Secciones
Malvinas

Publicó un libro la enfermera que busca curar las heridas del olvido

Alicia Reynoso reivindica el rol de la mujer en Malvinas, luego de décadas de invisibilización, y comparte sus vivencias durante la guerra

Jueves 30 de Marzo de 2017

Alicia Mabel Reynoso es enfermera de la Fuerza Aérea Argentina. Pertenece al reducido grupo de mujeres reconocidas oficialmente como veteranas de Malvinas, en 2014. Antes estuvo invisibilizada junto a 13 de sus pares, con quienes estuvo en Comodoro Rivadavia y otros lugares brindando atención y contención a los soldados heridos en combate durante el conflicto bélico de 1982.
Oriunda de Gualeguaychú y hoy residente en Paraná, fue la única mujer entrerriana que participó en esta instancia y hace unos días salió publicado su libro Crónicas del Olvido. Mujeres enfermeras en la Guerra de Malvinas, en el que a lo largo de 109 páginas narra historias vividas en aquel tiempo. Su texto se erige en una voz potente para dar cuenta del silencio al que fueron sometidas durante muchos años, y que hasta llegaron a naturalizar para que no las afecte. "Todas seguimos trabajando en la Fuerza y asumimos la misma postura. Cada una fue a su destino. A mí me mandaron a Córdoba nueve meses y la premisa era 'usted no tiene que hablar, olvídese, acá no pasó nada', y es como que nos metimos adentro de un caparazón", contó a UNO, y señaló: "Con el tiempo, cuando habían pasando casi 29 años, en Paraná empecé a exhibir unas fotos de esos días y les puse como título Nosotras también estuvimos allí. Es un título que dice mucho luego de tantos años de silencio, y nunca pensé que iba a molestar a alguien, pero con tantos palos que me tiraron hice una escalera muy grande para poder llegar hasta acá. Creo que ahí estuvo la mano de mi mamá, que me enseñó a luchar y a enfrentar los malos tratos y la violencia".
Alicia confió que escribir esta pieza fue muy movilizante, a pesar de que ya tenía algunos borradores que iba armando en estos años. Sin embargo, tuvo la valentía de rescatar los recuerdos justamente para que toda su experiencia no cayera en el olvido, y sobre todo, para reivindicar el rol que tuvieron las mujeres en la gesta de Malvinas. "El libro se llama Crónicas de un Olvido (...) y trato de contar lo que viví en ese momento, a razón de que no entiendo todavía porqué nos quisieron llevar al olvido ni esa necesidad de ocultarnos. Obviamente que hay detrás todo un ámbito emblemáticamente machista, en la guerra sobre todo, y por eso la mujer está ausente. Pero la realidad es todo lo contrario: en todas las guerras y en todas las historias de la humanidad la mujer siempre ha ocupado un lugar preponderante, y creo que las mujeres en el conflicto de Malvinas también, con la suerte y la bendición de ser enfermeras, logrando llevar la profesión a un lugar muy importante en la Argentina".

Veteranas de guerra
Alicia hoy trabaja en la II Brigada Aérea y siempre levantó la bandera por hacer visible la participación de las mujeres en esos tiempos. El reconocimiento demoró en llegar, pero asegura que lejos de amedrentarlas, las fortaleció: "Recién hace tres años las autoridades de ese momento nos acompañaron, nos alentaron y nos convocaron a participar como veteranas de guerra. Ese año fue la primera vez que desfilamos como tales el año pasado, en el Desfile del Bicentenario de la Independencia".
Si bien no reciben una pensión por haber sido partícipes de la guerra, afirmó que no reclamaban una deuda económica, sino moral y vinculada a una cuestión de honor. Al respecto, reflexionó: "Casi nos olvidan en la historia, pero no pudieron, así como tampoco a La Delfina, a las patricias argentinas y las mujeres que bordaron las banderas de Manuel Belgrano, que poco se sabe de sus nombres. Las enfermeras de Malvinas tenemos nombre y apellido y participamos. Y aunque estuvimos calladas muchos años, casi 30 años de silencio, empezamos a hablar, a hacernos sentir".
"La historia está escrita y no solo por mí, sino por mucha gente que nos conoce y nos reconoce como veteranas de guerra. Fuimos nombradas de este modo por el Congreso de la Nación y por nuestra fuerza", reivindicó, aunque admitió: "La discriminación seguirá existiendo, porque ese mismo olvido que se generó durante tres décadas, en la posguerra y en forma sistemática por las autoridades de turno. Pero eso hace que hoy tengamos ese protagonismo que a algunos les molesta, ya que mientras más nos querían olvidar más fortaleza adquiríamos y algún día íbamos a salir a la luz".
Ahora, a pocos días de conmemorase el Día de los Veteranos y los Caídos en Malvinas, aporta con su libro esa mirada sesgada en la historia. Y la enfermera que supo curar a cientos de soldados y salvarles la vida pudo, quizás por fin, suturar con el poder de las palabras la propia herida causada por el silencio y el olvido hacia las mujeres que de alguna forma fueron partícipes en Malvinas.

Crónicas de un sueño hecho realidad
Alicia Reynoso pudo cumplir lo que con el tiempo se fue transformando en un sueño: poder publicar un libro que rescate a las mujeres de Malvinas del olvido. Para lograrlo buscó una editorial y pagó todo de su bolsillo, sin ayuda, aunque sí con el apoyo de sus allegados que apuntalaron ese anhelo cargado de emociones, al exponer su corazón en las páginas que invitan a leer a quienes están dispuestos a que se salde una deuda histórica.
Alicia aseguró que no fue fácil escribirlo: "Son cosas que llevamos muy dentro nuestro las enfermeras que estuvimos. El resto seguramente lo verá distinto", dijo, y comparó: "Para mí es como mi hijo varón que no tuve. Lo hice todo a pulmón.
Mientras rememora a las otras mujeres con las que compartió días intensos en 1982, destacó haberse encontrado con muchos de los soldados a los que brindó atención y pudo sanar: "Con algunos nos encontramos en las redes sociales y recuerdo que una vez estaba dando una charla en Rosario y llegó alguien que había sido soldado en Malvinas. Me contó que todavía guardaba un pijamas que se les ponía cuando llegaban al hospital y mientras estuvieran internados, ya que venían de combate con la ropa toda sucia, mojada. Nos dimos un abrazo, y fue un abrazo que solo quienes pasamos por esa experiencia entendemos qué significa", señaló.
Se lo puede conseguir en www.edicioneslibris.com.ar.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario