Violencia laboral
Jueves 05 de Julio de 2018

Absolvieron a la empleada de Iafas que denunció por violencia laboral a funcionario

Minutos antes de que se desarrollara la audiencia, se vivieron momentos de tensión en Tribunales porque prohibieron el ingreso de mujeres con pañuelos verdes

Absolvieron a Eliana Berón del delito de calumnias e injurias. La empleada del Instituto de Ayuda Financiera a la Acción Social (Iafas) había denunció por violencia laboral al director obrero de la repartición, Gabriel Abelendo, y éste la había querellado.


TE PUEDE INTERESAR: La violencia laboral hacia la mujer sigue siendo una de las conductas menos denunciadas


La Justicia determinó, además, que Abelendo deberá afrontar las costas del litigio.


La trabajadora había denunciado públicamente la situación de maltrato psicológico y agresiones verbales que sufrió durante largo tiempo por parte del director del Instituto de Ayuda Financiera a la Acción Social (Iafas) en representación de la Unión del Personal Civil de la Nación, funcionario que suma acusaciones por su conducta violenta no solo hacia mujeres, sino que también a hombres.


Así se evidenció durante la audiencia con los relatos de la mayoría de los y las testigos quienes ratificaron lo denunciado por Berón.


Pañuelos verdes


Minutos antes de que se desarrollara la audiencia, se vivieron momentos de tensión en los pasillos de Tribunales ya que las compañeras de Berón, nucleadas en ATE y de la Asamblea Participativa de Mujeres, Lesbianas, Travestis y Trans de Paraná, quisieron ingresar a la sala y la Policía les prohibió el paso argumentando que portaban pañuelos verdes, símbolo de la militancia a favor de la Ley del aborto legal seguro y gratuito. La absurda medida desató airadas protestas en los concurrentes.


"La actitud de la fuerza policial denota la no comprensión de los tiempos que estamos viviendo, donde los movimientos políticos que protagonizan las mujeres son los que empujan los cambios más profundos", indicaron desde ATE.



Reiniciada la lectura del fallo el juez afirmó que "la querella deslizó que existían otras declaraciones y manifestaciones pero que no fueron presentadas como corresponde con lo cual no las he considerado ni integran este juicio" y sostuvo que los hechos denunciados "no generan imputación penal, citando como referencia al caso Kimel, con lo cual se limitó a injuria la imputación".


En otra parte de la sentencia explicó "si bien puede quedar desprotegido el honor pone a resguardo a la libertad de expresión y es nombre de ella que no reviste delito lo denunciado".


Antes de leer la absolución de culpa y cargo de la compañera Berón detalló "los funcionarios públicos están expuestos a la crítica, sea esta fundada o no, ya que los funcionarios públicos tenemos que regirnos por el buen desempeño y el buen comportamiento".


Debido al vacío legal en la materia, la problemática de violencia laboral, aunque no es nueva y excede el ámbito del sistema público, son pocas las denuncias que llegan al ámbito judicial.



Comentarios