Secciones
Prisión Domiciliaria

Acusada de homicidio tenía prisión domiciliaria pero estaba en la playa

La Policía de Colón encontró a Andrea Amaro, quien tiene prisión domiciliaria, tomando sol en un balneario. Está imputada en el crimen del ingeniero Viollaz.

Lunes 30 de Noviembre de 2020

Acusada de homicidio tenía prisión domiciliaria pero estaba en la playa. La Justicia viene quedando mal parada en el caso del homicidio del ingeniero de Villa Elisa Pascual Viollaz. Primero porque uno de los imputados por el crimen perpetrado durante un asalto había sido liberado de la cárcel en el marco de la pandemia; ahora porque una mujer imputada de participar en el hecho tenía domiciliaria, pero la encontraron disfrutando del sol en una playa.

Embed

La víctima fue ultimada a golpes el 25 de mayo en su vivienda de la localidad del Departamento Colón. Aparentemente la banda delictiva buscaba dinero de una transacción de animales que el hombre de 80 años había hecho días atrás, pero que no tenía en su casa.

Luego de una profusa investigación, llegaron a ser seis en total los imputados, entre quienes actuaron en la vivienda y quienes prestaron algún otro tipo de colaboración.

Embed

mercedes

Los primeros detenidos fueron Juan Carlos Castro, de 56 años, Luis Sebastián Herrlein, de 39, Rosendo Larroza, de 44, Raúl José Grantón, de 72, y Andrea Elizabeth Amaro, de 25. Luego se sumó el cuñado de Larroza como imputado.

Les habían dictado prisión preventiva a los acusados, del delito de Homicidio en ocasión de robo. Castro y Herrlein en la Unidad Penal Nº 4 de Concepción del Uruguay, Larroza en la Nº 2 de Gualeguaychú, Amaro en la Comisaría de la Mujer de La Histórica, y Grantón en la Jefatura Departamental Colón.

Luego Amaro recibió el beneficio del arresto domiciliario, pero como se sabe, muy pocas veces esta medida cautelar se controla y menos se cumple. Ella tampoco lo hizo.

Así lo descubrió la Policía de Colón, que ayer al mediodía la encontró en una playa. Según se informó desde la Jefatura Departamental, en horas del mediodía personal del Comando Radioeléctrico constató en un parador del balneario Santiago Inkier la presencia de una mujer que se encontraba gozando del beneficio de prisión domiciliaria por el asesinato del ingeniero químico e investigador jubilado del Conicet.

La joven sospechada del crimen se encontraba en compañía de un muchacho de 27 años y una amiga de 25, ambos con domicilio en el Departamento Uruguay.

Se comunicó lo ocurrido al fiscal en turno, Alejandro Perroud, quien determinó la intervención del personal de la Comisaría de la Mujer. La ciudadana quedó alojada en esa dependencia policial, en tanto sus acompañantes fueron correctamente identificados.

Ahora se evaluará si se mantiene la medida cautelar o si se revoca y la joven es enviada a un establecimiento penitenciario o a una sede policial, a la espera del juicio.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario