Barras de Patronato
Miércoles 27 de Diciembre de 2017

Seis barras de Patrón pidieron que se los condene por el ataque a niños en el Grella

Defensores acordaron con la Fiscalía un juicio abreviado con penas condicionales. En febrero el juez dará a conocer si lo acepta

Una causa por graves episodios de violencia en el fútbol argentino se puede llegar a cerrar con penas de prisión condicional y normas de conducta, ya que seis de los 13 barras bravas de Patronato detenidos e imputados por golpear a un grupo de niños de Strobel durante un partido de fútbol de la Superliga ayer pudieron ser condenados a través de un juicio abreviado.
El acuerdo entre los defensores y los fiscales será analizado por el juez de Garantías Mauricio Mayer quien el 6 de febrero de 2018 dirá si homologa o no lo suscrito entre las partes.
Los delitos por los cuales se los imputó son Coacciones, lesiones y robo, agravados en un contexto de espectáculo deportivo.
Según lo informado por la Fiscalía: "Lo acordado surgió como reflexión conjunta, forjada a partir de tomar conciencia de la trascendencia social que tuvo el hecho y de que no podía tener otra respuesta que no fuera punitiva, fundamentalmente para dejar en claro que este tipo de acontecimientos en nuestra comunidad no puede volver a suceder". Además explicaron: "Los montos de la pena tienen relación con la participación que cada uno de ellos tuvo en el hecho. Consideramos que algunas intervenciones revestían mayor gravedad que otras, y en función de ello se hizo una diferenciación en el monto punitivo".
En la audiencia las víctimas (niños de Strobel) estuvieron representadas por Miguel Fernández a cargo del Ministerio Público Pupilar.

El acuerdo
Según se informó oficialmente los barras que presentaron un acuerdo fueron Claudio Villagra, considerado el actual jefe de la barra brava; Cristian Follonier, Gustavo Ríos, Héctor Burgos, Exequiel y Jorge Luna. El resto de los imputados esperará un juicio oral para dirimir su situación ante la Justicia: Sandro Godoy, Carlos Bravo, Enzo Martínez, Facundo Altamirano, Maximiliano Altamirano, Cristian Ruhl, Diego Martínez.

Las penas y las restricciones
Si el juez Mayer no objeta el acuerdo, los seis hinchas no podrán ingresar al estadio Presbítero Bartolomé Grella durante el doble del tiempo que dure la condena. Además no podrán acercarse a la institución a menos de 200 metros. En el caso de Ríos, quien vive casi a 80 metros de distancia, se acordó que los días que juegue como local Patrón él se tendrá que retirar de la vivienda. En caso de ser observado alguno de los condenados tendrá que ser detenido y derivado a la Alcaidía para luego enviarlo al Penal a cumplir la pena.
Los barras deberán realizar tareas comunitarias durante 24 meses en una dependencia estatal que fijará la Oficina de Medios Alternativos (OMA).
Para Villagra, Exequiel Luna y Follonier las partes acordaron una pena de tres años condicional; para Ríos, Jorge Luna y Burgos dos años y seis meses.

Poco tiempo tras las rejas
Los hombres que golpearon con total impunidad a un grupo de chicos que había ido a la cancha de Patronato a ver el encuentro ante Unión de Santa Fe por la Superliga estuvieron muy pocos días tras las rejas.
Si bien los fiscales pidieron 90 días en un primer momento de prisión preventiva, el juez le otorgó 21, que se transformó en un puñado de días, ya que casi inmediatamente obtuvieron la excarcelación con algunas restricciones.
El caso dejó al descubierto la total impunidad con la que se manejaban, por lo menos hasta ese momento, algunos de los barras de Patronato. También demostró que el operativo policial no fue el adecuado para controlar a los hinchas que cruzaron desde la tribuna de calle Grella hasta la ubicada en calle Ayacucho para golpear a un grupo de niños que había sacado a relucir una bandera roja y blanca del programa provincial que les había permitido ir a un estadio de Primera División, para muchos por primera vez.

Padres querían una pena mayor para los imputados
Algunos padres de los niños víctimas de la violencia de los hinchas de Patronato esperaban una pena mayor a la acordada por el fiscal Cristian Guinta con los abogados defensores de los acusados. Sin embargo, la Fiscalía les explicó que iba ser imposible conseguir una pena mayor a la que se le estaba aplicando. Allegados al club Deportivo Strobel de Diamante se mostraron disconformes con la pena aplicada a los barras, pero entienden que no son parte del proceso y no pueden hacer nada. Además dejaron en claro que la dirigencia de Patronato no se portó adecuadamente con la institución y los chicos. No obstante,destacaron el gesto de Sebastián Bértoli y otros jugadores.
Los mismos abogados que intervienen en el proceso son: Corina Beisel, Boris Cohen, Pablo Minetti, Leopoldo Cappa, Marcelo Franco, Emiliana Cozzi, Juan Carlín y Javier Aiani.

Comentarios