Secciones
Miradas

Sopla otro aire en el campo

"...Las cartas parecen estar echadas en torno al giro en las relaciones entre los gremialistas del campo y las nuevas autoridades..."

Domingo 17 de Noviembre de 2019

Para Carlos Iannizzotto, presidente de Coninagro: “El campo es un protagonista insoslayable” para la reconstrucción del país. Y así nomás, uno de los popes de la llamada Mesa de Enlace que reúne a los jefes de las organizaciones rurales argentinas se metió en las conversaciones por la transición institucional. En particular, claro está, en lo inherente a las cuestiones de la vida del agro.

El hombre publicó lo que él llamó carta abierta y dijo que la intención de la Confederación Intercooperativa Agropecuaria es trabajar “por más trabajo y menos pobreza”. Se dirigió al nuevo gobierno y afirmó que desde la entidad se suman a toda clase de iniciativa de integración. “El Pacto Social o Acuerdo Social parece una herramienta imprescindible para algunos, apenas ganar tiempo para otros”, inició su carta. “Nosotros sostenemos que no hay acuerdo posible si no hay diálogo. Y el diálogo es encuentro, un encuentro entre argentinos que sea real y genuino, frontal y conducente, abierto y comprometido, constructivo e inédito”. En este sentido, reconoció que “hallar un modelo de Pacto también es un desafío”.

Sus palabras suenan a pedido de pista para acercarse a las autoridades electas en un nuevo contexto. Queda claro cuando el cooperativista habla de una “doble dimensión, que permita superar la coyuntura de los desajustes macroeconómicos por un lado, y por otro, converger en las políticas de Estado, reglas duraderas y pensando los ejes a 2030, que abonen la reconstrucción del largo plazo en Argentina”. Asimismo, subrayó: “Los productores sabemos que los logros no se obtienen en soledad. La historia de los acuerdos o pactos sociales, tanto a nivel nacional como internacional, tienen una riqueza de aprendizaje”, consideró el dirigente.

“Debemos enfocarnos en un modelo de Pacto Social Productivo, un modelo que diseñe los acuerdos necesarios, que nos dé un impulso en la generación de riquezas para el desarrollo sustentable. La verdadera y posible solución es poner en marcha el país, potenciando su zona núcleo, poniendo en marcha las economías regionales, revitalizando sus sectores productivos y ampliando la llegada de nuestros productos al mercado interno y externo”, concluyó.

En ese marco, y si bien el mensaje está dedicado al presidente electo Alberto Fernández, todos los cañones apuntan a Matías Kulfas, economista del grupo Callao y delfín de la extitular del Banco Central e íntima amiga de Fernández, Mercedes Marcó del Pont, que tiene casi todas las posibilidades en su favor para ser el próximo ministro de la Producción. Sucede que es la persona que el presidente electo designó para ser el interlocutor económico durante gran parte de la campaña, y tiene un pensamiento muy afín a Fernández, quien conoce de la materia y que participará de cada una de las decisiones.

No funcionará, dicen en el entorno del presidente electo, la plena autonomía de quien sea el ministro. Así las cosas, las cartas parecen estar echadas en torno al giro en las relaciones entre los gremialistas del campo y las nuevas autoridades. El mar de fondo es que la mayoría se jugó un todo por el todo en favor de Cambiemos y ahora deben salir a enhebrar un mensaje más conciliador. Y es en ese punto donde surge Iannizzotto con ánimo componedor.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario