Secciones
Concordia

Maximiliano Benedetto simuló Covid-19 para eludir prisión

La defensa de Maximiliano Benedetto, acusado de abuso sexual, hizo maniobras para eludir la prisión preventiva para el funcionario de Concordia

Martes 27 de Julio de 2021

El viernes se realizó una audiencia de emergencia para tratar la situación del ex funcionario de Concordia, Maximiliano Benedetto, acusado de abuso sexual, violencia de género y Grooming, en la que su defensa, representada por los letrados Labeque Drewanz y Jorge Romero, planteaba la necesidad de otorgarle la prisión domiciliaria por ser paciente positivo de Coronavirus Covid-19. Por su parte la Fiscalía y querella plantearon que la alcaldía tiene un protocolo y una celda de aislamiento para estos casos.

La defensa de Benedetto habría estado insistiendo durante toda la Feria Judicial para solicitar la domiciliaria de su representado por presentar síntomas compatibles con el Coronavirus, Covid-19, según publica Diario Junio. Para la querella y la fiscalía el pedido era improcedente dado que, de otorgar ese beneficio para Maximiliano Benedetto, habría que hacer lo mismo con todos los contactos estrechos alojados dentro de la Alcaidía, incluso tomar medidas con el personal de Guardia que hubiera mantenido contacto cercano.

Maximiliano Benedetto 6.jpg

Las mismas judiciales contaron que “el día jueves lo trasladaron al hospital Masvernat. Benedetto dijo que no tenía gusto ni olfato, entonces por criterio médico epidemiológico lo consideran sospechoso de Covid-19. Obviamente, solo por sus dichos. Luego lo trasladan a un laboratorio privado y ahí le hacen hisopado que dio negativo, obvio. Igualmente con hisopado negativo piden audiencia al otro día, o sea el viernes, argumentando que la carga viral a esa altura era baja y que por eso era negativo”.

El juez de turno durante la feria, Mario Figueroa, habría reprendido con argumentos judiciales a los abogados defensores por la inusual requisitoria.

Por dicho evento, también se abrió una causa contra un médico que según trascendió sería de apellido Marcogiussepe, quien se desempeñaría en el sanatorio Garat, oficiaría además de médico para la policía entrerriana, tendría vínculo cercano o de parentesco con el imputado y habría retirado a Benedetto de la Alcaidía sin autorización judicial para expedirle el certificado de Covid-19 positivo.

A raíz de lo sucedido, se habría ordenado el secuestro del teléfono del médico y el mismo día viernes de la semana pasada, se le habría abierto una investigación por su accionar en el episodio.

Maximiliano Benedetto 9.jpg

El miércoles 28 será la audiencia que ya estaba programada para el caso que todavía continúa en etapa de investigación. Tanto la Fiscalía como la querella evaluarán pedir una extensión de la medida cautelar de prisión preventiva para Benedetto.

El escándalo reciente daría motivos extras para que la requisitoria sea avalada por el juez de Garantías de la causa, Francisco Ledesma, dado que la prisión preventiva que cumple el ex funcionario se debió a indicios de que habría intentado entorpecer la normal investigación, por tener posibilidades materiales de fuga y en pos de la protección de las personas que han hablado en calidad de víctimas denunciantes.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario