Reforma previsional
Lunes 18 de Diciembre de 2017

Al menos 47 detenidos y 60 heridos en los incidentes en inmediaciones del Congreso

El director del SAME dijo que hubo al menos "60 heridos, mayormente policías", y aclaró que ninguno reviste gravedad. Por momentos fue un campo de batalla

Serios incidentes se sucedieron esta tarde en la Plaza del Congreso, que por momentos pareció un campo de batalla, con un saldo provisorio de al menos 60 heridos, 15 de ellos policías, y más de 47 detenidos, según las primeras cifras provisorias, además de destrozos en comercios y motos policiales quemadas.
El director del Same, Alberto Crescenti, dijo que hubo al menos "50 heridos, mayormente policías", y aclaró que ninguno reviste gravedad.
Luego, el Ministerio de Justicia y seguridad de la Ciudad informó que hasta las 17 se registraron "al menos 15 policías heridos de distinta consideración, con traumatismos oculares, politratumatismos y traumatismos de cráneo".
2017-12-18-policia69398069.jpg

Precisó que "seis efectivos fueron trasladados al Hospital Churruca, y de los 9 restantes, 5 se encuentran en el Hospital Penna, 3 en el Hospital Ramos Mejía y 1 en el Hospital Santa Lucía", donde además se trasladó a ocho manifestantes.

En tanto, la Correpi (Coordinadora contra la Represión Policial e Institucional) precisó que lleva identificados 47 detenidos, entre los que figura un periodista de Diario Popular.
Imágenes de televisión mostraron cuando manifestantes asistían a un compañero herido en inmediaciones del Congreso, el cual finalmente fue trasladado por una ambulancia del Same.
A media tarde, la Plaza del Congreso se había convertido en una verdadera batalla campal, en la que los revoltosos apelaban a todo tipo de municiones para atacar a la policía, parapetada detrás de los vallados colocados para proteger al Palacio Legislativo, donde sesionaba la Cámara de Diputados, para tratar la reforma provisional.
2017-12-18-policia369395140.jpg

La fuerza policial se vio superada en distintos flancos de la Plaza de Mayo, lo que determinó que la incorporación de la Policía Federal, mientras seguían las refriegas que en el Congreso y zonas aledañas, que derivaron además en destrozos de negocios y una moto incendiada.
Luego de que el grueso de los manifestantes se iban retirando —antes de las 17— grupos revoltosos seguían arrojando piedras y objetos contundentes, extendiéndose el área de los incidentes a 9 de Julio y avenida de Mayo.

Los incidentes comenzaron a las 13.30, cuando un grupo de jóvenes se desprendió de las columnas de los partidos de izquierda —PTS, PO y MST— en avenida Rivadavia casi esquina Rodríguez Peña, comenzó a arrojar piedras y botellazos contra la Guardia de Infantería, que repelió el ataque, inicialmente con bombas de humo.
Los jóvenes lograron derribar el vallado de esa esquina, y además utilizaron bombas de estruendo y gomeras. A partir de allí, la Guardia de Infantería comenzó a avanzar para hacer retroceder a los jóvenes. Una particularidad, que no se vio en anteriores manifestaciones, es que varios jóvenes llevaban máscaras antigas.
2017-12-18-policia269397001.jpg

Las refriegas se acrecentaron en la plaza, con lluvias de piedras contra la Policía, que siguió avanzando hasta reponer las vallas sobre Rivadavia y Rodríguez Peña.
Los revoltosos formaron barricadas, parapetándose detrás de placas de madera, mientras seguían arrojando todos tipo de objetos a la Policía que, con el correr de los minutos, logró desplazarlos hasta más de la mitad de la plaza, en dirección a avenida de Mayo.
No obstante, las refriegas continuaron, toda vez que el grupo logró rearmarse y volver a arrojar piedras, botellas y trozos de baldosas. La Policía volvió a avanzar con una formación, detrás de la cual avanzaba un camión hidrante y luego la policía motorizada.
En determinado momento, se registró el incendio de un cerco verde, y siguieron los disturbios, que se acrecentaron cuando los manifestantes vieron a un grupo de policías a los que superaban en número y comenzaron a atacarlos.
A las 15, luego de un cuarto intermedio en Diputados, un grupo de legisladores bajo a la calle. Uno de ellos Andrés Larroque sostuvo que no podían sesionar "escuchando permanentes disparos" y aclaró que "el problema no son las fuerzas de seguridad: la ponen a defender un ajuste contra los jubilados". Lo acompañaron los diputados Juan Cabandié, Lucila de Ponti, Mayra Mendoza, Leopoldo Moreau, del kirchnerismo y Myriam Bergman y Gabriel Solano (FIT).
Al reanudarse la sesión las refriegas siguieron en la Plaza del Congreso y aledaños.

Comentarios