Secciones
Triple Crimen de Bajada Grande

Silboldi se hizo cargo del triple crimen y trató de desvincular a sus hijos

El imputado por los tres homicidios declaró ante la fiscal. Admitió ser autor de los balazos letales, pero aclaró que fueron defensivos y para defenderse él y a sus propios hijos.

Lunes 27 de Mayo de 2019

Oscar "El Negro" Siboldi declaró como imputado por el triple crimen ocurrido este fin de semana en el barrio La Aceitera, y en su derecho dio una versión de los hechos que puede llegar a ser más que llamativa. No es menor que en su descargo ante la fiscal Patricia Yedro se haya hecho responsabilizado de las tres muertes e intentara desvincular a sus dos hijos que también se encuentran detenidos.


UNO informó en estos últimos días cómo avanza la investigación para aclarar los homicidios de tres personas ocurridos en la madrugada del sábado en el interior de una vivienda donde pernoctaba Silboldi.

Por el triple crimen fueron asesinados a tiros: Luciano Álvarez, de 37 años, Miguel Aguirre de 35, y Leonardo Álvarez, de 29 años.

Por el hecho fueron detenidos: Oscar Siboldi de 54 años y sus hijos Brian Ezequiel, de 24, y Alexis Maximiliano, de 21.



El personal de la División Homicidios sigue procesando material probatorio con el fin de apuntalar las responsabilidades de los tres Siboldi, ver la participación de la joven Cintia Narváez de 23 años que recuperó el domingo la libertad. Un detalle, faltan secuestrar las armas que se utilizaron para provocar la masacre.

Este mediodía fueron formalmente imputados del delito de Triple homicidio Calificado, Siboldi padre y Brian, en tanto que a la tarde fue el turno de Maximiliano.

Según lo informado a UNO, el hombre, también imputado por el asesinato de un joven en julio del año pasado en Paraná, se hizo cargo del triple crimen.

"El Negro" admitió haber disparado a diestra y siniestra dos armas de fuego, una que tenía en su poder - y siempre partiendo de su relato- y otra que le quitó a Aguirre en medio de una lucha cuerpo a cuerpo que tuvo inicialmente con él.

Según su versión, respondió a la agresión en dos o tres oportunidades, pero aduciendo que fue atacado.

En ese mismo tenor, contó a la fiscal y a su defensor Alberto Salvatelli que las muertes posteriores ocurrieron por defender la integridad física de sus hijos que estaban siendo agredidos y atacados por las otras dos personas que a la postre terminaron asesinadas.

Siboldi aclaró que a sus hijos los estaban golpeando, por lo que no le quedó otra que balear a los supuestos agresores con su 22 y el 38 que le sacó a Aguirre.

Con posterioridad se conoció que ambos hijos de Silboldi, tras ser imputados, se abstuvieron de declarar en la indagatoria.

Pericias claves

Hasta el momento hay puntos que pueden llegar a ser vitales, como por ejemplo que en la escena del crimen se localizaron disparos efectuados por al menos tres armas. Estamos hablando de calibre 22, 38 y un calibre aún mayor, que puede ser una 11,25.

Los testimonios de las personas a las que se convocó como testigos, dejan mal parado a Siboldi padre, pero también le dan un rol preponderante a los dos hijos.

La imputación

Desde la Fiscalía en turno se hizo saber a UNO que Siboldi padre y sus hijos fueron imputados formalmente del delito de Homicidio de las tres víctimas en concurso real, calificado por el uso de arma de fuego y alevosía. Tal figura penal, si se llegara a confirmar en un juicio, determinaría que al padre le correspondería la única pena posible de prisión perpetua, y a los hijos sentencias elevadas.

Este martes a la mañana se realizará la audiencia de medidas coercitivas en las que se reclamará la prisión preventiva en la cárcel de Paraná para los tres Siboldi por el término no menor de 90 días.

En la audiencia los fiscales buscarán el inmediato traslado a la cárcel de los tres Siboldi, por lo que la que definirá le pedido formal será la jueza de Garantías Marina Barbagelata.



En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario