Secciones
Urbanismo

Paraná: Arquitectos cuestiona ensanche de bulevar Racedo

Cuestionan la falta de estudios de impacto ambiental y de información pública y piden participación ciudadana en la planificación urbana de Paraná

Viernes 22 de Enero de 2021

En medio de la situación planteada entre vecinos y colectivos sociales relacionado con la obra de ensanche de bulevar Racedo, en Paraná, que impone la extracción de más de un centenar de árboles, se expresó el Colegio de Arquitectos de la provincia de Entre Ríos (Caper). La institución, desde hace tiempo comprometida en capacitación y generación de espacios de debate para un desarrollo urbano sustentable, brindó su postura, a través del Instituto de Estudios Territoriales de la Regional Oeste-Noroeste de Caper.

racedo 4.jpg

“Abogamos por una ciudad con espacios en el que converjan todos los ciudadanos, ya que en las decisiones que atañen a la gobernabilidad de lo urbano es donde todos debemos intervenir y participar”, inicia su extenso planteo, a propósito de la concepción institucional existente sobre la gestión de las obras públicas y el rol de la participación ciudadana en ella.

“El proyecto (de obra) se conoció cuando se publicaron en redes sociales algunas imágenes de cómo quedaría finalmente el corredor ante el llamado a licitación, pero esto se realizó sin darse a conocer las evaluaciones de impacto socioambiental, análisis, consultas, y resultados positivos que ese proyecto traería a la ciudadanía, tampoco se dio a conocer en el marco de qué programa, fue concebido”, planteo en particular sobre la iniciativa.

Se advierte a simple vista, menciona el documento de aporte a la reflexión, que se propone cortar de raíz los árboles existentes a lo largo de calle Racedo en el tramo entre las avenidas De las Américas y Ramírez (en su primera etapa) y los del tramo de Maciá (en la posterior segunda etapa). “En el contexto actual de falta de espacios públicos, de necesidad imperativa de espacios verdes, de escasa cercanía de este tipo de espacios a muchos de los barrios de la ciudad, y donde se tiende a priorizar la movilidad de todos aquellos usuarios de la vía pública que no se movilizan en un vehículo con motor (movilidad blanda), no podemos dejar de preguntarnos qué beneficios compensan esa pérdida”, menciona. Y en la mención de la conexión con calle Maciá, apunta al valor como posible infraestructura verde, del predio del exhipódromo.

Bulevar Racedo ensanche tala árboles1.jpg

La pandemia hizo ver al mundo la importancia de los espacios verdes urbanos.

El extenso documento menciona que un esquema de gestión pública, que debería desarrollarse a partir de un proceso que parta de las necesidades y la participación ciudadana. En ese sentido, expone que en la actualidad “existe un desfasaje entre los proyectos que propuestos para ser ejecutados desde la obra pública y el imaginario colectivo de los ciudadanos de cuáles proyectos serian prioritarios realmente”, para dar cuenta que las problemáticas de los vecinos, que se vislumbran como demandas: nulo saneamiento de los arroyos, ineficiencia o inexistencia de servicios básicos, inundaciones urbanas, falta de mantenimiento y escasez de espacios verdes, deficiencia del transporte público, arbolado público en constante deterioro y escasez de nuevas forestaciones, y proliferación de residuos sólidos urbanos, entre otras.

“Construir y/o modernizar una ciudad, no es hacer solo calles, o solo viviendas, o sólo espacios verdes públicos. Desde el IET (Regional ONO) abogamos por hacer una ciudad mediante procesos de planificación con participación ciudadana. Ello da legitimidad a la sostenibilidad a los procesos urbanos”, concluye el documento.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario