Secciones
Imputabilidad de Menores

Un adolescente se escapó del Copnaf y avanzó con un raid delictivo infernal

El pibe de 17 años sustrajo un auto en Cerrito, dos caballos en Paraná, agredió a vecinos de la 351, hasta que finalmente fue detenido y puesto a disposición de la Justicia de Menores.

Domingo 06 de Enero de 2019

Mientras se intenta dar el debate en el Parlamento sobre la reducción de la inmutabilidad, un menor tuvo en alerta a la Policía de Paraná. Primero se escapó de una residencia del Copnaf, sustrajo un auto, robo dos caballos, agredió a vecinos hasta que finalmente fue detenido en la Villa 351.

Anoche en Cerrito se dio cuenta de dos situaciones vinculadas con la Policía. Una primera, se informó desde la residencia del Copnaf de la fuga de un adolescente de 17 años. Casi simultáneamente, se alertó del robo de un Chevrolet Corsa color bordó.

Por los datos aportados por testigos, indicaron que el autor tenía características muy similares al irradiado como escapado del Copnaf.

Cerca de las 22 del sábado, personal de la División Robos y Hurtos en Paraná, encontró el vehículo abandonado en la zona del Acceso Norte, en las inmediaciones de la estación de servicios YPF.

El menor mientras tanto, no aparecía, pero se seguían sumando hechos delictivos. Se denunció que en la zona se produjo el robo de una yegua y un potrillo.

Justamente, personal de la comisaría sexta que estaba al tanto de la fuga del menor del hogar en Cerrito, amplió el trabajo operativo en la zona de la Villa 351. Lo mismo hizo el 911, tras alertarse de un par de hechos de violencia por parte de un adolescente que fue identificado como el mismo que se había fugado.

En una de las recorridas, el pibe de 17 años, finalmente fue detenido por personal del 911, por lo que se dispuso su traslado a la División Minoridad.

Había decidido ir a esconderse en este asentamiento, por contar con amigos, y también varios rivales y enemigos.

Mientras esto ocurría, cerca de la 1 de este domingo, personal policial de comisaria sexta tomó conocimiento que en un sector de la 351, habían sido dejados detrás de un rancho, dos equinos.

Un vecino señaló a los uniformados que el menor que era buscado por la policía, ingresó a caballo a ese sector de la ciudad llevando de tiro a un potrillo.

Los dejó en un pequeño predio cercado, por lo que se dio aviso a la Policía.

Finalmente los dos equinos fueron secuestrados preventivamente, hasta que se determinara la real procedencia y propietario.

El trabajo policial concluyó con la derivación del irascible adolescente hacia el Copnaf para que se disponga el alojamiento en una dependencia oficial.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});