Accidente fatal
Domingo 17 de Diciembre de 2017

La muerte de los integrantes de Búho Radar enlutó al rock argentino

En el auto que viajaba de Rosario hasta la capital entrerriana iban, Marcelino, el cantante junto con Ignacio y Mariano; los asistentes del grupo que se había presentado en la Cuna de la Bandera.

Como lo habían hecho tantas otras veces desde que la banda de rock se había formado, Marcelino Bascourleguy viajó desde Paraná junto a tres amigos para cantar en Rosario. Allí está radicada la otra parte de los miembros de Búho Radar, el grupo que anoche se presentó en un bar de la ciudad y quedó marcado por la tragedia horas después. Tanto el líder como sus tres acompañantes (dos de ellos colaboradores del grupo) fallecieron como resultado de un choque frontal en el que también perdió la vida el conductor del micro que venía en dirección opuesta.


Marcelino se había subido al escenario del pub Floyd en las primeras horas del recital que luego cerraría "Banda de la Muerte". La presentación incluso fue transmitida por Internet a través de Facebook.


El grupo se retiró después del concierto y los que debían regresar a la capital entrerriana pasaron la noche en la casa de uno de los músicos.


Clarín detalló que al amanecer, el cantante se subió a una Citroën Berlingo junto a los dos asistentes de la banda, Ignacio Peresutti (23) y Mariano Capdevila (30). También iba con ellos Jésica Valeria Lava (29), pareja de este último y residente en Santa Fe.


Embed



La camioneta cruzó el puente Rosario-Victoria y siguió hacia el este, pero algo salió mal minutos antes de las siete. Si bien los reportes preliminares indicaban que el utilitario había mordido la banquina, el kilómetro 18 de la Ruta Nacional 178 (ya en Entre Ríos) es uno entre tantísimos tramos que no cuentan con el "lujo" de disponer algo mejor que los pastizales para detenerse entre la calzada y el terraplén.


Lo cierto es que el vehículo se cruzó de carril allí y embistió de frente un ómnibus perteneciente a la empresa de turismo Colprim, en el cual sólo viajaban el chofer y su acompañante.


La colisión fue brutal y le costó la vida a Claudio Roberto Mentas, el conductor de 59 años del ómnibus, que recibió de lleno el golpe que arrojó el micro barranca abajo hasta quedar detenido a pocos metros del agua de las islas entrerrianas.


El colectivero había salido desde Concordia a bordo del rodado que pertenece a la firma radicada en la localidad bonaerense de Adrogué. Su compañero, en tanto, fue la única de las seis víctimas que sobrevivió al choque.


Embed



Los cuerpos fueron trasladados a la morgue de Victoria en el inicio de un extenso operativo que obligó a cortar el tránsito durante casi 4 horas, según indicó el personal de Gendarmería Nacional que seguía custodiando la zona del accidente una vez que se normalizó el paso vehicular.


En la ciudad entrerriana llegaron los familiares de las víctimas, algunos de los cuales tuvieron la desgracia de pasar por el sitio de la tragedia y ver el micro a la vera del camino, detrás del alambrado roto y lejos de las prendas y rastros que habían quedado desparramados como consecuencia del siniestro.




Comentarios