Paraná

Asalto al corralón: prisión preventiva para dos detenidos

El juez dictó prisión preventiva por 45 días pero envió los detenidos a la cárcel hasta tanto consigan pulseras electrónicas. Pablo Ferreyra en estado crítico

Se realizó este viernes la audiencia de Garantías para Jesús Alberto Lemos, de 37 años; Mario Raúl Godoy, de 43 años y Luciano Federico Cuatrín, de 23, los tres detenidos por el robo agravado por uso de arma de fuego en el que fuera herido gravemente Pablo Ferreyra.

Embed

El juez de garantías Ricardo Bonazzola dispuso la prisión preventiva con arresto domiciliario y dispositivo de monitoreo electrónico pero -al igual que con los detenidos del caso Gonzalo Callejas- aclaró que, por falta de existencia de pulseras electrónicas, se los enviará a la cárcel hasta tanto se consigan esos dispositivos y para evitar riesgos procesales, entorpecimiento de la investigación a fuga.

LEER MÁS: Asalto al corralón Almafuerte: detienen a tres sujetos

Los detenidos Jesús Alberto Lemos, Mario Raúl Godoy y Luciano Federico Cuatrín tienen antecedentes penales. Al momento del hecho, Lemos contaba con libertad condicional por una condena por homicidio y robo calificado en concurso real, por lo que se le revocó el beneficio y volvió a la Unidad Penal Nº 1. En tanto Cuatrín y Godoy, quienes tienen un vínculo familiar están involucrados en la comercialización de estupefacientes en barrio Villa Almendral. Según la pesquisa Godoy conducía el automóvil que se utilizó para el atraco. Este hecho fue corroborado por un vecino quien declaró con identidad reservada.

Asalto corralon Almafuerte.jpg

En la audiencia el fiscal Juan Manuel Pereyra dijo que Pablo Ferreyra se encuentra internado en terapia intensiva con asistencia mecánica respiratoria, en estado crítico. Anoche fue intervenido quirúrgicamente y se le retiró un proyectil del tórax que será peritado y anexado a la causa como probatoria. “El estado de salud de Ferreyra es muy comprometido y su vida corre peligro”, indicó y aclaró que, por ello, su testimonio y rueda de reconocimiento aun no es posible.

Desde le Ministerio Público Fiscal, Pereyra señaló que tienen determinado el autor material de los disparos y se intenta concatenar con los autores intelectuales o entregadores ya que los delincuentes contaban con información y logística para perpetrar el hecho. Se estima que se robó una suma cercana a los 40.000 dólares.

En ese sentido Pereyra informó al juez de Garantías Ricardo Bonazzola acerca de los allanamientos realizados a profesionales ligados al negocio familiar con resultados positivos. En uno de los procedimientos se pudo secuestrar un teléfono que había sido reseteado horas antes, dato que resulta de interés para la causa.

Se analizan además las imágenes de decenas de cámaras de seguridad ubicadas en las zonas donde se movieron los detenidos.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario