Secciones
Miradas

El ejemplo de Gabriel Batistuta

Lunes 28 de Enero de 2019

Solo con nombrar a Gabriel Omar Batistuta uno ya sabe de quién se está hablando. Basta con leer su historial como delantero en los clubes donde le tocó jugar y en la Selección Argentina. Pero esto fue en sus años dorados. El Batigol fue noticia nuevamente ayer y no precisamente por algo relacionado con el fútbol. Sino por mostrar una problemática que seguramente sufren muchas provincias: el mal estado de las rutas. El exgoleador de la Albiceleste hizo público su enojo en las redes sociales: "corten el pasto por la seguridad de todos". Así describió su enojo por el estado de las rutas del de la provincia de Santa Fe, y publicó un comentario en su cuenta de Twitter. Acompañó el mensaje con una foto en la que se puede observar el motivo de su enojo. "Si no van a reparar las rutas del norte de Santa Fe por lo menos corten el pasto para la seguridad de todos", apuntó el exfutbolista argentino, señalándolo como un problema de seguridad vial.
Batistuta vive en Reconquista y frecuenta las rutas de esa zona del país, por lo que conoce bien el estado y abandono del camino. Por ese motivo, se bajó del auto y se paró junto a los yuyos para demostrar la altura que alcanzan, teniendo en cuenta que el delantero mide 1,85 metros. Pero las quejas del exdelantero de Boca, Fiorentina y Roma, entre otros equipos, no terminaron ahí. En relación a las inundaciones que aquejan el norte del país no se quedó callado y también se manifestó en las redes sociales.
"Con el dinero que se gasta cada vez que una emergencia lo requiere, se podrían concretar las obras demoradas que evitarían los problemas que padecemos con las inundaciones", disparó, apuntando a los responsables de concretar esas obras. Luego cerró: "Mi apoyo a los que sufren estas difíciles situaciones climáticas que se lleva vidas, hogares, hacienda, cosechas, trabajo y sueños".
El enojo de Batistuta llegó a muchos medios nacionales, seguramente porque no es un ciudadano común. Si la queja la hubiese realizado José Pérez es un hecho que solamente hubiese recogido un par de Me gusta en Facebook. Por eso, es Gabriel Batitusta el ejemplo a seguir. Más allá de saber si sus quejas estaban cargadas o no con un tinte político, sería bueno también que otras "personalidades" del deporte o el espectáculo tomen nota de situaciones complejas vividas en su entorno y las expongan en las redes sociales. Pero ojo, que lo hagan con la seriedad que el problema requiera y si es algo de lo cual vale la pena enterarse. Si es una uña encarnada mejor que se llamen a silencio.
En Entre Ríos podemos tener un panorama similar en cuanto al estado de algunas rutas. Ni hablar de los caminos rurales que se hacen intransitables los días de lluvia y en días posteriores. Con el paso de los años la solución no llega, así que se toma como algo natural. Claro que no tenemos un personaje como Batistuta para que nos haga la "gauchada" de subir a una red social estos inconvenientes así se enteran los gobernantes de turno.
En Paraná el panorama es similar, pero no solamente por el mal estado de las calles, sino por los problemas que se viven en algunos barrios y de los cuales es difícil enterarse. A la vista uno también puede notar que la capital provincial parece "abandonada", más allá de la vista gorda que hagan los funcionarios. Algunos esperan el regreso del intendente Sergio Varisco para actuar, pero ¿y mientras tanto? Tampoco desde el sector opositor parecen haber visto los problemas, ya que están metidos de lleno en lo que será un año electoral que comenzará desde muy temprano.
Cuánta falta nos hace un Gabriel Batistuta. Alguien con cierta "chapa" que haga oír los inconvenientes que sufren los entrerrianos sin tener una segunda intención política. Porque de esto último estamos llenos. Personas que usaron su popularidad para conseguir algún cargo hay muchas. Bienvenido sea si realmente tienen una vocación y aportan ideas y proyecto que nos beneficien. En estos casos es difícil diferenciar si realmente tienen una preocupación por el ciudadano común. Es que a esta altura uno ya está curado de espanto y no les cree demasiado.
Alguno de "nuestros famosos" deberá tomar el ejemplo del Batigol y hacerse escuchar en nombre de las personas a las cuales desde hace muchos años ya nadie escucha.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario