Caso Sergio Martín López
Lunes 05 de Marzo de 2018

Emotiva despedida al policía asesinado por cazadores furtivos en Santa Elena

Sergio Martín López había sido baleado el 8 de febrero. En homenaje el destacamento policial donde trabajaba llevará su nombre.

El segundo policía entrerriano caído en cumplimiento del deber en 2018 fue sepultado ayer en la ciudad de Santa Elena. Familiares, amigos, vecinos, compañeros de trabajo y autoridades municipales y provinciales participaron del último adiós al cabo primero Sergio Martín López, de 33 años.

A medida que el cortejo fúnebre transitó por las calles de Santa Elena hasta la necrópolis local los vecinos salieron a la calle. López, quien era padre de tres hijos, fue despedido con todos los honores correspondientes por su trágica partida en acto del servicio.


El jefe de Policía de Entre Ríos, comisario general Gustavo Maslein, entregó la Bandera nacional y la gorra del cabo 1º López a Gabriela Romero, esposa del funcionario, quien estaba acompañada de sus hijos. Asimismo la ministra de Gobierno, Rosario Romero, otorgó la condecoración Caído en Cumplimiento del Deber.




Luego del responso que ofició el capellán de la Policía, presbítero Sergio Hayy, el director de Prevención Delitos Rurales, Hugo Mendieta, y el jefe de División Investigaciones, comisario Javier Ramírez, destacaron el trabajo del funcionario fallecido.

La Banda de Música de la Policía interpretó la Marcha Fúnebre y finalmente el Toque de Silencio en memoria del cabo primero Sergio Martín López.

Otro duro golpe

El viernes 2 de febrero fue baleado el Sargento Froilán Pedroza, en la ciudad de Gualeguaychú durante un operativo por Trata de Personas y venta de estupefacientes. Tras agonizar unas horas murió el sábado 3 de febrero.

El sábado, a un mes de esos trágicos episodios en el sur entrerriano, otra vez un funcionario policial muere. Sergio Martín López , integrante de la Brigada de Abigeato de Santa Elena, fue herido con arma de fuego el 8 de febrero en cercanías al Club de Golf, en campos de la estancia El Peruano, donde junto a otro policía pretendían interceptar el accionar de al menos cinco cazadores furtivos.

El disparo que recibió López a corta distancia causó severos daños que provocaron su muerte. Los dos decesos desencadenaron discusiones en el seno de la fuerza provincial, ya que en los dos casos los funcionarios no tenían los elementos de resguardo colocados. Pedroza estaba sin el casco y López sin el chaleco antibalas. En los dos casos se probó que los elementos estaban a disposición. Teniendo en cuenta lo riesgoso del trabajo policial y los últimos antecedentes trágicos podría haber cambios en lo que respecta al uso discrecional de los elementos de seguridad.

Detenidos e imputados

La Policía logró dar con los principales sospechosos, así como reunir pruebas. El juez de Garantías de La Paz dispuso 20 días de prisión preventiva para cuatro jóvenes de entre 22 y 24 años que permanecen detenidos en la Jefatura Departamental. En tanto, hay un adolescente de 17 años que fue entregado a sus padres pero quedó supeditado a la causa.




Comentarios