Aborto Legal
Martes 14 de Agosto de 2018

En Paraná despidieron a Liz que murió por un aborto clandestino

La convocatoria se realizó en la puerta de la Casa de Gobierno de Entre Ríos. Leyeron un documento y Nadia Burgos expresó un fuerte discurso.

Las organizaciones feministas entrerrianas se reunieron este martes en la puerta de la Casa de Gobierno de Entre Ríos para "despedir" a la distancia los restos de Liz, la mujer de 24 años que murió en la madrugada luego de ingresar a la guardia con un shock séptico, una infección generalizada, por intentar interrumpirse el embarazo con un tallo de perejil.


Nota relacionada: Los pañuelos verdes marcan presencia en las protestas sociales


Embed
Embed
Embed


liz.jpg


Liz había sido internada en grave estado tras realizarse un aborto clandestino. La chica ingresó a la guardia del hospital Belgrano, en San Martín, donde le practicaron una histerectomía de urgencia. A pesar de perder el útero, la mujer que tenía un hijo de dos años no sobrevivió. El Senado rechazó el miércoles pasado la legalización del aborto y decidió que su práctica continuara en la clandestinidad.


Liz vivía en un barrio humilde de José León Suarez y el domingo ingresó a la guardia con un shock séptico, una infección generalizada, por intentar interrumpirse el embarazo con un tallo de perejil. "Hace años que no recibíamos un caso con perejil en las guardias. La ilegalidad somete a las mujeres más pobres a las prácticas más desesperadas", le contó a Página/12 una médica que tuvo acceso al caso pero que prefirió preservar su nombre.


En el Hospital Belgrano le extirparon el útero para que la infección no siguiera avanzando y derivaron a la joven a un hospital de mayor complejidad en Pacheco, donde quedó internada en terapia intensiva hasta que murió esta madrugada.


"Esto es lo que nos deja la clandestinidad, porque ahora a las chicas les cuesta más conseguir a alguien que les haga un aborto en mejores condiciones o les ponga una sonda, que aunque por supuesto es inseguro no es lo mismo que meterse un tallo de perejil. Las chicas tienen muchísimo temor a ir presas", agregó la médica.


Embed



La información fue confirmada también por la presidenta del Observatorio Ni Una Menos y coordinadora de la agrupación MuMaLa, Raquel Vivanco. "Murió Liz, la joven de 24 años que ingresó a una guardia de un hospital bonaerense luego de un aborto clandestino. Este es el resultado de la votación en el Senado. No les importa la vida de las mujeres. Aborto Legal o aborto clandestino esa es la discusión", escribió en su cuenta de Twitter.

Comentarios