Incendio y muertes en el penal de Victoria
Jueves 14 de Junio de 2018

Se complicó la salud de uno de los sobrevivientes de la masacre en la cárcel

Coronel tiene 19 años recién cumplidos, y estaba en la celda N° 2 del pabellón N° 3 de la Unidad Penal Clemente XI. Ayer el último parte médico indicó que se complicó el área respiratoria.

Con gran parte del cuerpo quemado, Francisco Coronel pelea por su vida en el hospital San Antonio de Gualeguay. Es uno de los dos sobrevivientes de la masacre perpetrada por tres internos en la cárcel de Victoria hace una semana. Ayer su estado se complicó, según se informó a UNO.
Coronel tiene 19 años recién cumplidos, y estaba en la celda N° 2 del pabellón N° 3 de la Unidad Penal Clemente XI. Ayer el último parte médico indicó que se complicó el área respiratoria.


TE PUEDEN INTERESAR OTRAS NOTAS SOBRE INCENDIO Y MUERTES EN EL PENAL DE VICTORIA

El otro de los sobrevivientes, Emilio Suárez, está internado en el hospital Salaberry de Victoria. Tiene graves lesiones, pero no peligra su vida. Es el único de las víctimas que pudo declarar y dar su testimonio ante el fiscal que lleva adelante la investigación, Eduardo Guaita.
Las pruebas han complicado severamente la situación penal de los tres imputados: Kevin Paniagua, de 20 años, Ramón Ismael Framulari, conocido como Bebe, de 19, y Maximiliano Exequiel Chamorro, alias Coyi, de 20.
Ya casi culminada la etapa de recepción de testimonios por parte del fiscal, ahora se solicitarán pericias psicológicas y psiquiátricas a los imputados. A su vez, se aguarda por las pericias que realizaron los Bomberos Zapadores en el lugar del hecho, y otros resultados que harán los científicos de la Policía sobre rastros levantados y de los hisopados a los cuerpos de las víctimas.
No se descarta que se haya utilizado algún líquido que ayudó a propagar el fuego en los colchones, y en este sentido, si se confirma esta versión, se investigará cómo el mismo pudo haber ingresado al pabellón.
Mientras, se estima que habrá una fuerte demanda contra el Estado provincial por parte de familiares de las víctimas fatales, debido a que consideran que no se tomaron las medidas para resguardar sus vidas. Los cinco fallecidos son Vladimir Casco, Marcelo Rodríguez, Justo Silva, Marcelo Beber y Brian Alarcón.
En este sentido, se supo ayer que el senador Roque Ferrari (Cambiemos-Victoria) presentó un pedido de informe a la ministra de Gobierno y Justicia, Rosario Romero: "Los controles no han funcionado. Lo que llama la atención es que no se haya detectado este aparente enfrentamiento entre los internos, porque esto no fue algo espontáneo. La unidad penal de Victoria es una cárcel que está desbordada en su alojamiento, había más de 150 internos y cuando normalmente ha habido entre 60 y 70 como máximo", aseguró en declaraciones a FM Universidad. Planteó que esta problemática de las cárceles llenas se agravó con la Ley de Narcomenudeo: "Se hizo la ley pero no nos dimos cuenta de que previamente o paralelamente se tenían que estar construyendo las cárceles para que la gente pudiera ser alojada allí".

Comentarios