Secciones
Abusos sexuales

Abusos: Fiscalía pidió siete años para Lucas Carrasco

En los alegatos, se entendió que quedaron acreditados los hechos ejecutados por el ex 678

Miércoles 04 de Septiembre de 2019

La Fiscalía reclamó en la tarde de este miércoles la pena de siete años de cárcel efectiva para el experiodista K Lucas Carrasco, en la causa que se investiga dos abusos sexuales. De la misma manera, la querella pidió nueve años de prisión para el bloguero conocido por haber integrado el programa 678

“Sentí culpa de haberte tratado mal”, leyó la querella en su alegato. La frase es de Carrasco, y fue extraída de una de las conversaciones de Facebook con una de las víctimas. Para el representante de una de las víctimas, “eso demuestra que él la obligó a realizar una práctica sexual no consentida. Él no lo negó”.

Con suéter gris y camisa, Carrasco había declarado más temprano con una voz tan ronca que la jueza Ana Dieta de Herrero, integrante del Tribunal Oral en Criminal (TOC) porteño N° 9, fruncía los ojos en señal de agudizar la escucha. Contestatario, como cuando se expresa en Twitter, arrancó. “No soy un violador. La mera cuestión de la palabra es vergonzosa. Siento mucha vergüenza. Puedo haber destratado a alguien o ser irrespetuoso, pero no cometer un delito”, dijo.

"Sé que no soy la persona más amable del mundo, pero no soy un violador". Así se defendió Carrasco al declarar este miércoles en la primera audiencia de un juicio oral en el que está acusado por dos mujeres de abuso sexual. La primera denunciante fue Sofía Otero, que en junio de 2016 lo señaló ante la Unidad Fiscal Especializada de Violencia contra las Mujeres (UFEM). El hecho denunciado por Otero habría ocurrido en 2013 cuando, mientras ella tenía relaciones sexuales consentidas con el periodista, él la forzó a prácticas no consensuadas y a consumir drogas.

"Estaba chata en el colchón. Me tenía agarrada de cuello y nuca. No me podía mover, no tenía forma de sacármelo de encima. Me acuerdo que grite, lloré. En ningún momento paró: lo hacía con más fuerza", declaró la joven frente al tribunal, luego de Carrasco.

La segunda denunciante (que pidió no revelar su identidad), también expuso, pero sin periodistas en la sala, sobre un hecho de 2015. Además, ante la UFEM hubo denuncias de al menos otras dos mujeres contra Carrasco, cuyos casos no forman parte del juicio.

Las denunciantes no se cruzaron con Carrasco en el ingreso a la sala y, una vez dentro, la querella solicitó que el acusado se retirara al momento en que declararon las denunciantes. Por eso, el periodista escuchó esos relatos desde una sala contigua.

La declaración de Carrasco

El tuitero fue el primero en exponer. Aclaró que iba a declarar, pero que no aceptaría contestar preguntas. Así lo hizo. En su declaración, habló brevemente de su infancia. “Me crié con mi abuela y mi mamá, porque mi papá nos dejó. Somos cinco hermanos. No me entra en la cabeza que digan que pueda hacer algo así”, dijo. También habló, brevemente, de sus ex parejas. “Ninguna novia mía me denunció. Algunas son importantes representantes de Actrices Argentinas, que denuncian estas cosas. Y no lo hicieron conmigo”, aseguró.

Carrasco también habló de las drogas y el alcohol como “técnicas de escritura”. Lo mismo dijo sobre unos tuits violentos que en el pasado le dedicó al periodista Alfredo Leuco, quien dijo —siempre según Carrasco— que lo iba a denunciar por amenazas de muerte. “Nunca lo hizo”, apuntó el acusado.

“Hubo una cuestión política, (yo) era un referente del kirchnerismo. Tanta corrupción empezó a asquearme. Yo ya no como vidrio. Y me acusaron de traidor”. Carrasco dijo esto en el sentido de que luego de eso aparecieron las denuncias de abuso, primero en Twitter, luego en la UFEM: “No me quiero hacer la víctima, porque por un lado he tenido todas las garantías para defenderme y también porque he cubierto varios juicios por femicidio y entiendo que digan lo peor”.

"Tampoco nunca fue mi intención violar a alguien. Siento una enorme impotencia. Todo lo que diga va a ser tergiversado”, señaló Carrasco. Y siguió: "No estoy preparado (en Twitter) para estos insultos. Sí para que me digan ‘chorro’, ‘corrupto’. (Pero para) Esto, no”. El martes, antes de enfrentarse al tribunal, el periodista se había expresado justamente en su cuenta de Twitter, y también había negado las acusaciones de violación. “Soy quien apuró todo lo posible la causa para que vaya a juicio. De camino, fui ABSUELTO en tres oportunidades y ahora demostraré mi inocencia. Lo demás, son fábulas de las redes sociales”, expresó Carrasco, y dijo que "seré una porquería de persona, jamás lo negué, pero soy caballero”.

La declaración de las denunciantes

Los dos episodios por los que se lo acusa ocurrieron con dos años de diferencia. Sofía Otero afirma que la abusó el 21 de febrero de 2013 y la otra denunciante, en febrero de 2015. Ambas señalan que ocurrió en el mismo lugar: el departamento de él en Palermo, sobre la calle Uriarte. Ambas también señalan que las contactó por las redes sociales. A Sofía le pidió solicitud de amistad por Facebook luego de preguntarle su nombre a una conocida que tenían en común. A la otra mujer le mandó un mensaje directo por Twitter.

El periodista Lucas Carrasco enfrenta un juicio oral acusado de “abuso sexual con acceso carnal” por dos jóvenes.

“Cuando leo la denuncia contra él en Facebook de una chica que se llamaba Lucía, era igual a lo mío. Mucha similitud. Y al final del relato decía que quien le había hecho eso era Lucas Carrasco”, declaró Sofía. Fue en 2016. Contactó a Lucía y a otras mujeres que acusaban al tuitero en las redes. Tres de ellas se acercaron a la UFEM. La joven --que lloró durante toda su declaración y estuvo apoyada por Laura Di Bella, de la Dirección General de Acompañamiento, Orientación y Protección a las Víctimas--, relató también cómo su padre, un abogado penalista, la ayudó. "¿En qué fallé como papá que no me contaste antes? Esto es para denunciarlo", le dijo.

La defensa de Carrasco le hizo reconocer las conversaciones por Facebook que mantuvo con el tuitero hasta un año después del episodio que denuncia, cuando dejaron de chatear. Y le preguntó a Sofía si recordaba haberlo invitado a su cumpleaños. Ella respondió que no podía negarlo: “Sólo recuerdo que en un chat me pidió perdón”. Al final de la declaración, aseguró que no lo denunció antes porque no sabía que lo que había vivido era una violación en medio de una relación sexual consentida, y que eso recién lo supo en la UFEM.

Justo al final, también dijo que siguió chateando con Carrasco porqueél tenía poder en la militancia kirchnerista y ella era militante de La Cámpora. “En general lo admirábamos todos. Yo de la tele. Lo conocía toda la militancia. Era una persona muy influyente”. También declaró que en esos chats ella le recriminó al tuitero su giro político. Y que la agresión de Carrasco le provocó un daño psicológico que la demoró en sus estudios de Abogacía: “Tuve que dejar varias materias porque tenía ataques de pánico en transporte público”.

Cómo sigue el juicio

En la jornada del miércoles también declararon tres amigos de Sofía. Pilar Franzé es quien se la presentó vía Facebook a Carrasco. "Lo vi una sola vez en mi vida en 2013 y me pareció un tipo normal. Ellos se vieron y Sofía me contó todo lo qué pasó. No volví a hablar con él”, declaró. Los otros dos testigos también aseguraron que, con diferencia de horas, la joven les contó lo sucedido.

Luego expusieron dos peritos del Cuerpo Médico Forense que se entrevistaron con las denunciantes. El médico José Luis Coveli agregó que detectó en Sofía "un daño psíquico por un evento psicotraumático” y la psicóloga Adela Orgatti advirtió en la joven "una situación de estrés, sobrecarga emotiva y correspondencia entre esta manifestación" y los resultados del Test de Rorschach, una prueba de psicodiagnóstico.

El juicio seguirá el 11 de septiembre, con los alegatos de Carrasco y la sentencia. De ser hallado culpable del delito de abuso sexual con acceso carnal. (Clarín)

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario