Secciones
Educación

Entre Ríos perdió un valioso espacio para el aprendizaje destinado a jóvenes científicos

En Ramírez durante 11 años ininterrumpidos se realizó un Campamento al que llegaban escuelas de distintos países. Sin apoyo, fue suspendido

Domingo 31 de Marzo de 2019

El Club de Ciencias Olga Carlevaris, de General Ramírez, fue pionero en Entre Ríos en organizar campamentos científicos para que estudiantes de distintas provincias de la Argentina y también de otros países –como Brasil, México, Ecuador, Perú, entre otros que alguna vez estuvieron presentes– pudieran reunirse a compartir experiencias a partir de una propuesta que también incluía los aspectos lúdicos y el intercambio cultural como parte del aprendizaje. En este espacio se fomentaron además los encuentros de Jóvenes Científicos, quienes aportaban su testimonio para compartir conocimientos y motivar a los estudiantes a continuar investigando y desarrollándose en el camino de las ciencias.

Durante 11 años ininterrumpidos se llevaron a cabo en el Polideportivo Municipal de la localidad el Departamento Diamante las actividades durante varios días del mes de abril. Sin embargo, la situación económica y la falta de apoyo a los organizadores hicieron que este año fuera suspendido. Así lo confirmó a UNO Griselda Peltzer, una de las referentes del Club de Ciencias desde su formación, quien aun estando jubilada impulsó el Campamento y las actividades relacionadas a su desarrollo. "Hay algunas cuestiones del orden económico que nos llevaron a tomar esta decisión de no hacer el Campamento este año, lamentablemente. La idea es continuarlo el año que viene, siempre y cuando haya gente comprometida y con ganas de trabajar en esta iniciativa", señaló.

Por su parte, Baltasar Llobet, docente de la Escuela de Enseñanza Técnica (EET) N° 1 de Paraná, quien durante los 11 años anteriores llevó a sus alumnos a participar de esta enriquecedora instancia, opinó: "Varias de las docentes que impulsaban los Campamentos se fueron jubilando y las que tomaron al posta necesitan más apoyo concreto de la escuela a la que pertenece el club para dar continuidad a un encuentro tan importante para la ciudad".

"En los últimos años iban más gurises de las escuelas de Paraná que de General Ramírez, y tenemos un dolor muy grande, porque ya nos estábamos aprontando para ir este año. El grupo más chico de estudiantes que hemos llevado en todo este tiempo fue de 28, pero hemos ido hasta con 80 alumnos, junto a más de 25 docentes. Ya estaba institucionalizado en nuestra escuela ir, y en otras también", mencionó.

Por otra parte, destacó: "En General Ramírez estos años tuvimos la oportunidad de conocer profesores de Brasil, de Colombia, de México, y también de otros lugares de la Argentina, como La Pampa, Corrientes, Formosa, Buenos Aires, entre otras provincias. Hay realidades distintas y está muy bueno el intercambio que se hacía entre las charlas, mate de por medio. Y hay chicos que fueron al campamento que era la primera vez en su vida que tuvieron una posibilidad de hacer un viaje. Nunca dejamos de llevar a alguien por una cuestión económica, sino que nos acomodábamos para conseguir los recursos y que pudieran ir todos".

El docente recordó que a General Ramírez llegaban cada año en promedio unas 300 personas, entre profesores y alumnos, para participar del Campamento, y concluyó: "Además estaban los padres de los estudiantes locales, que visitaban el predio donde se llevaba adelante, y todos paraban en las panaderías o algún negocio del lugar a comprar algo, lo que significaba un ingreso también para el pueblo. Más allá de lo cultural y educativo en sí del Campamento, generó otros beneficios".

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});