Ayer la polio, hoy el coronavirus

Una epidemia puede despertar sentimientos buenos, actos de solidaridad y hasta heroicos; tanto como el miedo, el odio, la estigmatización, la discriminación y el egoísmo.
11 de abril 2020 · 20:47hs

Una epidemia puede marcar a una generación, cambiar sus hábitos, diezmar la población o dejar secuelas irreversibles en miles de personas. Puede demandar grandes esfuerzos económicos, pero también decisiones políticas y avances científicos y sanitarios que en lo sucesivo mejoren la calidad de vida de la sociedad o una parte de ella. Una epidemia puede despertar sentimientos buenos, actos de solidaridad y hasta heroicos; tanto como el miedo, el odio, la estigmatización, la discriminación y el egoísmo.

Todo lo anterior está presente en la pandemia del coronavirus, como también lo estuvo en otros momentos históricos, con otras enfermedades que afectaron masivamente la salud a los argentinos y las argentinas.

La poliomielitis fue una de esas epidemias que dejaron su marca. Se trata de una enfermedad viral, sumamente contagiosa, que afecta principalmente a los niños pequeños. El virus se transmite a través de alimentos y agua contaminados. Dice la Organización Panamericana de la Salud que los síntomas iniciales incluyen fiebre, fatiga, dolor de cabeza, vómitos, rigidez en el cuello y dolor en los miembros. En una proporción pequeña de casos, la enfermedad causa parálisis, que muchas veces es permanente. Sólo puede prevenirse mediante la vacunación y en el país se erradicó recién en 1984.

La polio se conocía desde principios del siglo XX, pero en Argentina había muy pocos casos. Mucho antes de que existiera la vacuna, entre 1906 y 1932 se produjeron 2.680 casos. En 1942 se desató el primer brote epidémico y solamente en Buenos Aires hubo más de 2.000 casos.

El gran brote llegó en 1956, durante la dictadura de la Revolución Libertadora, que había eliminado el Ministerio de Salud creado por el peronismo. Ese año hubo 6.500 casos, para una población total del país de 18 millones de habitantes. El año anterior el total había sido de apenas 256.

Fue, entonces, en aquella década del 50 que la polio marcó a una generación, la de miles de niños y niñas que enfermaron y que vieron afectada su salud con secuelas de por vida como la parálisis de alguno de sus miembros. La comunidad se vio conmocionada. Como no se conocían curas para la enfermedad sino medidas paliativas, proliferaban los remedios caseros y la gente pintaba con cal las paredes y la base de los árboles. La preocupación del Estado, así como hoy lo es conseguir respiradores, era la compra de suficientes pulmotores para la atención de los pacientes. Y así como en el presente hay muchas empresas que buscan aprovecharse de la situación subiendo los precios del alcohol y productos de higiene, en aquel momento los precios del agua mineral y de los desinfectantes se fueron por las nubes.

Coincidió en parte esa etapa del país con los dos primeros gobiernos de Juan Domingo Perón, que tuvo a Ramón Carrillo como figura destacada. Carrillo implementó campañas masivas de vacunación, creó la primera fábrica nacional de medicamentos, bajó a casi la mitad la mortalidad infantil y disminuyó drásticamente la cifra de enfermos de tuberculosis. Durante su gestión se crearon casi 500 establecimientos hospitalarios e institutos especializados en todo el territorio nacional. Se inició un nuevo paradigma de salud pública: el que privilegia la dimensión social de la medicina y la prevención.

Sin embargo, Carrillo fue desprestigiado, inclusive desde dentro del gobierno, y debió renunciar. Luego, durante la dictadura de Pedro Eugenio Aramburu, mientras la polio hacía estragos en las infancias, fue perseguido y arrojado al exilio. Murió en el exterior y en la pobreza y pasaron muchos años hasta que tanto él como su obra titánica fueron debidamente reivindicados.

Hoy el gobierno tiene el desafío de enfrentar esta pandemia y los resultados de sus políticas dirán si fueron exitosas. Pero seguramente hay más chances con más Estado y no con gobiernos o dictaduras que reducen el sector público. De esto depende la salud de los adultos mayores, los mismos que siendo niños fueron el grupo de riesgo de la poliomielitis.

Ver comentarios

Lo último

Colombia empató con Brasil y la Argentina sigue viva

Colombia empató con Brasil y la Argentina sigue viva

Video revela cómo ocurrió el choque fatal cerca de El Pingo

Video revela cómo ocurrió el choque fatal cerca de El Pingo

Estaciones seguirían cobrando con tarjetas de crédito

Estaciones seguirían cobrando con tarjetas de crédito

Video revela cómo ocurrió el choque fatal cerca de El Pingo

Un fuerte choque entre dos autos se produjo este miércoles en el cruce de las rutas 127 y 32. Una mujer falleció producto de las heridas. El video del accidente

Video revela cómo ocurrió el choque fatal cerca de El Pingo
Estaciones seguirían cobrando con tarjetas de crédito
combustibles

Estaciones seguirían cobrando con tarjetas de crédito

Falleció Sultanino, entrañable difusor de cultura en Paraná

Falleció Sultanino, entrañable difusor de cultura en Paraná

Angustiados por la sequía, rezaron para hacer llover
Crespo

Angustiados por la sequía, rezaron para hacer llover

Confirman nueva fase de PreViaje para mayo y junio
turismo

Confirman nueva fase de PreViaje para mayo y junio

Inseguridad en Hasenkamp: pidieron respuestas a la Justicia y la Fiscalía
Vecinos movilizados

Inseguridad en Hasenkamp: pidieron respuestas a la Justicia y la Fiscalía

Dejanos tu comentario