Indignación

Médico condenado por violación seguía atendiendo pacientes

José Massad Kablan fue condenado a nueve años de prisión por abuso sexual y rapto de una joven en Gualeguay. El médico ejerce la medicina en Buenos Aires.

Miércoles 23 de Febrero de 2022

“¡Vos sos un violador!”, le dijo a José Massad Kablan una mujer que irrumpió en el consultorio del traumatólogo, en la clínica de una obra social en Buenos Aires, en noviembre de 2021. El médico fue condenado a nueve años de prisión por raptar y abusar sexualmente de una joven en Gualeguay, pero como la condena aún no está firme en la última instancia de la Justicia provincial sigue libre y, además, ejerciendo la medicina. La mujer que protagonizó aquel episodio dijo a UNO que está indignada porque el hombre, pese a tener una condena por violación, sigue atendiendo sin que sus pacientes y compañeros de trabajo tengan conocimiento de lo que hizo, según dos sentencias judiciales.

“Este chabón fue enjuiciado, hasta donde yo sé, pero no le sacaron la matrícula”, expresó la mujer bonaerense que pidió no revelar su identidad. Relató a UNO que, por un problema de salud, debía tratarse con un traumatólogo, y en el Policlínico Oste, la obra social de los empleados de Edesur, le dieron el turno con Kablan y no le dijeron el nombre. Buscó en Google y encontró las noticias de la condena que le impusieron al médico en 2019. Pero no estaba del todo segura, así que concurrió a la sede de la obra social en el barrio de San Telmo, y preguntó el nombre completo del traumatólogo en la mesa de entradas. Así confirmó que se trataba del gualeyo condenado por violación.

En ese momento, la mujer subió hasta el consultorio donde atendía Kablan, ingresó y lo insultó.

A la acusación de “sos un violador”, Kablan le contestó: “¿Y vos qué sos? ¿jueza?”. “¿Y vos qué hacés acá si sos un violador?”, le respondió la mujer, quien enseguida salió y le mostró a todos los pacientes que estaban en la sala de espera las noticias impresas. “Van a meterse con un violador”, les advirtió.

La chica que atendía subió para pedirle que se retirara y la terminaron sacando del edificio con el personal de seguridad.

Luego de ese episodio el médico habría continuado atendiendo un tiempo más, aunque ahora desde la obra social le informaron a la mujer que lo echaron. Al menos ahora su nombre ya no aparece en la cartilla disponible en la web de Luz Médica. Aunque le aseguraron que continuaba ejerciendo la medicina y atendiendo en otras clínicas de la provincia de Buenos Aires.

Un caso paradigmático

La condena contra Kablan resultó paradigmática en cuanto a los casos en los que se discute si el hecho imputado fue una violación o una relación sexual con el consentimiento de la víctima. De hecho, dividió a la sociedad de Gualeguay en su momento, donde hubo quienes apoyaron al médico proveniente de una familia conocida en la zona y otros a la joven que lo denunció.

Según lo reconstruido en la investigación, el 19 de agosto de 2018, la víctima y sus amigas salieron del boliche King y también lo hizo Kablan, que conocía a una de ellas, y les ofreció llevarlas a sus domicilios. La última en quedar en el vehículo fue M., a quien el médico le propuso ir a su quinta, una chacra ubicada por la ruta 12, cerca del camino Paso de Alonso. Ella dijo que no, le pidió que la llevara a su casa, pero en todo el trayecto el hombre no le hizo caso. En el camino la joven le envió mensajes a sus amigas y hasta su padre, pidiéndoles ayuda: “Me van a violar”, les escribió, y hasta les envió la ubicación. Pero por la falta de señal en la zona los mensajes llegaron tarde. Al llegar a la chacra la víctima se paralizó y Kablan la violó reiteradamente.

El caso tuvo una coincidencias estremecedoras con la violación y el asesinato de Micaela García: la salida del mismo boliche y el trayecto hacia el mismo lugar donde Sebastián Wagner (y, según la Fiscalía, Néstor Pavón) la mató y abandonó. De hecho, cuando la víctima declaró en el juicio, dijo: “Como me llevó a un lugar alejado, pensé que me iba a pasar lo mismo que a Micaela”.

Además de su testimonio, la pericia psicológica fue contundente respecto de la veracidad del relato de la joven. En el juicio declararon otras cinco mujeres, que describieron haber sufrido episodios violentos con Kablan. Estos testimonios fueron valorados por el tribunal, aunque la Cámara de Casación los desestimó. No obstante, cuando la denuncia se hizo pública, en las redes sociales hubo muchas mujeres que publicaron haber padecido violencia de género por parte del médico.

La defensa planteó que se trató de una relación consentida, y Kablan así lo afirmó al declarar en el juicio.

En octubre de 2018, el tribunal de Gualeguay dictó una sentencia en la cual planteó que no puede existir consentimiento cuando existe un contexto coercitivo e intimidatorio creado por el mismo imputado. Este entendimiento fue confirmado luego por Casación, además de la pena de nueve años de prisión efectiva.

La defensa presentó un recurso extraordinario ante el Superior Tribunal de Justicia, que la Fiscalía contestó, en octubre de 2021. Desde entonces, el expediente espera ser tratado por la Sala Penal del STJ. Mientras tanto, Kablan continúa libre, solo con medidas cautelares básicas. Y según denuncian, atendiendo a pacientes.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario