militar

Condenaron a un ex militar por abuso simple de una soldado

Un ex militar de Paraná fue condenado a prisión condicional por manosear a una soldado voluntaria. El hecho ocurrió en 2017. Hubo tres absoluciones.

Jueves 25 de Agosto de 2022

Tras un largo, difícil y complejo proceso judicial, según las palabras de Noemí Berros, presidenta del Tribunal Oral en lo Criminal Federal de Paraná, llegó a su fin este miércoles el juicio contra cuatro hombres y una mujer, militares que cumplían tareas en los cuarteles del Ejército Argentino en Paraná, acusados del abuso sexual simple de una soldado entre otros delitos.

Abogados defensores causa militares acusados de abuso.jpeg

Los uniformados, un capitán, un sargento, un cabo primero y una soldado voluntaria escucharon la resolución a la que arribaron en forma unánime los jueces Berros, Lilia Carnero y Roberto López Arango.

Tres los acusados fueron absueltos, mientras que el único condenado recibió una pena menor a la solicitada por los acusadores. El excabo primero G.E.R recibió una pena de tres años de prisión condicional por el delito de Abuso sexual simple agravado por ser miembro de una fuerza de seguridad. Además deberá realizar un curso de género y afrontar el pago del 25% de las costas del juicio más una indemnización a la víctima que se fijó en 150.000 pesos.

Sin embargo, G.E.R solo deberá hacerse cargo del 50% de ese monto, ya que la otra parte será afrontada por el Estado argentino.

Además del excabo primero G.E.R estuvieron en el banquillo la soldado voluntario M.A.A, el capitán J.M.V. y el sargento B.A.A.

Durante el proceso hubo otro implicado, el mayor P.L.De L. que fue señalado por no denunciar el hecho. P.L.De L. solucionó su situación a través de una salida alternativa: el pago de 700.000 pesos en dos veces a la víctima.

Los delitos endilgados a los imputados que llegaron a juicio fue Abuso sexual agravado por la condición de los procesados y Exhibiciones obscenas.

Los acusados fueron representados por Boris Cohen, José Barbagelata (asistieron al excabo primero y al capitán), Emilio Fouces (en representación del Ejército), el defensor oficial Alejandro Castelli (asistió al sargento y la soldado voluntaria).

La querella estuvo a cargo de Corina Beisel y el Ministerio Público fue representado por José Candioti.

Fiscal y querella causa militares acusados de abuso.jpeg

Un escándalo

La causa en sí fue un verdadero escándalo más allá del hecho denunciado, porque sucedió el 24 de noviembre de 2017 justo cuando el país entero y en especial los integrantes del Ejército Argentino estaban atravesando un doloroso momento como fue la desaparición del submarino ARA San Juan, ocurrida el 15 de noviembre de ese año, y que le costó la vida 44 submarinistas.

En medio del dolor, en la sede del Batallón de Comunicaciones de la II Brigada de Caballería se realizaba una fiesta por la finalización de un curso. Este hecho terminó de la peor manera y con una causa judicial que arrojó un condenado.

Los hechos sucedieron el 24 de noviembre de 2017 y no distan mucho de las últimas denuncias públicas por episodios violentos que suceden cada vez que se festeja algo interno en el Ejército.

La víctima, una joven que tenía 19 años al momento de los hechos y con intenciones de ser soldado voluntaria fue agredida, según su denuncia, tras superar el curso de formación física denominado Núcleo de Instrucción Básica (NIB).

Luego del NIB, se organizó en el cuartel un festejo con los aspirantes ingresados. Avanzado el encuentro nocturno, donde hubo bebidas alcohólicas y comida, en un determinado momento, la víctima es “mandada” a las habitaciones, y es allí donde es abordada.

Según consta en el procesamiento, la víctima fue manoseada, ya que no permitió que le quitaran la ropa para mantener relaciones sexuales.

La acción fue tan agresiva, que hasta una mujer (imputada y absuelta) que estaba en el grupo de la víctima, para incentivarla, comenzó a mantener sexo.

La denunciante se escapó del lugar y angustiada pudo llamar por teléfono a su padre y a su novio –militar– que se encontraba en Corrientes. La mujer llevó la denuncia a los Tribunales.

En los alegatos los acusadores pidieron penas de prisión efectiva, para el capitán tres años y dos meses de cárcel por no denunciar los hechos. Como también los delitos posteriores a lo sucedido dentro del cuartel, ya que dictó órdenes contrarias a las leyes nacionales, al increpar e indicar a la denunciante para que no informe, denuncie y/o revele el abuso del que había sido víctima y las exhibiciones obscenas que había presenciado.

Para el excabo primero se solicitó tres años y seis meses de cárcel por abuso coactivo o intimidatorio de la relación de autoridad o poder, abusó sexualmente de la víctima, a quien manoseó.

Para el sargento requirió tres años y cuatro meses de cárcel por no denunciar y hostigar a la víctima y para la soldado voluntaria un año de prisión condicional por no denunciar el hecho y tener sexo frente a la víctima.

Todos por decisión del TOF obtuvieron penas menores y se fueron en libertad. De igual modo, la Fiscalía y la querella pueden recurrir en Casación, al igual que la defensa del único condenado.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario