Secciones
Pornografía Infantil

Pornografía infantil: tres entrerrianos en la causa por tráfico a través de WhatsApp

Pornografía infantil: Los sospechosos viven en Paraná, Victoria y Nogoyá. Fueron allanados por la Policía Federal en el marco de operativos en todo el país.

Domingo 18 de Octubre de 2020

Como si se tratara de una organización internacional de pederastas, decenas de personas se conectaban a través de grupos de WhatsApp para compartir imágenes con contenido de pornografía infantil. Una investigación de la Policía Federal que comenzó en una localidad bonaerense se extendió a toda la Argentina y a otros países, pasando por tres ciudades de Entre Ríos: Paraná, Victoria y Nogoyá. Se descubrió que no sólo se compartía el material pedófilo, sino también algunos de los acusados lo producían con registros de abusos a menores. En los procedimientos hubo en total 72 objetivos en 112 allanamientos, con secuestro de material que será peritado para imputar a los sospechosos.

Entre la noche del viernes y la madrugada del sábado, los patrulleros de la fuerza federal arribaron a los distintos domicilios. En la capital entrerriana, en una vivienda de la zona del barrio Quinto Cuartel de Victoria y en un domicilio ubicado en inmediaciones de calles 9 de julio y Corrientes de la ciudad de Nogoyá, cerca del centro, según informaron a UNO fuentes policiales.

pedofilia.jpg
Tres entrerrianos en la causa por tráfico de pornografía infantil a través de WhatsApp

Tres entrerrianos en la causa por tráfico de pornografía infantil a través de WhatsApp

Allí secuestraron material de interés para la causa, principalmente celulares desde los cuales los acusados se habrían conectado con los grupos de la red de mensajería, pero también elementos informáticos, desde computadoras hasta dispositivos de almacenamiento.

Los 112 allanamientos tuvieron lugar en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y las provincia de Buenos Aires, Córdoba, Entre Ríos, Santa Fe, Mendoza, San Juan, San Luis, Corrientes, Formosa, Misiones, Chaco, Río Negro, Chubut, Santa Cruz, Tierra del Fuego, Tucumán, Salta, Catamarca, Santiago del Estero y Jujuy.

El operativo policial articulado entre la Policía Federal y la bonaerense fue denominado “Corona Web”, y se desarrolló durante 48 horas de intenso despliegue territorial. La profunda investigación llevó varios meses y estuvo encabezada por la División Delitos Cibernéticos Contra la Niñez y Adolescencia, de la fuerza federal, junto a la Fiscalía de Berazategui y el Departamento Judicial de Quilmes, a cargo de Ernesto Ichazo,

La pesquisa se inició a partir del análisis de una página de internet, cuyo origen estaba en Berazategui, provincia de Buenos Aires. Desde la misma se derivó a grupos de WhatsApp, compuestos por participantes de 35 países, entre ellos, Estados Unidos, México, Perú, Colombia, España y Argentina.

Desde la Federal se precisó a UNO que en esos grupos, las y los participantes compartían mensajes y archivos de pornografía, contenidos para adultos e intercambio de contenidos gráficos relacionados con el abuso sexual de menores a través de imágenes y videos.

A a través del análisis de la información recabada, pudieron reconocer a 10 grupos, y a partir de ello iniciaron el rastreo a través de las empresas de telecomunicaciones, de la consulta de bases de datos institucionales, de los aportes del Registro Nacional de las Personas y de una importante actividad de detección de los perfiles de usuarios en fuentes abiertas.

De este modo, comprobaron la existencia de más de 200 números telefónicos pertenecientes a usuarios radicados en Argentina. Como resultado de los procedimientos, se identificó a una parte importante de los titulares de las 212 líneas que participaban de los grupos de los grupos mediante la de producción, circulación y consumo de pornografía infantil. Esas personas no fueron detenidas pero quedaron supeditadas a la causa.

Entre los elementos secuestrados, se detalló: gran cantidad de notebooks, cámaras fotográficas digitales, discos rígidos, pendrives, tablets, netbooks, tarjetas de memoria y celulares, además de material pornográfico infantil producido por los involucrados.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

Más en Pornografía Infantil