lo atraparon y se reprogramó todo para fin de año. En todo su tiempo libre Oviedo se encargó amenazar y hostigar a la familia de la víctima, que al día de hoy teme por su seguridad.

Rodolfo Mingarini.jpg

Las concentraciones feministas en la puerta de Tribunales fueron constantes y representaron un rol fundamental para sostener el reclamo por una justicia con perspectiva de género. El 3 de mayo se hizo la audiencia de vista de causa, en la que UNO estuvo presente. Era la última oportunidad para Mingarini. Tanto la Procuración como la defensa tuvieron 25 minutos para sus alegatos y diez minutos cada uno para las réplicas. La audiencia pública fue de una hora y 40 minutos. Barraguirre repasó los once casos, mostró videos de las intervenciones del juez, fue contundente en su postura y dijo con emoción: "La única manera para que nosotros podamos recuperar la confianza de la gente en la justicia es la destitución", dijo Barraguirre y agregó: "Tenemos que estar a la altura de las palabras que están en el frente de este edificio: «casa de justicia». Esta tiene que ser una Casa de Justicia que nos proteja, que nos aloje a todas las personas que busquen justicia, especialmente a las víctimas de delitos de violencia sexual".

Stratta por su parte usó la estrategia que ya se veía en los comentarios que solían dejar los integrantes de las organizaciones de familiares de abusadores sexuales: que los videos están editados, que es un recorte injusto de sus palabras, que sus decisiones fueron confirmadas en segunda instancia y dio una opinión peyorativa de la Procuración en cuanto a que lo que impulsó la denuncia haya sido lo que trascendió en "versiones periodísticas". Como si fuera algo negativo publicar lo que sucede en las audiencias públicas. Estamos en democracia. También reconoció que su cliente en Spies no usó la frase "más feliz". El comentario general de los presentes fue que realmente la defensa de Stratta fue buena, pero no alcanzó. La crónica de esa audiencia se puede leer haciendo click acá.

"Es totalmente legítimo tomar versiones periodísticas para iniciar una investigación", le respondió Barraguirre. Al mismo tiempo le recordó que fueron once los casos que se presentaron y que de hecho Spies no fue "el más horroroso". La verdad que tiene razón. Cuando este medio analizó las otras audiencias denunciadas descubrió que en varias oportunidades desechó pruebas presentadas por la Fiscalía que tenían sustento científico: declaraciones y certificados médicos, análisis forenses, testimonios de profesionales que trabajan con infancias, informes de la Secretaría de la Niñez, testigos de instituciones especializadas, entre otras pruebas que descartó sin fundamento.

Los imputados de las causas que presentó Barraguirre son: Spies, Leandro Exequiel; Gómez, Mauricio; Baldomir, Carlos Manuel; Villafañe, Rodolfo Osvaldo; Rodríguez y otros; Ramos, Gustavo; Cáceres, Jorge Daniel; Mourullo, Gaspar Adrián; Oviedo, Jorge; Brites, Miguel Ángel y Nadalich, Pablo Javier. Los casos se pueden ver en detalle haciendo clic aquí.

Cinco casos son de abusadores sexuales (Spies, Oviedo, Rodríguez, Cáceres y Ramos) que liberó en audiencias de prisión preventiva cuando desoyó las pruebas (en general de psicólogas, psicopedagogas y de revisaciones médicas) y solicitudes de las víctimas. Dejó en libertad a dos hombres peligrosos autores de violencia de género (Gómez, Mourullo) desestimando numerosos testimonios que acreditaron los hechos. En tres fallos bajó la pena de abusadores sexuales intrafamiliares condenados porque los hombres no golpearon a las víctimas y porque no tenían antecedentes, entre otros motivos que no vio como agravantes (Baldomir, Brites y Villafañe).

Y el último (Nadalich) es porque en un caso de violación intentó actuar como juez (no estaba en turno) en una audiencia que tenía de imputado a un hombre al que había representado como defensor público previo a su designación como magistrado. Además llamó antes de la audiencia dos veces a la abogada defensora para adelantarle su opinión sobre el caso (no hizo lo mismo con la otra parte) y la presionó para que no defienda la libertad del hombre imputado.

En Rodríguez y Ramos, los más terribles, Mingarini ignoró por completo las pruebas presentadas que constataron los muy probables abusos sexuales a niños y niñas. Había profesionales de la salud que indicaron lesiones físicas en los genitales, y alteraciones psicológicas por el trauma. Además de otros testimonios. No le importó la seguridad ni el bienestar de esos menores de edad. No ordenó medidas para la protección de los mismos. Y, además, liberó a los imputados.

Todo esto fue analizado por el tribunal de enjuiciamiento destituyó a Mingarini de manera unánime este martes. Diez votos contra cero. Hasta el mediodía de esa decisión, los posibles resultados eran inciertos. Había tres opciones según la ley 7050: destitución, absolución o una prórroga de cinco días para dar el veredicto. El hermetismo del tribunal fue total. Si bien el sentido común dictaba que la resolución era echar a Mingarini, los antecedentes de la Corte en imponer sanciones a los jueces no eran favorables.

Una semana antes de la audiencia de vista de causa la Corte decidió no imponer ninguna sanción al juez Ignacio Vacca de Venado Tuerto, que fue denunciado por la Procuración porque liberó a un imputado en el caso de un femicidio. La fiscalía había presentado varias pruebas de su posible participación en el asesinato de una mujer que fue quemada y lo señaló como autor. Vacca lo mandó a la casa a que se haga cargo del cuidado de la bebé de ambos. Cuando lo fueron a buscar por la muerte de la mujer no estaba, se fugó. Lo encontraron tiempo después a cientos de kilómetros de su domicilio en calidad de prófugo.

rodolfo mingarini.jpg

Y con una Corte que dio solo dos votos, de seis, a favor de la destitución de Nicolás Muse Chemes en 2019. Cuatro de los ministros fueron por su absolución. A este ex juez de Vera también le gustaba liberar imputados por abusos sexuales de manera sistemática. Ese caso incluso fue más grave que Mingarini porque una sentencia suya (Caso C. E. R.) llegó a ser evaluada por la ONU, que dictaminó que el Estado Provincial tenía que hacer una reparación histórica con la víctima y comprometerse a que estos casos de misoginia judicial no vuelvan a ocurrir en Santa Fe. Tal vez fue unánime la votación porque fracasaron en esa consigna internacional que asumieron. Esa vez el Estado provincial fue obligado a pedir disculpas.

Finalmente se decidió la destitución de Mingarini. El fallo tiene 72 páginas donde el tribunal destaca que hay una gran cantidad de razones para echarlo del sistema. Si bien no dice literalmente que fue "por machista", el tribunal deja en claro que no respetó ni cumplió una larga lista de leyes provinciales y nacionales y convenciones internacionales que protegen los derechos de las mujeres, las infancias ni de personas con discapacidad. La falta de perspectiva de género de Mingarini fue "inaceptable" para el tribunal de enjuiciamiento. Analizaron en detalle cada caso, remarcaron que ignoró a las víctimas y a las pruebas deliberadamente. Hasta lo cuestionaron por su "déficit cognitivo". Se puede leer más sobre el fallo completo haciendo click acá.

Sobre lo que significa este resultado lo comentó la abogada Condrac, mientras el diez a cero de la destitución se festejó como un gol de mundial en las escalinatas de Tribunales: "Esta era una deuda con las víctimas de delitos sexuales y con las mujeres de Santa Fe". "Esperábamos que actúen de manera contundente, rotunda, después de lo que se vio y se escuchó, luego de la audiencia de vista de causa, de las evidencias presentadas. No podía ser otra que la unanimidad", agregó. Instó también a que sea la Corte la que promueva la formación en género y que haga cumplir las leyes vigentes en relación al tema.

Lo interesante es que en su análisis el tribunal, que tuvo acceso a todo el material audiovisual y de legajos judiciales sobre el que trabajó este medio, no solo llegó a la conclusión de la misoginia crónica que Mingarini arrastró por las salas del subsuelo de Tribunales durante tres años, sino que corroboró los hechos que fueron descritos a lo largo de las publicaciones el último año en UNO Santa Fe.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario