Martes 25 de Julio de 2017

Vecinos resignados por la basura que se junta en todas las esquinas del paseo sobre Ramírez

Hoy a la mañana había basura abajo del cartel que solicita "no arrojar".

Los vecinos del Thompson se acostumbraron a que en todas las esquinas del paseo de avenida Ramírez, entre Antonio Crespo y Bravard, se junte la basura.

Lo llamativo es que hoy había restos de ramas y bolsas bien abajo del cartel que pide "No arrojar basura".

Natalia, una vecina que vive en el barrio, aseguró a UNO que están acostumbrados porque todos los días pasa lo mismo.

La verdad es que, sobre la mano derecha, a menos de 50 metros de la foto se encuentra un contenedor de residuos.

Al parecer como se llenan rápido los habitantes de la zona dejan las bolsas a mitad de camino.

En el lugar confirmaron que, cuando llegan las máquinas municipales, levantan los residuos pero van dejando los restos tirados que actúan como "llamadores" para los que prefieren evitar el contenedor.

En Mayo UNO publicó una nota en donde se destacaba el trabajo de la chipeadora de la Municipalidad que "trituran" los minibasurales.


thompson 3.JPG
Una paradoja paranaense. Foto <b>UNO</b>.
Una paradoja paranaense. Foto UNO.

Además del problema crónico de la basura en el Thompson necesitan arreglos en el paseo porque las veredas desaparecieron y solo queda tierra por la que no pueden caminar, por ejemplo, cuando llueve.

A la noche faltan luces a lo largo de las cinco cuadras que desembocan en el ingreso al complejo turístico público Thompson que, en los últimos meses, tuvo un repunte comercial gracias al polo gastronómico popular de Puerto Sánchez.


Comentarios