Violencia institucional

A 3 años de la Masacre de Monte: "Fue una noche muy oscura"

A 3 años de la Masacre de Monte, donde cuatro adolescentes murieron tras una persecución y ataque de policías en Buenos Aires, los familiares esperan el juicio.

Viernes 20 de Mayo de 2022

"Mamita, te amo" y luego un beso en la mejilla. Eso fue lo último que escuchó y sintió Gladys de su hijo Danilo Sansone (13), una de las víctimas de la denominada "Masacre de San Miguel del Monte", de la que hoy se cumplen tres años.

"Para esta fecha representa vivir de nuevo lo que viví el 20 de mayo de 2019. Lo que fue cada minuto de esa noche en la que iban pasando las cosas", señala Gladys en una entrevista con Télam que se realizó dentro del colegio al que asistía su hijo.

Con lágrimas en los ojos y angustiada por la demora de la justicia para resolver la fecha de inicio del juicio por el caso, Gladys Ruizdía recordó la madrugada en la cual su hijo junto a Aníbal Suárez (22), Gonzalo Domínguez (14) y Camila López (13) murieran en la localidad bonaerense de San Miguel del Monte luego de que policías a bordo de patrullas comenzaron a perseguir sin motivos el Fiat 147 en el que viajaban, lo que provocó que el vehículo chocara contra un acoplado.

En aquel auto, también viajaba Rocío Quagliarello (16), que sobrevivió a la persecución y el posterior choque, por el cual sufrió heridas graves en un brazo y en ambas piernas por el hecho, y permaneció internada en el Hospital El Cruce, en la localidad de Florencio Varela, durante 25 días.

Según recuerda Gladys, luego de que el auto manejado por Aníbal Suárez impactó contra el acoplado, la mujer fue alertada durante la madrugada por su esposo que casualmente había ido esa noche al hospital de la mencionada localidad bonaerense, que tiene más de 24.000 habitantes.

monte 6.jpg
Fotos de Adrián Escandar Fotoperiodismo San Miguel del Monte, 23 de mayo de 2019.
Fotos de Adrián Escandar Fotoperiodismo San Miguel del Monte, 23 de mayo de 2019.

"Me llevaron a una oficinita del hospital. Y ahí me tuvieron, encerrada. Nunca me dejaron reconocer su cuerpo y había un policía custodiando la salita donde estaba el cuerpo de mi hijo. Era todo muy turbio, los policías hicieron lo que querían. Ahí empezamos a insistir con la búsqueda de la verdad. Los vecinos nos decían que había habido tiros, que no había sido un accidente", cuenta la mamá de Danilo, y agrega con énfasis: "La intendenta, Sandra Mayol, me mintió en la cara y me dijo que había sido todo un accidente".

En un principio, algunos agentes de la policía bonaerense hicieron pasar el caso por un "accidente", y por eso se los acusa de modificar las actas del procedimiento, falsear declaraciones y ocultar material fílmico, que luego fue revelado a los medios de comunicación.

"Una noche muy oscura". Así lo describe Susana Ríos, mamá de Gonzalo, en el living de su casa, donde recordó el día de la masacre en diálogo con Télam.

"La persecución que sufrieron los chicos esa madrugada fue causada por la nada misma. Para mí pasaron por un lugar que les molestó a los policías. Pero, no existió ningún llamado por robo, ningún llamado al 911. Solamente llamaron a la comisaría porque se sentían ladridos de perros. Y por esa zona, no andaba el 147 donde viajaban los nenes", recuerda con tristeza Susana.

En el medio de la conversación, la mujer limpia las lágrimas de sus anteojos de marco negro y añade: "Quisieron hacer creer que eran delincuentes, cosa que no era cierto porque se ve en las filmaciones. Era un auto que iba despacio, que iba lento, que no iba zigzagueando. Repudio muchísimo todo el encubrimiento que quisieron hacer y cómo quisieron hacer quedar a los nenes. Esto fue un asesinato de niños con alevosía".

"Me sacaron lo más preciado, a mi hijo. Ahora estamos todos juntos tratando de hacer una nueva vida sin Gonzalo. Físicamente al menos. Porque está presente en nuestra memoria todo el tiempo", dijo, con dolor.

Loana Sanguinetti, la madre de la sobreviviente Rocío, admite que siempre siente "una mezcla de emociones" al traer al presente el hecho: "Yo a Rocío la tengo, pero el resto de los padres perdieron a sus nenes. Fue Rocío la que sobrevivió, pero pudo haber sido cualquier otro. No entiendo por qué, no encuentro justificación".

Actualmente, Rocío continúa viviendo junto a su madre, quien señala que "todavía le cuesta mucho hablar del tema con su hija".

"Es un día a día. Tratar de seguir adelante y no volver a revivir todo. Nos hace muy mal. A Ro le hace muy mal. Hablamos del tema y es lágrimas y lágrimas. Es mucha tristeza, nos cuesta mucho", describe Loana, sentada en una silla blanca en el patio de su hogar.

San Miguel del monte2.jpg

La realidad de la mamá de Camila López, Yamila Zarzoso, es igual a la de las demás, con la tristeza a flor de piel, aunque intenta recordar a su hija con alegría.

En una entrevista con Télam realizada en el "Skate Park" de San Miguel del Monte, uno de los lugares a los que Camila habituaba ir con sus amigos, la mujer dijo que recuerda a su hija "todos los días desde la alegría".

"Recordarla de esa forma es sanador. Era súper alegre, muy activa, con mucha risa. Su ausencia se nota muchísimo. Siempre está en nuestras conversaciones. Era muy amiguera. Lo que más hacía era estar con sus amigas", cuenta Yamila, con una media sonrisa en su rostro mientras fuma un cigarrillo y observa el paso de adolescentes saltando en sus tablas.

Todos los familiares de los adolescentes fallecidos coincidieron en que la instancia del juicio será "reparadora" y pidieron a la Justicia que disponga la fecha para el inicio de las audiencias a las que serán sometidos 23 imputados, todos ellos policías.

"Tengo muchas ganas de que llegue el día de juicio. Para eso estoy poniendo todo mi esfuerzo. El dolor me va a acompañar toda mi vida. A mi hija nadie me la va a devolver. Pero necesitamos cerrar esa etapa para sanar y hacer el duelo como corresponde", señala Yamila Zarzoso.

Por su lado, la mamá de Rocío, Loana dijo que las familias piensan "todos los días en el juicio" y anticipó que su hija Rocío va a ir a las audiencias.

"Esperamos que paguen por lo que hicieron, pero lo que pasó no se va a poder borrar de nuestras cabezas. Ese dolor no lo vamos a poder superar nunca", expresó.

Por el hecho, hay 23 imputados -de los cuales 8 están en prisión, entre efectivos de la comisaría local y peritos de Policía Científica, quienes están a la espera de ser sometidos a juicio por el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 4 de La Plata, a cargo de la jueza Carolina Crispiani, aunque todavía no se estipuló cuándo comenzará el debate.

Al respecto, uno de los imputados de la causa el exsecretario de Seguridad de Monte, Claudio Martínez, falleció el 10 de mayo pasado luego de haber sido atacado por un perro en el domicilio en el que cumplía su arresto.

Los principales acusados son los oficiales García, Ecilape, Monreal e Ibáñez, quienes se encontraban a bordo de los patrulleros que persiguieron a los jóvenes y desde donde se efectuaron los disparos que provocaron el choque. Los cuatro están imputados como coautores de "homicidio agravado por abuso de función como miembro de las fuerzas policiales calificado por el empleo de armas de fuego, y violación de los deberes de funcionario público" y serán juzgados por un jurado popular.

En tanto, otros 19 policías irán a otro juicio -en este caso sin jurado popular- "por encubrimiento agravado, incumplimiento y violación de los deberes de funcionario público.

Paralelamente, en la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 3 de La Plata hay una causa conexa por presunta violación de los deberes de funcionario público que se le sigue a la intendenta de Monte de ese momento, Sandra Mayol, y al jefe de Bomberos.

Finalmente, Susana Ríos expresó que trabaja día a día para que se llegue a una condena "ejemplar". "Queremos que el juicio sea una instancia reparadora. Para que el corazón esté en paz", concluyó.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario