Secciones
Voto Femenino

Antecedentes del voto femenino en Argentina

El voto femenino encuentra antecedentes en luchas feministas de finales de siglo XIX. Fueron las mujeres organizadas quienes batallaron por sus derechos cívicos

Jueves 11 de Noviembre de 2021

Pensar en el voto femenino en Argentina, inmediatamente remonta al año 1947, año en que finalmente se promulgó la ley. Tiempo después, en 1951, durante el primer gobierno peronista, las mujeres acudieron masivamente a las urnas.

Sin embargo, esta demanda histórica encuentra sus antecedentes en las luchas feministas de finales del siglo XIX. Fueron las mujeres organizadas en agrupaciones socialistas, anarquistas y radicales quienes batallaron por la obtención de sus derechos cívicos. Recordemos que, hasta ese momento, la participación en la vida política solo estaba permitida a los hombres argentinos mayores de edad. Las mujeres estaban excluidas de la actividad parlamentaria y de los partidos de masas.

Sin embargo, el movimiento internacional por el voto femenino se hacía cada vez más fuerte. Fue así que, a principios del siglo XX, las mujeres en Argentina crearon organizaciones que buscaban la igualdad de derechos y de oportunidades.

voto femenino argentina.jpg
El voto femenino encuentra sus antecedentes en las luchas feministas de finales de siglo XIX

El voto femenino encuentra sus antecedentes en las luchas feministas de finales de siglo XIX

¿Qué fue el Comité Pro-Sufragio Femenino?

Con el objetivo de reivindicar los derechos políticos de las mujeres, en 1907, Alicia Moreau fundó y lideró el Comité Pro-Sufragio Femenino. Surgió en el seno del Partido Socialista y estuvo integrado por Sara Justo, Julieta Lanteri y Elvira Rawson.

En este espacio nació, en 1911, el primer proyecto de ley de voto femenino. Lo presentó el diputado Alfredo Palacios, en el Congreso de la Nación. El proyecto fue negado tan rotundamente que ni siquiera se trató.

Sin embargo, la lucha de las mujeres persistió. El Comité, a través de la realización de acciones a favor del voto femenino, alentaba la participación de la mujer en la vida política.

Así fue que, en 1920, llevaron a cabo dos simulacros de elecciones con campaña electoral incluida. En estos ensayos, se daba lugar a la palabra de las militantes en los espacios de trabajo y en las calles. Además, se realizaban charlas, conferencias y veladas literarias.

En relación a estas intervenciones, Alicia Moreau expresó: “Lo que pretendemos es despertar la atención de las mujeres, es interesarlas en el movimiento, es provocar una manifestación de opiniones”, publica El Destape.

Unión Feminista Nacional

Esta organización también tuvo a Alicia Moreau como protagonista. En 1918, esta intelectual fundó la Unión Feminista Nacional, otra agrupación pro derechos de la mujer. Sus ideas quedaron expresadas en Nuestra Causa, revista publicada entre 1919 y 1921.

Meses antes, Alicia Moreau había participado como delegada en el Primer Congreso Internacional de Obreras, en Washington. Allí, tomó contacto con las sufragistas norteamericanas y, al regresar al país, fundó este espacio.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario