Narcotráfico
Jueves 17 de Mayo de 2018

Tres hombres condenados por venta de marihuana a domicilio en barrios de Paraná

Los tres imputados confesaron y acordaron penas de prisión efectiva. El juez López Arango homologó el acuerdo en la sentencia

Tres personas fueron condenadas a penas de prisión efectiva, en un juicio abreviado por traficar drogas en Paraná con la modalidad de delivery. Fue tras una investigación de la Policía entrerriana, que detectó el accionar de los implicados que tenían comercios como pantalla y logró desbaratar la banda que operaba en distintos barrios.
Se trató de A. A. C. (comerciante en el rubro rotisería, de 29 años, del barrio CGT), N. A. G. (de 40 años, comerciante, del barrio San Agustín) y C. J. A. (de 22 años, albañil, del barrio Jardines del Sur). Los tres estaban procesados por comercio de estupefacientes y llegaron a juicio, donde prefirieron acordar con la Fiscalía una pena y así evitar un debate.
En la audiencia realizada a principios de mayo, intervino el fiscal general José Ignacio Candioti, la defensora pública Noelia Quiroga, y el defensor Boris Cohen. El juez Roberto López Arango homologó el acuerdo en una sentencia, en la cual indicó que "la causa se origina en un estado de sospecha elevado por el director de Toxicología al juez federal, que daba cuenta de que un sujeto conocido como El Gordo Agustín del barrio CGT, quien explotaba una rotisería en calle Echagüe, estaba vinculado al comercio de estupefacientes en distintos puntos de la ciudad".
Por esto se llevaron adelante distintas tareas de investigación, tales como escuchas telefónicas y observaciones visuales, por las cuales pudo determinarse que vendía droga con la modalidad denominada "delivery" y que se interrelacionaba con otro sujeto que oficiaba de organizador, proveedor y vendedor, y un joven que era su colaborador.
Con todos los antecedentes compilados con la investigación se libraron órdenes de allanamiento, a una pollería, a una cochera cerrada en calle Villa Hernandarias, a una vivienda en barrio Jardines del Sur y a un kiosco.
El resultado de los allanamientos fue satisfactorio para la causa: en la casa de uno de los acusados se hallaron 13 envoltorios en forma de panes recubiertos con cinta de embalar color marrón, un trozo rectangular, cuatro envoltorios rectangulares cubierto en papel transparente, un envoltorio en papel de aluminio y uno más pequeño conteniendo cannabis. En la lancha de uno de los acusados, que se encontraba en la cochera de la casa de la madre, había un trozo compactado dentro de una bolsa, ácido lisérgico y plantas, hojas y tallos, semillas y cogollos de marihuana dentro de un envoltorio. También proyectiles de diversos calibres y una pistola. En la mesa de luz de la casa del más joven de los imputados había 14 bolsas chicas con marihuana.
En consecuencia, concluyó el vocal, "conforme las pruebas detalladas que fueran estudiadas y analizadas, más la admisión de facto por los propios imputados, tengo por probado de manera contundente que los imputados detentaban con fines de comercialización los estupefaciente secuestrados y que fueran señalados puntualmente en la imputación razón por la que deben responder en calidad coautores".
Por esto, las penas acordadas y sentenciadas por el juez, son: cinco años y tres meses de prisión, y multa de 5.000 pesos para A.A.C.; cuatro años y ocho meses de prisión y multa de 4.000 pesos para C.J.A., e igual sanción que la impuesta a N,.A.G.

Comentarios