Ciclistas
Miércoles 03 de Octubre de 2018

Proponen ciclovías recreativas desde el Parque Urquiza hasta el Thompson

Es un proyecto coordinado entre el Ministerio de Transporte de la Nación, Relaciones Institucionales de la Municipalidad de Paraná y el especialista en Transporte, Sebastián Lischet.

Pensando en una Paraná para las personas, proponen ciclovías recreativas entre el Parque Urquiza y el complejo Thompson. Si bien los especialistas advierten que las sendas para ciclistas tienen que conectar centros neurálgicos como puede ser el Parque Industrial, el centro cívico o las facultades, la idea del paseo deportivo, cultural y turístico ayudará para sumar a paranaenses y visitantes que por diferentes motivos no se animan a pedalear.


En el mapa marcaron sendas que arrancan desde el corazón del Parque y por Laurencena, unen la zona del Puerto Nuevo para llegar al Thompson por dos caminos: uno puede ser ingresando por avenida Ramírez y el otro conectando por la nueva rotonda de El Morro para entrar directo por Puerto Sánchez.


ciclo mapa.jpg
El mapa cuenta con la aprobación del Ministerio de Transporte de la Nación.
El mapa cuenta con la aprobación del Ministerio de Transporte de la Nación.



El proyecto fue pensando por el Ministerio de Transporte de la Nación, Relaciones Institucionales de la Municipalidad de Paraná y Sebastián Lischet, especialista en Transporte, que integra el equipo de trabajo de la Unión Internacional de Transporte Púbico (UITP) Latinoamércia.


El año pasado, Lischet planteó en el Marco del desarrollo de la Movilidad de la Ciudad de Paraná el plan "Metro Bus + CICLO Vías Parque Gazzano - Plaza Alvear" en donde aseguraba la posibilidad de construir infraestructura para los ciclistas que todos los días se juegan la vida en las calles de la capital provincial.




ciclo adentro
La bici en El Morro ingresando a Puerto Sánchez.
La bici en El Morro ingresando a Puerto Sánchez.

Presupuesto


En Santa Fe una cuadra de ciclovía ronda los 200.000 pesos distribuidos en "demarcación color amarillo; demarcación líneas de frenado; demarcación simbología; cartelería automóviles; cartelería bicicletas; tope cordón de alta resistencia y delineadores verticales.


Mientras que a nivel país se habla de que el kilómetro de ciclovía vale unos 2.5 millones de pesos por lo que en Paraná se necesitan unos 25 millones para concretar la obra que le cambiará el perfil turístico a la ciudad.


Hasta que lleguen los fondos pueden implementar el circuito recreativo, cerrando el paso al transporte motorizado y que por las calles definidas solo transiten las personas en una franja horaria definida.


Este tipo de decisiones políticas hace años que funcionan con éxito en Rosario, Santa Fe, Bogotá, Río de Janeiro y San Pablo como para nombrar algunas.


¿Por qué en Paraná no se puede realizar?


UNO consultó al politólogo danés, asesor de políticas de movilidad y diseño urbano Henrik Lundorff que desde hace cinco años trabaja con diferentes gobiernos municipales de Argentina, para conocer su pensamiento sobre las ciclovías recreativas.


Quique detalló: "la lista es larga, pero para mi los argumentos principales son los siguientes: es fácil de implementar y evaluar: No hace falta dar muchas vueltas con la decisión. Bajo precio. Baja complejidad (necesitás dos camionetas de Tránsito, unos conos y listo). Es una señal muy fuerte a nivel comunicación, mostrando que en la misma avenida dónde autos van a 70 kilómetros por hora, un niño de 4 años puede andar sus primeros metros en bici.
Es fácil convocar - el ciclista "no urbano" va modo deporte, los urbanos van a tomar mate y hay una diversidad tremenda (porque también va gente a caminar, correr, etc). Hay muchos casos de éxito para copiar porque en todos lados funcionó", remarcó Lundorff que la próxima semana estaría llegando a la vecina capital santafecina.

Embed

Paciencia
La decisión de realizar ciclovías en la ciudad es una política de estado que tiene que ser consensuada por todos los actores involucrados.

Para tener otra visión sobre el proyecto que nació en Paraná, UNO consultó a Luciano Acquaviva, profesor de la Universidad Nacional de Rosario y miembro del Ente de Movilidad de Rosario. Su opinión toma relevancia teniendo en cuenta que la ciudad santafesina es una de las más ciclables del continente.

"Si bien soy defensor del ciclismo urbano, como modo de transporte habitual, porque considero que la mayoría de los viajes se realizan por trabajo y estudio reconozco que hay un componente de viajes recreativos, deportivos o por salud. Son viajes que existen y están buenos promoverlos", respondió sobre la posibilidad de las ciclovías recreativas en Paraná.

En cuanto a cómo hay que implementar la estrategia, el especialista, explicó: "cada ciudad tiene que ir encontrando lo que mejor puede, le sale, lo que mejor le va a funcionar. Ahí no hay una receta. Una ciudad puede empezar por el tramo más conflictivo y le puede salir bien o le puede salir mal generando un antecedente para que nunca más se hable de ciclovías. Puede arrancar con un tramo recreativo que le salga totalmente mal porque no se usa o se asocia a la bicicleta solo para pasear. También se puede empezar desde lo recreativo y unir con otros recorridos para que se extienda por dentro por la ciudad", describió.

"Lo que sí me gusta mucho es lo de la calle recreativa que en Rosario funcionó muy bien. Sin infraestructura pero cerrando el paso de los vehículos motorizados. Se hace los domingos, la gente experimenta andar en bici, rollers, skate, caminando o corriendo, y luego quiere seguir andando los días de la semana. Es muy buena la experiencia. Si se arranca de esta forma tiene mucho potencial. Crea una forma de moverse distinta. Además se visibiliza la cantidad de ciclistas y la demanda que puede existir. Si bien tengo posturas encontradas con las ciclovías recreativas no te puedo decir si me parece bien o mal. Cada ciudad tiene que ir buscando lo que le puede resultar", sentenció el profesor de la UNR.

Sobre la manera en que pueden llegar los cambios, sin decirlo, pidió paciencia: "la sociedad civil, puede salir a pedir, a realizar manifestaciones, una Masa Crítica, saliendo a dar su postura en los medios y en la calle generando una demanda de infraestructura desde abajo hacia arriba. También puede venir como idea de Gobierno o como trabajo en conjunto. No hay una receta. Lo recomendable es no ir al choque de una y pensar que con la primera ciclovía, sacando el estacionamiento, se resuelven todos los problemas. Así es muy difícil que resulte. Hay que ir pasito a pasito y si se hace largo que se haga largo, esa puede ser una recomendación".

Comentarios