Policiales

Tres hombres aceptaron ir a prisión por venta de drogas

Alfredo y Alberto Giménez, padre e hijo, y Carlos Bustos, oriundos de Gualeguay, acordaron en un juicio abreviado cumplir cuatro años de cárcel. La Policía les encontró cocaína y marihuana.

Martes 28 de Agosto de 2012

Los estupefacientes que les encontraron en sus domicilios eran poca cantidad, pero junto a elementos de fraccionamiento, pesaje, estiramiento y envoltorios, la investigación logró probar que los tres acusados vendían droga al menudeo en Gualeguay.

Ayer se convocó al juicio oral y público en el Tribunal Oral Federal de Paraná, que se realizó de manera abreviada: los acusados acordaron con la representante del Ministerio Público Fiscal, Marina Herbel, recibir la mínima pena por el delito que les imputaron, a cambio de hacerse responsables del mismo, y así evitar el desarrollo del debate con testigos y pruebas. Alfredo Daniel Giménez, de 40 años, y su hijo Alberto, de 21 (defendidos por el abogado Rubén Gallardo), aceptaron cuatro años de prisión, mientras que Carlos José Bustos, de 38 años (asistido por la defensora oficial Gisela Cancilieri), cumplirá cuatro años y un mes, ya que tenía otra causa acumulada por tenencia simple de droga.

El 21 de marzo de 2009 se realizó un procedimiento en el domicilio de Bustos, del barrio 40 Viviendas, donde se encontró marihuana: siete gramos que tenía el hombre en su poder en un bolsillo del pantalón, y 28 gramos más dentro de un lavarropas. Por esta causa que se le inició lo imputaron finalmente por Tenencia simple de estupefacientes.

Dos años mas tarde, el 12 de febrero de 2011, se efectuó otro allanamiento, tanto a la casa de Bustos como a la de Giménez. Pero este procedimiento fue la conclusión de un período de tareas de inteligencia efectuadas por personal de Toxicología de la Policía de Entre Ríos.

La investigación comenzó a partir del llamado telefónico de un vecino de Gualeguay a la Policía, quien de manera anónima denunció que en determinadas viviendas se llevaba adelante el comercio ilegal de drogas.

De esta manera es que, con conocimiento del Juzgado Federal de Paraná (con jurisdicción en la mencionada localidad del sur entrerriano), comenzaron las tareas de vigilancia en las inmediaciones de las viviendas de Giménez, en el barrio Defensa Costera, y en el 40 Viviendas de Bustos, donde efectivos policiales de civil filmaron en diferentes oportunidades el movimiento de personas y el intercambio de dinero y elementos en forma de pasamanos, entre los sospechosos y sus clientes.

En la requisas domiciliarias, los uniformados encontraron una escasa cantidad de estupefacientes: en la vivienda de Giménez hallaron 28 gramos de cocaína, tres gramos de marihuana, celulares, 8.000 pesos, papeles para armar, restos de nylon, una tuquera; y en la de calle Mitre 536, 2.758 pesos, 52 gramos de marihuana (en 17 envoltorios, siete tizas), restos de marihuana esparcidos en la mesa, además de una balanza digital y leche en polvo para el estiramiento.

De las pericias practicadas en los celulares no surgieron datos relevantes en relación a la venta de estupefacientes, pero las demás pruebas, así como los elementos hallados en las viviendas, incriminaron a los acusados en la comercialización de drogas.

En cuanto a los antecedentes de los imputados, según manifestaron al momento de la identificación de parte del Tribunal, Alfredo Giménez dijo que tuvo una condena por robo de tres años y ocho meses de prisión, en tanto que su hijo Alberto no había sido condenado por la Justicia por ningún delito. Bustos recordó que tuvo anteriormente tres condenas por robos, cuyas penas unificadas fueron de 11 años de cárcel. Además, tiene una causa en trámite en la Justicia Federal con jurisdicción en San Isidro (provincia de Buenos Aires), en la que está imputado por transporte de unos 100 gramos de cocaína.
 

El Tribunal conformado por Noemí Berros -presidenta-, Roberto López Arango y Lilia Carnero, evaluará el acuerdo arribado entre las partes para dar el veredicto, donde las condenas no pueden superar los años que aceptaron los acusados.

Los Giménez están alojados en la Unidad Penal de Gualeguay, mientras que Bustos estaba en la Nº 1 de Paraná, por lo que pidió su traslado a la misma localidad donde tiene su familia. Los jueces ordenaron un traslado para acercamiento familiar por 15 días, mientras tramitan el pedido de traslado definitivo para que Bustos cumpla la condena en Gualeguay.

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario