Secciones
Ovacion

Se sumó al Decano con hambre de gloria

Marcos Minetti dejó atrás la larga inactividad que se originó por una serie de lesiones producidas en el mejor momento de su carrera. Ahora orientó su mira en hacer historia en Atlético Paraná.

Martes 14 de Enero de 2020

Durante varios años Marcos Minetti fue la gran promesa de Patronato. Asimismo le costó encontrar continuidad en el Rojinegro. Intentó capitalizar cada oportunidad que se le presentó en el camino. Ofició en distintos sectores del campo de juego. Actuó como marcador de punta derecho, marcador central y mediocampista central, su hábitat natural. En este última posición se afianzó dentro del 11 inicial. También vivió el momento más emotivo de su carrera el 6 de diciembre de 2015 al anotar uno de los tantos en la jornada que el elenco de barrio Villa Sarmiento Fútbol ascendió a Primera División.

En el círculo superior también la peleó desde atrás ante la llegada de jugadores de renombre. La salida de Gonzalo Espinoza a fines de 2016 la abrió una puerta. Minetti inició 2017 sabiendo que si sostenía el buen nivel que venía exhibiendo contaba con grandes chances de formar parte del equipo principal. Integró la formación titular en los primeros tres juegos de ese año, pero rápidamente una lesión lo sacó de la cancha por un tiempo prolongado. Dos años después cerró su ciclo en el Santo.

De la mano de Hugo Fontana a mediados de 2019 se sumó a Gimnasia de Concepción del Uruguay. Encontró ritmo de competencia, pero su estadía en La Histórica duró apenas seis meses. El DT lo integró al plantel de Atlético Paraná para afrontar su desafío en el Torneo Regional Amateur. Minetti asume esta misión con mucho entusiasmo, pero sobre todas las cosas, hambre de gloria.

“No tengo sed de revancha, sino hambre de gloria. Hay un lindo grupo, hay muy buen equipo y muy buenos jugadores. Si hacemos las cosas bien tenemos muchas chances de ascender”, indicó Minetti, entusiasmado, en diálogo con Ovación.

Su ciclo en la costa del Uruguay dejó aspectos positivos y negativos. “A Gimnasia no llegué de la mejor manera porque hacía más de dos años que no jugaba. Estuve en varios partidos, pero me costó. Ahora estoy mejor, pero todavía siento que me falta para ser el jugador que estuvo en Patronato. Físicamente estoy bien. Recién llevo una semana de entrenamientos, pero con el Tati (por Sebastián Furios, el preparador físico del Decano) me iré poniendo de la mejor manera para ayudar al equipo”.

Por la historia que escribió en los últimos años Atlético Paraná tendrá la obligación de ser protagonista en el Regional. “Es un club que llegó a lo más alto del ascenso, pero hoy está en lo más bajo y merece estar más arriba. Comparándolo con otras entidades que están en categorías superiores este club está bastante mejor en muchas cuestiones. Es una presión porque Atlético merece estar más arriba”, cerró.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario