A un año del crimen

Caso Calleja: sin abreviado, acusados irán al jurado popular

Se cumple un año del homicidio del contador Gonzalo Calleja en Paraná. La familia de la víctima rechaza el abreviado. Morato y Giménez, al juicio por jurados.

Domingo 10 de Julio de 2022

Gonzalo Calleja llegó a inmediaciones del barrio 1° de Julio en su auto Ford Fiesta, al atardecer del 14 de julio de 2021. Estacionó en calle Suipacha y Pringles. Se encontró con un muchacho que le venía realizando compra de dólares, pero esta vez no estaba solo. Esa noche no volvió a su casa. Su novia, sus amigos y su familia no se podían contactar con él y denunciaron su desaparición. Encontraron el auto estacionado y en la tarde del día siguiente, una persona que caminaba por calles Montiel y Juan Báez, halló el cuerpo sin vida. Se comenzaba a investigar el homicidio del joven contador que tenía 29 años.

Esta semana se cumplirá un año del crimen que más conmocionó a Paraná y la región el año pasado. La investigación llevada adelante por la División Homicidios e instruida por el fiscal Santiago Alfieri está concluida y tiene dos imputados: Exequiel Morato es el más comprometido, y Francisco Giménez está señalado como al menos quien lo acompañó en el plan criminal de robar y matar a Calleja.

En los últimos meses hubo ofertas y negociaciones para un juicio abreviado, pero por ahora todo indica que el caso irá a un juicio por jurados, donde un tribunal popular deberá decidir si los acusados son culpables o no de un delito que los podría llevar a prisión perpetua.

“Qué ocurrió y por qué”

Consultado sobre el estado de la causa y los próximos pasos, Alfieri dijo a UNO: “La investigación está concluida en relación a los imputados que van a ser llevados a juicio. Uno de ellos (Morato) está con prisión preventiva vigente, que se volvió a prorrogar. El otro (Giménez) no porque fue identificado con nombre y apellido en octubre del año pasado y a los efectos de explicar los riesgos procesales el fundamento no iba a ser racional, entonces nos pareció cauteloso tomar otro temperamento”.

El fiscal se muestra confiado en lograr una condena y destacó la cantidad y calidad de pruebas recabadas: “Consideramos que tenemos un caso, desde el punto de vista de la prueba objetiva que respalda los testimonios, que la investigación de la División Homicidios con la Fiscalía pudo recabar, que va a quedar en un juicio por jurados bien explicado al tribunal popular lo que ocurrió ese 14 de julio, e inclusive por qué ocurrió y las circunstancias por parte de los autores para lanzarse a hacer este hecho”, aseguró.

En los primeros días luego de la feria se pedirá que el caso sea enviado a juicio, para lo cual luego el Juzgado de Garantías deberá citar a una audiencia para discutir las hipótesis que serán debatidas en esa instancia. Y luego será la instancia de admisión de pruebas, donde las partes tendrán que realizar el minucioso trabajo técnico sobre las evidencias y testigos que serán presentadas en el debate oral y las que serán desechadas.

“La Fiscalía va a presentar en lo inmediato la solicitud de remisión de la causa a juicio, coincidiendo con la querella la estrategia de juicio y la imputación, el homicidio doblemente calificado, por alevosía y para ocultar el delito del robo”, dijo Alfieri. Es decir, una imputación que implica la pena única de prisión perpetua.

Propuesta y negativa

El abogado defensor de Morato, Eduardo Gerard, sostuvo: “En principio la investigación penal preparatoria esta, desde nuestra perspectiva, agotada, y desde la Fiscalía entiendo que también”.

Respecto al eventual abreviado, contó: “Está la posibilidad de ser elevada juicio, estamos dialogando una eventual salida alternativa previa al juicio, cosa que no está cerrada. En ese marco se han hecho las prórrogas de la prisión preventiva, la última fue el jueves, por 45 días en la Unidad Penal, es muy probable que siga hasta el juicio”.

El defensor aseguró que sostendrán la versión que ha dado el imputado y primer detenido: “Nosotros lo que sostuvimos desde el inicio es que los hechos no son como la Fiscalía los atribuyó. Morato no tuvo una participación activa en el resultado muerte. Ahí se desnaturalizan los dos agravantes y empezamos a discutir las otras figuras posibles. Eso estamos discutiendo antes de la elevación a juicio. Morato va a tener una sanción penal, pero no debería ser de la gravedad en que fue imputada”.

La familia de Gonzalo Calleja es querellante en la causa, representada por los abogados Iván Vernengo y Damián Petenatti. “De la investigación no tenemos nada que decir, con lo difícil que fue encontrar elementos, le fue bastante bien al fiscal. Estamos esperando que nos coran traslado de la requisitoria y después esperamos las audiencias para llegar al juicio por jurados”, dijo a UNO Vernengo.

Acerca de la posibilidad de arribar a un acuerdo entre las partes, el querellante fue claro: “Hubo una propuesta de abreviado pero la familia no lo va aceptar. Queremos que vayan los dos a juicio por jurados, la familia quiere que el jurado decida si los dos son culpable o no culpables”.

Las hipótesis: lo mataron para robarle o para ocultar el robo

En la causa hay dos hipótesis sobre el rol de Exequiel Morato en el crimen de Calleja, y dos en relación a Francisco Giménez.

Sobre el primer imputado, las pruebas lo acorralaron hasta el punto que declaró y confesó haber citado y encontrado a la víctima en el barrio 1° de Julio, y haber presenciado el asesinato. Dijo que él conducía su auto y quien iba en el asiento trasero asfixió a Calleja, pero no dijo quién era.

La Fiscalía y la querella lo acusan por Homicidio agravado por alevosía y críminis causa (matar para ocultar el robo). Su defensa sostendrá que el delito fue homicidio en ocasión de robo. La diferencia es que la pena única para el delito que imputa la acusación es la prisión perpetua; y la sanción para el otro delito es entre 10 y 25 años.

Respecto a Giménez, las pruebas son menos. Le endilgan haber estado con Morato antes, durante y después del crimen. Las dos partes acusadoras lo imputan por el mismo delito que a Morato; su defensa (el abogado Cabrera) sostendrá su total inocencia en el caso.

En la causa hay unos 60 testigos, que posiblemente no vayan todos a declarar al juicio, ya que previamente se seleccionan los que las partes consideran que abonan sus hipótesis. La gran mayoría son declaraciones que incriminan a Morato, y unos pocos (más que nada quienes realizaron informes periciales) son los que apuntan la posible participación de Giménez en el hecho.

Si el caso llega finalmente a juicio, el debate se podría realizar a fin de año o, más probablemente, el año próximo.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario