Minas Milonga, tango feminista

Minas Milonga es la propuesta de las bailarinas Yamila Begliuemini y Marisa Grassi. Para cambiar los estereotipos del tango, organizan una milonga feminista
10 de octubre 2021 · 20:05hs

El tango es la expresión cultural que identifica a la zona rioplatense, con mayúsculas y casi por antonomasia. Sin embargo, en estos tiempos que corren es de necios negar que también ha sido fuente histórica de una marcada misoginia y de estereotipos de género que no pueden permanecer incólumes.

El tango nació en nuestro país a finales del siglo XIX, cuando las mujeres aún no gozaban siquiera de derechos políticos y el reflejo de esta época desigual se expresa en sus letras. Términos arrabaleros como “paica” (prostituta), “mina” (prostituta explotada por un hombre, aunque ahora resignificado), “yiro” (prostituta callejera), entre otros, se referían a las mujeres en una forma despectiva y delimitaban unos roles de género bien precisos y notoriamente machistas. El tango se edifica sobre un fuerte machismo que ha mutado con el paso del tiempo, pero que no por eso ha dejado de promover la superioridad masculina y el dominio del hombre sobre la mujer: en unos casos con claras manifestaciones de violencia física, en otros con una violencia psíquica basada en presentar sistemáticamente a la mujer como amoral.

En su última entrevista antes de morir, Luca Prodan, voz de Sumo, explicó por qué no le gustaba el tango: “Siempre es un macho llorón cantando y llorando y ¿por qué? Porque trató mal a su mujer. Tratala bien, tratala bien, loco y por ahí te va bien. No llorás más”.

Pero no son sólo las letras; la presencia de un macho dominante en el tango se mantuvo durante varias décadas invisibilizando el desarrollo profesional de muchas compositoras, cantantes, músicas y bailarinas que fueron discriminadas tanto arriba como abajo de los escenarios.

Es por eso que un dúo de bailarinas de tango de Paraná decidió plasmar acciones concretas para despojar al tango de esas prácticas y llevarlo a un pie de igualdad. Y el 23 de octubre realizarán una milonga feminista: a las 21, en la Escuela del Bardo (Almafuerte 104 bis) tendrá lugar Minas Milonga, con dos DJ invitados y algunas sorpresas.

Yamila Begliuemini y Marisa Grassi coincidieron en el ENTA (Espacio Nacional de Tango Argentino) para formarse durante seis meses como bailarinas profesionales con 12 maestros de tango y cuatro coreógrafos de compañías internacionales, como así también con músicos, historiadores y estudiosos del tango.

Grassi es actriz y bailarina de tango, actualmente forma parte del grupo Teatro del Bardo, que tiene más de 20 años en la ciudad y desde hace tres cuenta con su espacio propio, la Escuela del Bardo. Su formación como actriz fue en la UNL, donde pasó por la Licenciatura en Teatro; anteriormente había hecho el nivel medio en la Escuela de Música, Danza y Teatro de la Uader, relacionado también a las artes escénicas. Asimismo, realizó diversos seminarios. Baila tango desde que cursaba el secundario, yendo a los talleres del Centro Cultural Juan L. Ortiz, luego asistió a masterclasses y congresos en Buenos Aires, Córdoba y Rosario, encontrando otros caminos en el tango.

minas milonga 3.jpg
Minas Milonga, una propuesta para cambiar la raíz machista del tango.

Minas Milonga, una propuesta para cambiar la raíz machista del tango.

Por su parte, Begliuemini es docente, profesora de Ciencias Sociales y educadora popular. Baila tango desde hace varios años y viajó por el exterior llevando la música ciudadana porteña a otros países.

“Estar viviendo esta experiencia nos dio mucha ganas de compartir todo lo aprendido y de militar un tango que no sea binario, popular y feminista. Por eso mismo la Milonga que estamos organizando tiene esa impronta; vamos a tener dj femeninas, y la idea es que la música también pueda reflejar la nueva corriente de letristas mujeres que han surgido, todo esto mezclado con la tradición”, contó Marisa Grassi.

—¿Cómo surgió la idea?

—Queríamos generar un espacio para bailar tango y que tuviera nuestro sello personal, relacionado con una búsqueda que vaya en contra de los estereotipos del tango, de escuchar siempre las mismas orquestas, si bien apreciamos a las orquestas tradicionales, queremos aportar nuestro granito de arena para crear otro espacio que tuviera que ver con dinámicas feministas y disidentes, donde no se necesario un abrazo tradicional con un hombre conductor y una mujer guiada, sino que los roles pudieran alternarse. O que pudiera haber parejas queer. La idea es que sea un espacio de milonga amigable para todes.

—¿Cómo es repensar el tango desde una mirada feminista?

—Me gusta mucha una frase de Gustav Mahler que dice “la tradición no es la adoración de la cenizas, sino la preservación del fuego”; y nos pensamos un poco así, como herederas de una cultura tanguera y como herederas responsables de bucear en sus raíces, de conocerla, investigarla y cuestionarla. Nos parece que el tango como danza social se entreteje en una trama mucho más grande y que claramente todo movimiento que se haga en esta trama social se trasladará al tango, o nos parece pertinente que así sea. Entonces, con este deseo de llevar este discurso a la acción, nació la propuesta de tener una milonga feminista. Hace ya varios años que se viene impulsando una nueva oleada de feministas letristas de tango, a las cuales no se les da difusión. Y creemos que si nosotras escuchamos esta música, también tenemos el deber de compartirla, porque el cambio no se va a hacer porque sí, sino que hay que hacerlo. Antes de la pandemia se había lanzado un protocolo para prevenir actos de violencia de género en las milongas, que es un espacio que está muy habituado a estas prácticas, porque la concepción misma de que en el tango el hombre es el que lleva adelante la acción, lo pone en un rol activo y a la mujer en un lugar súper pasivo. Y desde ahí se desprenden un montón de microacciones, que van desde chistes, desde responsabilizar siempre a la mujer por los errores en el baile, o que te saquen a bailar y te quieran enseñar apenas aceptás bailar. Y eso muestra el rol en el que se para el hombre, porque la milonga no es un espacio en el que se va a enseñar, sino a donde va a compartir, a encontrarse desde el abrazo, así que la esencia es otra. Con toda esta reflexión nos preguntamos cómo no vamos a habilitar una milonga en la que se promueva un abrazo amoroso y desde el lugar en el que cada cual quiera estar: si se quiere hacer tango tradicional, bienvenido sea, pero si se quiere probar cambiar el rol, está perfecto, lo fomentamos y nos encanta. La idea es bailar y compartir.

—¿Qué implica que una milonga sea feminista y disidente?

—Una milonga feminista implica que cada cual puede vestirse como quiera, no necesariamente hay que venir de zapatos de taco, una puede marcar, conducir o ser conducida. No somos amigables con ningún tipo de chiste misógino o contra las minorías. Vamos a tener un repertorio súper amplio: esa noche vamos a tener a una Dj feminista, que es Sabrina Pérez, que va a pasar tangos tradicionales y también otro tipo de tangos. Y esa amplitud nos permite tener tandas que incluyan a las nuevas letristas del tango, que siempre ha estado asociado a la melancolía, y estas chicas nos traen toda la picardía y la alegría de ir a una milonga. Además es disidente, porque apuntamos a que la comunidad LGBTQ+ se sienta incorporada en esta milonga, porque hemos visto que van a las clases, pero después no se sienten parte de las milongas tradicionales, entonces esa es la idea: tratamos de generar un filtro en cuanto a las letras que nos quedan encorsetadas y vetustas, no hay una etiqueta para vestir y el baile no tiene que ser necesariamente el tradicional. Quien tenga ganas de bailar va y pregunta y siempre se puede decir que no. Queremos instaurar nuevos códigos.

Nuevos aires

El Espacio Nacional de Tango Argentino (ENTA), perteneciente a la Dirección Nacional de Formación Cultural de la Secretaría de Gestión Cultural, es una propuesta formativa interdisciplinaria y federal dedicada al desarrollo, perfeccionamiento y profesionalización del tango en todo el territorio nacional. Este año presentó una convocatoria para participar de sus actividades en modalidad virtual y a través de dos programas abiertos a la comunidad: ENTA Baile y ENTA Gestión, destinados a parejas de baile y a personas individuales respectivamente.

—¿En qué consiste la beca del ENTA?

—Con Yami ganamos una beca en el ENTA, una formación de seis meses –hasta diciembre– donde se apunta a capacitar a profesionales del tango. Hay dos áreas, una que tiene que ver con el baile y otra que tiene que ver con la gestión. Nosotras la ganamos en baile, así que tenemos clases semanales por Zoom con maestros de renombre internacional, muchos de ellos nos dan las clases mientras están en gira; y después,clases durante tres meses con coreógrafos. Es una formación integral, porque también tenemos clases con músicos, historiadores, musicólogos, se hacen foros debate sobre qué es y qué no es tango. Es súper interesante y súper completo, y tiene algunas cosas llamativas en cuanto a la reflexión, quienes organizan quieren romper con la heteronorma, que en la práctica es algo que está arraigado y se sigue reproduciendo. Por eso nos empezamos a hacer estas preguntas y pensar cómo queremos que sea la milonga, creemos que es una acción concreta para gestar otros espacios. Sin embargo, vemos que incluso en un espacio tan abierto como el ENTA, todavía hay algunas contradicciones: las coreografías todavía son pensadas para una mujer y un varón, con cuerpos estandarizados; la interpretación sigue siendo gestada desde una construcción hétero tradicional.

—¿Cómo ha sido la experiencia hasta ahora?

Es súper intensa; se sube una clase grabada un viernes y tenemos hasta el jueves siguiente para aprender la coreografía o cualquier cosa que se haya desarrollado en la clase, entonces el jueves a la tarde tenemos una clase sincrónica, todos conectado por Zoom, donde se ven los problemas o dificultades que se hayan suscitado en la resolución de esa secuencia o coreografía. Te lleva bastante de los pelos, porque paralelamente, cada 15 días tenemos tutorías, están también los foros de debate y esta cuestión de que no se te pueden retrasar las tareas. Pero nos ha dado la oportunidad de conocer a grandes maestros, conocer nuevas formas de trabajo, de pensar la escena, de pensar la música, nos dio mucha información creativa e histórica.

—Entonces, ¿cómo está a nivel nacional la revisión de la raíz machista del tango?

—A nivel nacional están pasando varias cosas, por ejemplo, ahora se encuentra la Mesa de Tango, integrada por varias agrupaciones, donde se está debatiendo la posibilidad de impulsar la Ley Nacional de Tango y generar el Instituto del Tango. Esta idea trajo muchos debates, que van desde ver quiénes ocuparían los espacios, por qué siempre hay mucha más presencia masculina que femenina, y de alguna manera nos acercó a distintas realidades. La pandemia hizo que nos juntáramos por Zoom, y eso posibilitó que personas que estamos en otros lugares del país podamos participar de la Mesa Nacional de Tango que se desarrolla en Buenos Aires y eso nos acercó a otras realidades. Por ejemplo, conocía a una agrupación que se llama Tango Transfeminista que nuclea a cantantes y letristas de tango mujeres que empezaron a generar sus propios espacios, festivales, jornadas y empezaron a ser gestoras para promover esta corriente del tango que no tenía tanta presencia. También hay muchos grupos de danza de Rosario y Córdoba, dentro de los que hay algunos que piensan el tango de manera más tradicional, pero también los hay con una fuerte impronta feminista, que promueven el doble rol y piensan la danza por fuera de los parámetros binarios. Hay distintas formas de sentir el tango súper válidas y de alto nivel artístico. En Buenos Aires, por ejemplo, se realiza el Festival de Tango Queer, que solía ser bastardeado por la calidad de sus bailarines, y eso ha cambiado un montón, hoy en día tienen bailarines súper dinámicos y con mucha versatilidad. Hay contradicciones pero también hay un deseo de que algo cambie.

PARA AGENDAR

El 23 de octubre, a las 21, en la Escuela del Bardo, tendrá lugar Minas Milonga, con dos DJ invitados: Julián Dayub y Sabrina Pérez.

El espacio es limitado por el protocolo covid, por lo cual hay que realizar reserva previa a través de las redes sociales de Teatro del Bardo.

Ver comentarios

Lo último

Camionero herido al volcar en camino rural

Camionero herido al volcar en camino rural

Suspendieron por dos años al joven que ingresó al Monumental

Suspendieron por dos años al joven que ingresó al Monumental

El mejor torneo del año coronó a las dos joyas del surf argentino: sus historias

El mejor torneo del año coronó a las dos joyas del surf argentino: sus historias

Ultimo Momento
Camionero herido al volcar en camino rural

Camionero herido al volcar en camino rural

Suspendieron por dos años al joven que ingresó al Monumental

Suspendieron por dos años al joven que ingresó al Monumental

El mejor torneo del año coronó a las dos joyas del surf argentino: sus historias

El mejor torneo del año coronó a las dos joyas del surf argentino: sus historias

Viral: Lionel Messi y María Becerra en la Bresh

Viral: Lionel Messi y María Becerra en la Bresh

Paraná: reparan cañerías de agua potable

Paraná: reparan cañerías de agua potable

Policiales
Camionero herido al volcar en camino rural

Camionero herido al volcar en camino rural

Ruta 127: tres muertos en un choque entre un auto y un camión

Ruta 127: tres muertos en un choque entre un auto y un camión

Tragedia en Ceibas: un adolescente murió tras un despiste y choque

Tragedia en Ceibas: un adolescente murió tras un despiste y choque

Video: se incendió un conocido comedor de Aldea Brasilera

Video: se incendió un conocido comedor de Aldea Brasilera

Gualeguaychú: Viri y Rebollo informarán a Luis Petri sobre los casos de abuso en el Ejercito

Gualeguaychú: Viri y Rebollo informarán a Luis Petri sobre los casos de abuso en el Ejercito

Ovación
El mejor torneo del año coronó a las dos joyas del surf argentino: sus historias

El mejor torneo del año coronó a las dos joyas del surf argentino: sus historias

El Depro se quedó sin entrenador

El Depro se quedó sin entrenador

Liga Federal: Central Entrerriano sacó chapa de candidato

Liga Federal: Central Entrerriano sacó chapa de candidato

Suspendieron por dos años al joven que ingresó al Monumental

Suspendieron por dos años al joven que ingresó al Monumental

Boca jugó un gran segundo tiempo y lo dio vuelta en Santiago del Estero

Boca jugó un gran segundo tiempo y lo dio vuelta en Santiago del Estero

La provincia
Paraná: reparan cañerías de agua potable

Paraná: reparan cañerías de agua potable

Diamante: grave acusación contra trabajador del hospital de salud mental

Diamante: grave acusación contra trabajador del hospital de salud mental

Farer reclama por subas erróneas en el Inmobiliario Rural

Farer reclama por subas erróneas en el Inmobiliario Rural

Larroque: cierra fábrica de neumáticos y despide empleados

Larroque: cierra fábrica de neumáticos y despide empleados

Río Gualeguaychú: comienza el operativo retorno de evacuados

Río Gualeguaychú: comienza el operativo retorno de evacuados

Dejanos tu comentario