Secciones
Opinión

Gimnasia ante un nuevo desafío

Domingo 02 de Junio de 2019

Gimnasia de Concepción cerró hace un mes su participación en el Torneo Federal A de fútbol, que parece ya tener nuevo armado para su próxima edición. En el Lobo uruguayense, con lentitud, hay movimientos para comenzar el camino para lo que viene, afinando números, refuerzos y manteniendo la base y cuerpo técnico existente. En este último tema urge que la dirigencia cierre el tema de la continuidad, o no, de Norberto Acosta y cuerpo técnico.

El DT dio muestras fehacientes de un buen trabajo a lo largo de toda una temporada completa, con resultados comprobables, como lo fue llegar a cuartos de final en la pelea por el ascenso. Una vez cerrada la continuidad –o no– del cuerpo técnico, la tarea será afinar el lápiz para bajar los casi 930.000 pesos por mes de presupuesto, cifra que cerró en la temporada 2018-2019. Para esto, se impone la llegada de refuerzos, como expresan los hinchas, pocos pero buenos, dejando de lado experimentos o caprichos, focalizándose en mantener números lógicos y escuchando las necesidades que plantee el técnico que esté al mando.
La cifra con la que cerraron en el torneo pasado desgastó a un plantel que dejó todo en la cancha, jugando mal o bien, pero siempre bancándose el atraso en el pago de sus salarios, de sus sueldos, que arañaron los tres meses de sequía. La partida, antes de tiempo, de algunos jugadores, aliviaron en algo esa sequía, pero nada más. El actual plantel merece el reconocimiento del hincha por su entrega en silencio, dejando las carencias a un lado a la hora de entrenar, viajar y jugar. Todos enfocados en el equipo, en el juego, en llevar al club de Concepción a los primeros puestos, a la pelea por un ascenso. Para lo que viene, remarcando una vez más la continuidad –o no– del cuerpo técnico, se cuenta con una buena base de juveniles que vienen alternando en el equipo, algunos, promesas a ser llevadas poco a poco y otras realidades que permiten apuntalar todo un equipo.

Así aparecen Lazza, Griego, Benítez, López, Piñon, Retamar, González, Rodríguez, Ríos, Solano y otros que vienen más abajo, bancando un trabajo sostenido de los técnicos de la Primera local y de las juveniles. La presencia de estos jugadores limitará la llegada, siempre abusiva en Gimnasia, de refuerzos, repercutiendo positivamente en el presupuesto del plantel. En plena crisis económica a la que sumergieron los "pícaros" que nos gobiernan, armando negocios para sus amistades y clase de pertenencia, los dirigentes de Gimnasia están obligados a no repetir errores, a elegir y armar un presupuesto real y respetable para navegar con tranquilidad las bravas aguas del ascenso del interior. Juventud Unida, su rival más cercano, confirmando la continuidad de Miguel Fullana como técnico, parece ir en la dirección correcta, no garantiza nada, pero reduce al mínimo las equivocaciones o malas incorporaciones.

El próximo torneo, que comenzaría en septiembre, en dos zonas, que implicarían mayores viajes, pero con un sistema más directo, sin tantas "reválidas", con el ascenso merodeando en cercanía. El único déficit, que el Consejo Federal sigue aceptando calladamente, son los dos ascensos, pocos para tamaña odisea de viajes y juegos. Así las cosas, el Lobo uruguayense arranca otra temporada con la oportunidad de tener un presupuesto manejable, con un DT conformado, refuerzos que lleguen como tal y el empuje de sus juveniles. Una tarea que, ojalá, puedan cumplir sus dirigentes.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario