Transporte público
Miércoles 11 de Julio de 2018

Ajustan los engranajes del nuevo servicio de colectivos entre reclamos de las vecinales

Transporte monitorea los nuevos recorridos y toma nota de aspectos a mejorar. Ayer hubo una concentración en la Municipalidad

Tras el inicio del nuevo servicio de colectivos de Paraná, desde Transporte tomaron nota de varios inconvenientes que, entienden, se deberían solucionar en las próximas horas. Pero también hubo reclamos en la puerta de la Municipalidad de parte de la Asamblea Vecinalista y vecinos de distintos barrios. Además, ante hechos delictivos, habrá presencia policial en las cabeceras de varias líneas.
Ayer estaban previstos tanto el balance del municipio ante los primeros días del servicio como el reclamos de numerosos vecinos que se convocaron e hicieron saber el descontento ante la implementación de los nuevos recorridos.


De todos modos, desde el municipio destacaron el inicio del servicio. "En estos primeros días lo que más nos preocupó fueron los hechos delictivos que ocurrieron con los colectivos. Después tuvimos algunos reclamos, sobre todo de pasajeros que no tenían la información para conocer dónde estaban las paradas", dijo Carlos Domínguez, director de Transporte de Paraná. De hecho ese es uno de los principales problemas y hasta la Redacción de UNO recibió pedidos de usuarios para conocer con exactitud los nuevos recorridos, ya que la mayoría de los mismos fueron publicados solo por Internet.


Embed


"Además, el servicio nocturno se puso en marcha con los dos recorridos y necesitamos que la gente empiece a concientizarse de este servicio que hace mucho que no se brindaba. El primer día subieron 17 pasajeros y el lunes uno en una sola de las líneas. Es algo que va a costar adaptarse", agregó Domínguez.

También contó que tuvieron algunos inconvenientes con una de las líneas ya que llegaron tres colectivos juntos a la parada. "Eso se tiene que optimizar. Parece que fueron por problemas en el tránsito", agregó, y reconoció inconvenientes similares con otros dos micros donde la gente esperó más tiempo que el anunciado. "Veremos cómo hacemos para que la empresa no genere tanta espera. Después estuvieron los reclamos normales, los de la Asamblea Vecinalista y veremos qué se puede mejorar. Hasta ahora los reclamos son esos: la desinformación sobre algunas paradas es lo principal, y es lo que sabíamos que podría llegar a pasar", dijo Domínguez.
Además contó que se comunicarán con SUBE Paraná para que optimice el servicio. Al parecer hubo problemas con el cobro a estudiantes que al pasar la tarjeta se les cobró una tarifa plana como ocurría antes en épocas de vacaciones. "No queremos eso porque el servicio se implementa ahora para que los chicos y sus padres puedan conocer los nuevos recorridos y saber cómo llegarán a la escuela y sería ilógico que les cobren un boleto común y además son subsidiados por el municipio", sostuvo.
También están a la espera de la implementación del ¿Cuándo llega?, la aplicación para celulares que creen que estará óptima en las próximas horas.
Y el otro gran problema que hoy existe es con los boletos combinados, que aún no están implementados y son necesarios porque con la disposición de los nuevos recorridos para llegar a determinados lugares no hay más opciones que tomar dos colectivos. Según explicó Domínguez, depende de varios organismos para poder poner en marcha esta posibilidad. En ese sentido destacó que ya dieron los avisos pertinentes para que apuren su implementación

Cambios
Ayer, vecinos convocados por la Asamblea Ciudadana Vecinalista exigieron a las autoridades dar marcha atrás con el nuevo esquema de recorridos.
"Los cambios se dan sin consenso de los usuarios", reclamó en diálogo con UNO Alicia Glauser, miembro de la asamblea, y describió el perjuicio que ocasionaron.
"No se sabe por dónde pasan y hay lugares que se quedaron sin recorridos", agregó Glauser.
Los vecinos también reclamaron por el precio del boleto, porque aún no se puso en marca el combinado y deben pagar dos tarifas para llegar a destino.
Entienden que fueron perjudicados y pidieron por varias líneas, como la 10, para que ingrese al barrio de Empleados de Comercio, la Línea 3 para que pase por El Pingo o para que las líneas lleguen hasta el final de Anacleto Medina.

Protección
El secretario adjunto de la Unión Tranviarios Automotor (UTA) en Entre Ríos, José Rodríguez, manifestó a UNO su preocupación por lo expuestos que se encuentran los choferes en determinadas zonas de la capital provincial, con referencia a los hechos de violencia que se han sucedido en los últimos días: un conductor de la Línea 7 fue baleado, otro de la Línea 3 fue víctima de un asalto y el viernes un piedrazo impactó contra un colectivo de la Línea 5 y destrozó una ventanilla e hirió a uno de los pasajeros.
Al respecto, Rodríguez indicó que están trabajando en tratativas para garantizar la seguridad en los servicios nocturnos. "Nos reunimos con el jefe de la Departamental Paraná, Marcos Antoniow, y se resolvió que desde las 5 a las 7 de la mañana habrá cobertura de efectivos en las terminales donde finaliza el recorrido los coches. También en los horarios de la siesta de 14 a 16 y desde las 20 hasta el final del servicio".
La intención del gremio es que los servicios nocturnos tengan cobertura policial junto al chofer ya que los hechos, por lo general, ocurren mientras el colectivo transita por la ciudad. No obstante, explicó que tener un uniformado por coche durante todo el día es imposible, porque son más de 120 colectivos que circulan y eso dejaría sin protección a gran parte de Paraná.
El gremialista reconoció: "Hay barrios peligrosos donde se viven constantes situaciones de violencia", es por ello que desde el sindicato mantienen contacto fluido con los colectiveros y conocen los peligros a que están sometidos, indicó.
También explicó que los conductores no manejan dinero desde hace mucho tiempo, por lo que es fácil deducir que los hechos de violencia es en la búsqueda de las pertenencias de los colectiveros.

Comentarios