Abreviado

Condenada por matar al hombre que se peleó con su marido

María Rosa Giménez fue condenada a ocho años de prisión por el homicidio de Andrés Barreto. Le disparó tras una pelea en 2020 en barrio San Martín de Paraná.

Miércoles 11 de Mayo de 2022

Rosita, como le dicen a María Rosa Giménez, no tenía chances de evitar ser condenada por homicidio. Frente testigos presenciales mató de un disparo a Andrés Sebastián Barreto, más conocido como Cachimba, en la zona oeste de Paraná. Por esto, decidió acordar con la Fiscalía la pena mínima por el crimen cometido en 2020 en el barrio San Martín de Paraná. El juicio abreviado terminó en la sentencia que la mujer ya cumple en la Unidad Penal N° 6.

La audiencia de juicio abreviado se realizó la semana pasada, donde el fiscal Juan Francisco Ramírez Montrull expuso ante el Tribunal todos los elementos reunidos en la investigación, que sostenían la hipótesis acusatoria donde Giménez era responsable del homicidio de Barreto, y solicitó la pena de ocho años de prisión efectiva para la mujer de 38 años. El abogado defensor, Javier Aiani, expresó la conformidad con el pedido. Y también Rosita, quien confesó el asesinato y aceptó cumplir la pena de encierro.

Para el acuerdo de juicio abreviado el fiscal convocó a los familiares de la víctima para ponerlos al tanto del mismo. Incluso, se hicieron presentes en la audiencia donde dieron su consentimiento para que se realice el abreviado y con la pena acordada.

También se encontraba imputado en la causa Omar Gómez, la pareja de Rosita, de 40 años. Pero respecto de este hombre se acordó que se dictara su sobreseimiento, ya que se pudo determinar que, si bien había peleado con Barreto, no había tenido intenciones de matarlo. El disparo mortal fue una decisión unilateral de su mujer.

De este modo, el Tribunal homologó el acuerdo en una sentencia, que la mujer y ordenó el alojamiento de Giménez en el penal de mujeres.

Según había informado UNO tras el hecho ocurrido el 16 de agosto de 2020, en la investigación llevada adelante por el personal de la División Homicidios, a Rosita no le gustó que su marido terminara perdiendo una pelea contra Cachimba, y lo mató a balazos.

El hecho ocurrió en un contexto de extrema violencia. Según la información recabada por UNO, el hecho ocurrió cerca de las 4.30 en la zona del barrio San Martín, lindante con el Volcadero municipal. Pese a la prohibición de mantener reuniones por la cuarentena que regía aún en todo el país, con algunas excepciones, Gómez, apodado Carpincho, habían estado junto a Cachimba, cuando discutieron y luego se tomaron a golpes de puño.

Según los testigos, ambos se pelearon a la vieja usanza, sin armas de por medio. El conflicto terminó, según los testigos con Carpincho bastante golpeado. Esta situación de violencia habría llevado a Rosita, que según testigos siempre anda con un arma en la cintura, a presentarse en el lugar y atacar a balazos a Barreto.

Los disparos en plena tarde alarmaron a todo el barrio San Martín, ya que había muchos niños en la calle en los patios de sus casas.

A la víctima del disparo lo subieron a un carro con tracción a sangre y lo trasladaron a unveloz galope hacia el centro de salud Ramón Carillo del barrio San Agustín. Pero al llegar, el personal de salud encontró a Barreto ya sin signos vitales. Se declaró su muerte, a los 38 años.

Personal de la División Homicidios (Dirección Investigaciones) se hizo presente en calle Ameghinoal final. Entrevistó a testigos presenciales y a familiares de la víctima, quienes no dudaron en señalar a Giménez y a Gómez como los protagonistas de la reyerta fatal, aunque todos coincidían en que la mujer había sido la autora del disparo.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario