Secciones
Balaceras

Por un tiroteo la Policía actuó de oficio y llegó a un hombre implicado en otras balaceras

La División Robos y Hurtos (Investigaciones) identificó al sospechoso de algunos de los enfrentamientos que ocurren en varios barrios.

Viernes 24 de Julio de 2020

El objetivo de la Policía es ponerle fin, o al menos disminuir, las balaceras que ocurren en distintos lugares de la ciudad de Paraná. Para esto, consideran necesario identificar a quienes están protagonizando esos hechos que a veces son fugaces y a cualquier hora del día, antes de que haya que lamentar la muerte de un inocente. Por ello, en el marco de una investigación por los balazos que dispararon hace casi dos semanas en cercanías al barrio Mosconi, la División Robos y Hurtos (Dirección Investigaciones) identificó al principal sospechoso, quien ya estuvo involucrado en otros hechos de violencia similares.

El mencionado episodio ocurrió a plena luz del día del 13 de julio, en calle Romina Iturain a la altura del 542. Un auto pasó por el lugar y desde el interior efectuaron disparos dirigidos hacia una persona, pero no le dieron. La víctima del hecho no hizo la denuncia, pero hubo vecinos que llamaron al 911 y alertaron de lo que había sucedido. De este modo, la Policía decidió iniciar la causa de oficio y luego de 10 días de investigación, pudo reunir elementos e identificar al presunto autor de los disparos.

Los testigos del hecho describieron a los investigadores las características del vehículo (marca y color), que iba con varios ocupantes. Además, en el lugar del hecho se secuestraron varias vainas servidas de una pistola con la cual efectuaron los balazos. A partir de estos elementos, se realizaron diversas tareas en las cuales se fueron cruzando y relacionando datos. Todo iba indicando que los autores del tiroteo estaban vinculados a enfrentamientos armados entre grupos delictivos de los barrios Mosconi, Cáritas y Bajada Grande, entre otros.

De este modo, primeramente se pudo identificar y localizar el auto en una vivienda del barrio Mosconi. En un allanamiento realizado ayer, la Policía lo secuestró por unas horas, le tomaron fotografías y efectuaron las pericias de rigor, principalmente para buscar rastros químicos de las deflagraciones que producen los disparos de armas de fuego. Luego, por disposición de la Justicia, lo devolvieron. Los testigos deberán reconocerlo a través de las imágenes.

Asimismo, se identificó al principal sospechoso de haber efectuado los disparos: un hombre de 33 años, quien cuenta con antecedentes policiales por hechos similares. En la Policía recuerdan un episodio tan violento como curioso ocurrido el año pasado: fue el 24 de noviembre de 2019, cuando se produjo una balacera en calle Juan Bach, a metros de Alberto Ginestra (barrio Mosconi). Personal del 911 intervino e inició una persecución de los agresores, quienes se dirigían en el mismo auto que ayer fue secuestrado por un rato. Además, en la búsqueda de los autores, uno logró escapar y otro se había metido en la casa de una señora y lo encontraron escondido abajo de la cama. Se trataba del mismo hombre que ayer fue identificado por el hecho en calle Romina Iturain.

Ahora se avanzará en nuevas medidas para poder llegar a una imputación, con el objeto de ir frenando los hechos de violencia en Paraná. Cabe recordar que al mismo hombre lo vinculan con tiroteos ocurridos en Bajada Grande, donde la semana pasada la División Robos y Hurtos allanó domicilios y secuestró dos pistolas, una calibre 40 y otra 22.

La idea es poder identificar y desarmar a los grupos que se disputan a los tiros los territorios, con el trasfondo de la venta de drogas y otros delitos.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario