Caso Francisco Coronel
Jueves 09 de Noviembre de 2017

Por homicidio calificado por el vínculo, quedó preso el nieto acusado de matar al abuelo

El joven de 23 años será derivado a la unidad penal 5 de Victoria. La fiscalía valoró el testimonio de vecinos y familiares, más otras pruebas para reclamar 90 días de prisión preventiva. La defensa anunció que irá en apelación.

En la mañana de este jueves se desarrolló la audiencia para decidir si se dictaba la prisión preventiva al joven de 23 años que mató de un disparo a su abuelo, hecho ocurrido el martes en barrio Nueva Ciudad.


El fiscal Juan Malvasio solicitó la preventiva de 90 días para Fernando Moreyra y lo imputó por "homicidio calificado por el vínculo", solicitud avalada por el juez de Garantías Humberto Franchi.


Embed


El joven será alojado en la Unidad Penal N° 5 de Victoria.


LEE MÁS: Nieto comprometido por el crimen de su abuelo, en barrio Nueva Ciudad

LEE MÁS: Se entregaron los hermanos que mataron al abuelo


El hecho

Francisco Coronel, de 70 años, falleció este martes de un disparo en el rostro. El hecho aconteció en calle Darwin al final.


Entre las primeras medidas se detuvo a dos hermanos, nietos de la víctima, una adolescente de 15 años y a Moreyra, de 23.


En un principio, allegados a los jóvenes indicaron que hubo una discusión que terminó con empujones y peleas entre los familiares, y producto de esa situación tensa, apareció un arma de fuego que fue disparada sin intención por parte de la menor, aparentemente. Pero el hijo de la víctima relató otra versión donde el joven Moreyra quedó comprometido.


Tras la intervención judicial, Fernando Moreyra había quedado alojado en la Alcaidía de Tribunales, en tanto que la adolescente de 15 había sido trasladada a la División Minoridad.


Ahora el Ministerio Público Fiscal tiene tres meses para encauzar la investigación del hecho y formular la acusación.

En la fundamentación, Malvasio hizo saber que hubo dos testigos que comprometieron al acusado, pero sumado a la declaración como imputado del nieto, admitió que él estuvo en el incidente, aunque acusó del disparo accidental a la hermana de 15 años.

Malvasio entendió que se era probable el peligro de fuga, ya que una vez cometido el homicidio de Coronel, éste se retiró un par de horas, para luego sí entregarse junto a su abogada.

Distinta fue la postura de la defensora Corina Beisel. La letrada indicó que no fueron contundentes los testigos, y que frente al testimonio desincriminador del acusado, sumado a la falta de resultados de las pruebas en ejecución, era oportuno disponer la prisión domiciliaria.

Una vez dada a conocer la resolución por Franchi, Beisel anunció que acudiría en apelación por entender que fue excesiva la medida tomada.

Finalmente se conoció que la hermana de Moreyra, de 15 años, deberá declarar en la Cámara Gesell, y hasta tanto eso ocurra, quedó en resguardo de su familia.

Comentarios