Economia
Miércoles 05 de Julio de 2017

La AFIP cobrará una retención en las ventas de propiedades en efectivo

Lo hará a través de la reducción de la alícuota del impuesto al cheque y la creación de una retención, como pago a cuenta, para aquellas transacciones inmobiliarias que se hagan en efectivo

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) desalentará la utilización de dinero en efectivo para comprar y vender inmuebles.
Con este fin, utilizará dos herramientas: la reducción de la alícuota del impuesto al cheque para las operaciones inmobiliarias y la creación de una retención para aquellas transacciones que se hagan en efectivo en este sector.
Así lo informaron fuentes del organismo que conduce Alberto Abad, que aclararon que dicha retención -cuya alícuota todavía no fue determinada- será a cuenta del pago de los impuestos de ganancias y de Bienes personales.

Las personas físicas podrán tomarlo a cuenta de Bienes Personales, mientras que las empresas podrán hacerlo a cuenta de este impuesto y de ganancias.
Por otro lado, Abad anunció que el Poder Ejecutivo dictará un decreto para reducir la alícuota del 0,6% del impuesto a los débitos y créditos en cuenta corriente, también para las operaciones inmobiliarias.

Las medidas se adoptan en el marco de la estrategia de bancarización y de combate a la evasión, en sintonía con la obligación para que todos los comercios y servicios vayan adoptando en forma progresiva el uso del posnet; en el caso de las inmobiliarias, la obligación regirá desde diciembre.

"El concepto de bancarizar los pagos está perfecto, porque es un disparate que para cualquier escritura la gente tenga que estar llevando bolsos con dinero en efectivo; a nosotros nos daría mucho más seguridad y sería más cómodo para hacer las operaciones inclusive en las escribanías", sostuvo el presidente del Colegio de Escribanos de la Ciudad de Buenos Aires, Carlos Allende.

De todos modos, opinó que, en el caso del impuesto al cheque "no debería haber una rebaja, sino una eliminación de la alícuota" y consideró que la idea de la retención con pago a cuenta, no es positiva, "porque después esos pagos a cuenta desaparecen y generan cargas adicionales para el contribuyente".

Por su parte, el director de D'Odorico propiedades, Jorge D'Odorico, señaló que "sería muy bueno el cambio para no manejar dinero, aunque el argentino está acostumbrado a contar el dinero en efectivo".

"Este cambio sería muy bueno para todos, porque a veces tenemos muchos problemas con la logística; sería mucho más dinámico para los intermediarios. Además, con los créditos hipotecarios, el sector está funcionando muy bien. Y también es positivo que el Banco Central haya permitido que las transferencias se acrediten en forma inmediata", concluyó.


Fuente: La nación

Comentarios