Secciones
Coronavirus

Tiene casi 70 años y diabetes, pero para la Justicia aún es peligroso que salga de prisión

Roberto Sterz está condenado por narco, pidió el beneficio de la domiciliaria amparado en la pandemia, pero se la rechazaron.

Viernes 15 de Mayo de 2020

Roberto José Sterz ya no encuentra en la Justicia a quien confíe en él. Tiene dos características que lo ubican dentro del grupo de riesgo del coronavirus, pero pesan mucho más sus dos condenas por narcotráfico y la nueva causa que tiene en su contra por organizar la venta de drogas mientras estaba con salidas sociolaborales de la cárcel. El hombre que protagonizó la fabricación de cocaína en un campo del Acceso Norte de Paraná está cerca de cumplir los 70 años y padece diabetes, así como hipertensión arterial. Pidió el arresto domiciliario ante la emergencia sanitaria del Covid-19, pero tanto el Juzgado Federal de Concepción del Uruguay como la Cámara Federal de Apelaciones de Paraná le rechazaron el planteo.

En la presentación del recurso de apelación su abogado defensor José Ostolaza sostuvo que habría que tomar en consideración las recomendaciones expuestas por el Comité Nacional para la Prevención de la Tortura, en cuanto a las medidas a adoptar en lugares de detención a raíz de la actual emergencia sanitaria. Remarcó que Sterz padece de diabetes tipo II e hipertensión, y que se encuentra próximo a cumplir los 70 años, y agregó que debe valorarse la emergencia sanitaria dispuesta por el Poder Ejecutivo frente a la pandemia, la preocupación planteada por la Cámara Federal de Casación Penal sobre las personas privadas de la libertad frente a ese escenario, entre otros aspectos.

Destacó además que existe un alto riesgo de que se produzca un masivo y simultáneo contagio de los internos de la Unidad Penal donde se encuentra alojado, por lo que debería aplicarse el método elegido para el resto de la población por el Gobierno: separar y aislar para desacelerar la velocidad de contagio. A su entender, la única alternativa viable es conceder a los internos más vulnerables la prisión domiciliaria.

Por su parte, el fiscal general Ricardo Álvarez se opuso al pedido, y refirió que el imputado, además de contar con procesamiento y prisión preventiva firmes, cumple una condena en el marco de la causa de la cocina de cocaína que montó en el campo del empresario Vicente Bioletti.

Citó una resolución judicial en la que se definió: “La detención cautelar domiciliaria implica, en comparación con la prisión preventiva, una disminución significativa del control estatal sobre el cautelado y, desde esta perspectiva, un incremento del riesgo de que eluda la acción de la Justicia”.

El fiscal remarcó que el informe médico señala que Sterz se encuentra en buen estado de salud, lejos de una situación de extrema vulnerabilidad. Por otro lado, sostuvo que la provincia de Entre Ríos estaría señalada como una de las de menor propagación, y sumado a la situación actual del imputado, no debería admitirse una morigeración.

Al momento de resolver, los camaristas Mateo Busaniche, Cintia Gómez y Noemí Berros recordaron que Sterz está detenido desde el 9 de mayo de 2019 por la última causa que lo investiga por narcotráfico, y cuenta con dos condenas: una por organizar el transporte de drogas, y otra de 10 años de prisión por la mencionada cocina de cocaína.

Luego observaron que la Cámara Federal sostuvo, ante la gran cantidad de pedidos de prisión domiciliaria desde el inicio de la pandemia, que “las evaluaciones en cada caso deberían determinar si es posible proteger la salud de los internos si permanecen detenidos y considerar factores como el tiempo de pena cumplido y la gravedad del delito o la existencia de riesgos procesales”.

En este sentido, los integrantes de la Cámara de Paraná entendieron que “si bien Sterz tiene 69 años y las patologías que se acreditaron son pasibles de encuadrar dentro de los grupos de riesgo, del informe del médico de la Unidad Penal N° 1 surge que si bien el imputado cuenta con antecedentes de DBT (II), HTA (Hipertensión Arterial) y Dislipemia, se encuentra con buen estado de salud.

A su vez, mencionaron que “el director de la Unidad Penal N° 1, Octavio W. Ifran, informó que ‘Sterz es controlado por el Servicio de Sanidad de esta institución, el cual le brinda la atención correspondiente’”.

Asimismo, para fundamentar el rechazo del pedido del preso, se mencionó la complejidad de la causa en la que ahora está procesado, así como la logística y estrategia con la que operaba para el comercio de droga y que pudo ser desentrañada mediante intervenciones telefónicas y tareas investigativas.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario