"A Micaela la mató Wagner y yo lo único que hice fue cumplir con la ley"

El magistrado que dejó en libertad al hombre que asesinó a la joven habló por primera vez en público. Defendió su resolución y dijo que entendió a los padres de Micaela con lo que quiere reunirse.

En la causa que se investiga el femicidio de Micaela García, hablaron todas las partes y se conoció que el expediente fue elevado a la Cámara para que se realice el juicio correspondiente.

Está confirmado que Sebastián Wagner fue el autor material del femicidio en tanto que se tratará de establecer la responsabilidad del resto de los imputados en el hecho que conmocionó al país.

El juez de Ejecución de Penas Carlos Rossi, que tiene que responder por varias denuncias en el Jury de Enjuiciamiento, habló con UNO y rompió el silencio.
Como se sabe Wagner está acusado de "abuso sexual con acceso carnal y posterior homicidio calificado por alevosía, por femicidio y criminis causae. Además, están presos Néstor Pavón, su padrastro, el policía bonaerense Fabián Ehcosor, mientras que se dispuso que continúe con prisión domiciliaria Gabriel Otero, hijastro de Pavón.

Micaela de 21 años quien era oriunda de Concepción del Uruguay, estudiaba Educación Física y fue asesinada el 1 de abril de este año en la ciudad de Gualeguay.

El femicidio golpeó a los padres, a la comunidad, a la Justicia, al país y todo el mundo puso como el gran responsable de este hecho al juez que autorizó la salida transitoria de Sebastián Wagner.
Esto se podría haber evitado, claro que sí, si el autor hubiera estado preso. Pero por la actual legislación ganó la calle.

"Micaela sufrió un calvario, y quién habla también"
El que explicó lo que hizo y trató de dar sus justificaciones fue el propio juez, el tan cuestionado y criticado. Telefónicamente esta tarde habló y sin preámbulos dijo que aceptaba la entrevista, pese a que pensaba hacer sus aclaraciones a la sociedad y a la prensa una vez que concluyera el proceso investigativo en el jury de Enjuiciamiento.

"La verdad es que es muy feo y terrible lo que pasó, lo que le pasó a Micaela. Es obvio que me solidarizo con sus familiares porque es tremendo lo que sucedido. Pero deberán saber todos que actué ajustado a Derecho, cumpliendo con la Ley y haciendo lo que me exige la Jurisprudencia y la legislación", dijo el magistrado que tras ocurrido el suceso y las denuncias en el Jury decidió tomarse licencia médica.
Cuando se lo consultó si volvería a dejar en libertad a Sebastián Wagner, dijo tras escucharse un profundo respiro: "Mirá la pregunta que me hacés?. Estoy convencido que actué bien, que hice lo que tenía que hacer y que apliqué el Derecho tal como debe ser".

Rossi contó:"Micaela es la víctima, por supuesto, lo mismo que su familia, pero deberán entender y es por eso que lo voy a marcar en mi defensa, cumplí con lo que me exige hasta el propio Superior Tribunal de Justicia que me retó por seguir los informes Criminológicos. Hay jurisprudencia que me avala y que es muy clara, lo que me lleva a decir que actué dentro de la ley".

"Me atormenta como a cualquiera el calvario que vivió Micaela, pero tendrán que saber que a ella yo no la maté. La mató Wagner que tenía un beneficio y sólo Dios sabe porqué hizo lo que hizo", enfatizó el juez para marcar nuevamente: "La salida transitoria estuvo bien otorgada y yo no me puedo hacer cargo por lo que puede hacer o dejar de hacer una persona que avanza en el régimen de Ejecución de Penas. Yo no hago futurología de los actos de las personas".

Dicho esto, marcó: "A mí también me hicieron sentir un calvario, incluso la ligó mi familia. Me escracharon la casa, tuve que andar escondido como un delincuente, algo que no lo soy, y me dolió muchísimo lo que vive en la actualidad mi esposa y mis tres hijos que padecieron sin merecer todo esto de agravios y locuras".

"Afortunadamente ellos me entienden, están conmigo, y entienden a los padres de Micaela, pero saben que como juez fallé ajustado a Derecho. De allí que comprenden mi tarea como Juez de Ejecución de Penas", resaltó para recordar: "No es grato para nadie que te corran los periodistas, la gente gritándote en tu casa o a la salida. Tener que esquivar a todo el mundo. La verdad es que es tremendo lo que le pasó a Micaela, a sus padres y a mi, junto a mi familia".

Hubo jueces, abogados o personas que se solidarizaron con él, pero hubo otros que siendo parte del mundo de la Justicia lo criticaron. "Si son estudiosos del Derecho sabrán que actué cumpliendo la ley, y si dicen otra cosa es porque tienen otros intereses", evaluó sobre los planteos y denuncias efectuados en los últimos tiempos.

Volvió a insistir: "Entiendo, comprendo y hasta me pongo en lugar de los padres de Micaela, porque tengo hijos. Y la verdad es que no hay palabras para explicar su dolor, incluso los puedo justificar cuando se la agarran conmigo diciéndome de todo. Los entiendo porque habla desde su dolor, al cual hay que respetar sin decir más que esto".

Rossi agradeció en particular a la jueza de Ejecución de Penas de Paraná Cecilia Bértora por las explicaciones que dio a los medios de prensa, y en particular lo que indica la ley sobre las salidas transitorias. Y al hablar de los medios de prensa, se tomó un tiempo: "La verdad que a los de Entre Ríos valoro las observaciones y críticas constructivas, pero los que desinformaron, fueron amarillos y tuvieron un comportamiento que deja mucho que desear son los que llegaron de afuera. Hablaron muchas cosas sin saber, prejuzgaron y llegaron al límite de hacerme guardias periodísticas de noche, de día, molestando a mi familia que nada tenía que ver con esto. La verdad es que esta gente, en especial de Buenos Aires, tuvo un comportamiento lamentable".

"Ellos pretendían hacerme un juicio popular en la plaza y hacerme un linchamiento público para apagar el dolor de los familiares de Micaela, y por ello es que levantaron un show con este tremendo hecho", enfatizó el magistrado que volvió a trabajar y aún permanece con custodia en su casa y en el juzgado.

Valoró el rol de sus defensores en el Jury y por todo esto explicó: "Yo quiero dar las explicaciones técnicas, jurídicas que se tienen que dar en el lugar que corresponda y por todo esto creo que en el segundo semestre llegará el momento de que se sepa toda mi verdad y mis razones por las cuáles dejé en libertad a Wagner. Por supuesto que todo está va a estar fundado y ajustado a Derecho".

"En ese ámbito se deberá analizar mi resolución, mi fallo jurídico, ahí se sabrá y definirá la cuestión, lo otro lo que se diga con otras intenciones, no van a modificar mi forma de pensar y de proceder en el juzgado, porque sigo aplicando la misma ley para todo por igual", resaltó.


Una charla aclaratoria

El juez manifestó que llegado el momento, le gustaría hablar con el padre y la madre de Micaela. Con firmeza dijo a UNO: "Seguramente si se dan las circunstancias y con el paso del tiempo y una vez que termine todo el tema del Jury, me gustaría tener un encuentro con los padres de la víctima. Quiero decirles el respeto que les tengo, mi solidaridad, pero además quiero contarles por qué hice lo que hice".


Nuevo defensor

Matías Farías defenderá a Gabriel Otero, hijastro de Sebastián Wagner, que está imputado como coautor del crimen de la joven en Gualeguay. Desde que tomó el caso, logró que el joven de 21 años aguarde el inicio del debate con arresto domiciliario.


Farías tomó la defensa de Otero hace poco más de dos meses, cuando el hijastro del principal acusado, Sebastián Wagner, se encontraba con prisión preventiva. En diálogo con El Día confió que ningún abogado gualeyo quiso tomar la defensa y a través de un contacto llegaron a él.


Este abogado de 34 años tiene en claro que su cliente es inocente y que solo existe una prueba que lo involucra. Otero no fue detenido en el principio de la causa, pero quince días después de iniciado el proceso un testigo lo reconoció en una rueda de personas y desde ahí se lo involucró en el hecho. Luego de que le dictaran la prisión preventiva comenzó a actuar Farías.


"A Otero no le imputan un encubrimiento, sino la coautoría, solo hay un testigo que lo ubica en tiempo y espacio en el lugar del hecho", manifestó el gualeguaychuense de 34 años. Pero el nombre del hijastro también tuvo su vinculación con el lavado del vehículo en donde fue trasladada Micaela García. Para Farías esto no es relevante por el hecho de que no se le imputó el delito de encubrimiento, a diferencia de Néstor Pavón, que está acusado como coautor y de encubrir a su empleado Wagner.


Farías prefirió no adelantar lo que será su estrategia defensiva en el debate que se desarrollaría en octubre, pero contó lo que dijo Otero en su indagatoria. "Habló sobre lo que pasó, dijo fue que siempre estuvo a disposición junto a su madre, dijo 'yo sí lavé el auto esa mañana, pero fue porque ese día me levanté hice algunos mandados, anduve con mi mujer en el auto, y como estaba sucio lo lavé y después me fui a jugar al fútbol, no tenía idea lo que había pasado'. Eso fue lo que relató. Él siempre estuvo a disposición y por eso el Juzgado le otorgó el arresto domiciliario. Entendió que siempre había estado dispuesto a colaborar, no perturbó la investigación ni destruyó pruebas, ni trató de fugarse", detalló el defensor.


El abogado opinó que Otero fue involucrado por tratarse de una causa importante y pública, porque "el Fiscal (Ignacio Telenta) no lo había llamado a Otero más que como testigo. La única prueba que lo involucra es un testigo que en la rueda de reconocimiento dijo 'me parece que es él'. Es lo único que hoy en día; lo único que lo está atando a la causa, pero bueno, en el debate probaremos su inocencia", sentenció.


Farías cree que "aunque sea escasa la prueba en contra", Telenta mantendrá la acusación en el inicio del juicio, pero aseguró que para él es importante llegar a debate para que "se averigüe la verdad".


Otero hoy aguarda en la casa que convivía con Sebastián Wagner el inicio del juicio. Por el momento solo hay especulaciones de cuándo se realizaría el debate, pero se cree que podría ser en octubre.

Comentarios