Secciones
Nogoyá

Desconcierto en Nogoyá por la desaparición de un vecino al que no ven hace dos semanas

El hermano de Florentino Schvind denunció la ausencia de su hermano. El último contacto telefónico lo tuvo con su hija el 18 de mayo.

Martes 02 de Junio de 2020

Hace aproximadamente dos semanas, Edilberto Florentino Schvind cerró con llave la puerta de su casa y salió con destino incierto. Dejó su vehículo, su celular y documentos. Desde entonces, su familia no tuvo más contacto con él. En la ciudad de Nogoyá están todos desconcertados por la falta de rastros del jubilado de 65 años. La Policía amplía los rastrillajes para dar con su paradero.

La investigación comenzó el 30 de mayo, cuando un hermano de Schvind se acercó hasta la Jefatura Departamental para radicar la denuncia por la determinación de paradero de quien todos conocen como Florentino. El familiar contó que hacía aproximadamente 15 días no veía a su hermano, quien no contestaba los llamados telefónicos y tampoco lo encontraba en su vivienda.

Resulta que Schvind es un hombre muy poco sociable, que vive solo y mantiene escasos contactos con su familia. Tiene tres hijos, dos en la ciudad de Corrientes y otro en General Ramírez. La hija que vive en Corrientes es con quien mantenía diálogo más asiduo. Ella es la última persona con quien habló por teléfono, el 18 de mayo, según surgió de la pericia al celular de Schvind, que fue hallado en su casa apagado.

El fiscal de Nogoyá, Rodrigo Molina, tiene a su cargo la investigación de la causa, junto al personal de la Jefatura de Policía local. Una de las primeras medidas adoptadas fue el allanamiento del domicilio del jubilado, en Gobernador Contín 1132, ubicado a un par de cuadras de la plaza principal de la ciudad.

Para ingresar utilizaron una llave que Schvind había dejado en un arbusto al costado de la puerta, para que su hija pudiera acceder cuando lo visitara. El jefe de la Departamental de Nogoyá, Javier Oertlin, dijo a UNO: “No había nada desordenado en la parte interior, nada fuera de lugar. Dejó el vehículo y el celular en la casa, así que lo que hemos hecho es recabar testimonios con vecinos, con conocidos. Estamos efectuando rastrillajes en el ejido de Nogoyá”. Esto, en principio, permitiría descartar que el hombre haya sufrido algún hecho delictivo en su casa.

En las averiguaciones surgieron un par de testimonios de personas que habrían visto a Schvind, principalmente un amigo que dijo haberlo cruzado en la vía pública, lo saludó pero no se quedaron hablando.

Consultado acerca de la búsqueda de rastros en cámaras de seguridad de la zona, Oertlin indicó que están recabando imágenes de cámaras de las inmediaciones de la vivienda, ya que no hay ni en la casa de Schvind ni en las linderas.

“Dejó el medio de movilidad y comunicación, cerró la casa correctamente y no sabemos dónde fue. Estamos averiguando si había alguna persona con algún lazo amoroso con quien pudiera estar, pero hasta el momento no surgió”, agregó Oertlin.

Los rastrillajes se ampliaron ayer en la zona rural que circunscribe a la ciudad de Nogoyá, con la intervención de un perro de búsqueda de la Departamental Uruguay.

Asimismo, se efectúan averiguaciones en empresas de transporte y la Terminal de Ómnibus de la localidad, para saber si ha viajado a algún lugar, y en entidades bancarias o financieras para saber si Schvind ha hecho algún movimiento en estos días.

Por ahora reina el desconcierto, aunque se mantienen las esperanzas de encontrar pronto, sano y salvo al vecino de Nogoyá.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario